Anna Bonet y Fernando Lerdo de Tejada.

Anna Bonet y Fernando Lerdo de Tejada.

Empresas A los leones

A los Leones

Anna Bonet enfrenta una tormenta de reclamaciones contra Iberpistas por el caos en la AP-6

Expediente por parte del Ministerio de Fomento y una tormenta de reclamaciones. Ese es el panorama que enfrenta la concesionaria de la autopista AP-6, Iberpistas, después de que miles de viajeros quedaran atrapados más de 20 horas en medio del temporal de nieve en un tramo de esta carretera el pasado día de Reyes.

Las reclamaciones de los afectados se enfocarían en que Iberpistas, que pertenece al grupo Abertis, no cumplió con sus obligaciones de mantenimiento e información sobre las condiciones de la carretera. Organizaciones de consumidores como Facua y Asufin preparan ya las demandas colectivas contra la empresa. Al frente de las autopistas del grupo, Anna Bonet, la directora general.

La concesionaria redujo su plantilla en un 23% en el ejercicio de 2016, hasta 188 empleados, pese a que el negocio mejoró durante ese ejercicio. La facturación alcanzó los 139,5 millones y su beneficio ascendió a 65,3 millones. Además, con la llegada del año nuevo, el precio del peaje de la AP-6 aumentó un 2%, hasta 12,5 euros.

Está por verse cómo capea la concesionaria este aluvión de críticas y el coste que tendrá para la empresa -que tiene la concesión de la AP-6 hasta 2025-, si las demandas colectivas prosperan.

Fernando Lerdo de Tejada, frente a un conflicto laboral con los repartidores autónomos de Bimbo

Presiones a sus 250 trabajadores autónomos solo en Cataluña, cerca 800 en toda España. Es la acusación que CCOO ha vertido sobre Bimbo en forma de denuncia a la Inspección de Trabajo de la Generalitat, acusándolo de intimidar a estos trabajadores, que se dedican a la venta y distribución de los productos de la empresa, para que firmen un acuerdo que, a juicio del sindicato, implica unas condiciones laborales peores que las actuales.

Estos empleados aseguran que Bimbo España, con Fernando Lerdo de Tejada al frente, amenaza con prescindir de los servicios de estos autónomos, la mayoría transportistas, si no firman el mencionado acuerdo. Un acuerdo que pretende unificar los derechos laborales de las actividades que asumió desde la compra de Panrico, en 2016, y que según CCOO implica recorte en el salario y una jornada semana de 60 horas.

De demostrarse la existencia de estas gravísimas amenazas, Lerdo de Tejada se encontraría al frente de su primer gran conflicto laboral desde que fue nombrado director general hace apenas seis meses, en julio de 2017. De momento, no se ha pronunciado sobre el tema. Tendrá que demostrar que está a la altura para gestionar un conflicto de estas características.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Exterior de una sede de Almirall, foto de archivo.

La farmacéutica Almirall entra en pérdidas y se deja 303,9 millones en 2017

Siguiente