Rafa Nadal en el Abierto de Australia

Rafa Nadal en el Abierto de Australia REUTERS

Tenis TENIS

El gesto de calidad de Rafa Nadal que encantó a la grada australiana

Rafa Nadal se ganó la ovación del público de Sidney (Australia) este lunes. No por el juego desplegado, pues perdió ante Kyrgios, sino por el detalle de calidad que dejó sobre la pista. En mitad del partido de dobles que ha jugado junto a Milos Raonic, el español fue aplaudido por su forma de quitar una pelota de la pista. 

Todos esperaban que Nadal apartase la pelota de la pista con un golpe de raqueta, sin embargo, el balear comenzó a dar toques con sus pies con una habilidad pasmosa que los asistentes al torneo de exhibición australiano les encantó.

En la parcela deportiva, la noche no se le dio especialmente bien en el partido de individuales. Nadal cayó ante Kyrgios por 4-0, 3-4 y 5-3. En el amistoso de dobles junto al canadiense Milos Raonic y frente a los australianos John Millman y el propio Kyrgios ganó por 4-1, 1-4 y 5-4.

Falto de ritmo en la pista

Nadal no está cómodo esta temporada con las lesiones. Hace unos días anunció que no disputaría el torneo de Brisbane por unos problemas en su muslo izquierdo. A sus 32 años, uno de los mejores deportistas españoles cuida sus esfuerzos al detalle. En la pasada temporada, solo disputó nueve torneos, menos que nunca, y gran parte de esas retiradas se deben a las lesiones que le impiden rendir al 100%.

La situación no parece ser mucho mejor para este 2019. Si la recuperación no indica lo contrario, Nadal desembarcará en el primer grande del año con escasa preparación, falto de ritmo y sin tregua ante un circuito que no da descanso. Por ello, el 11 veces campeón de Roland Garros ha trazado para este año un calendario de lo menos exigente, consiciente de que debe poner más cuidado en los esfuerzos que tiene que realizar.

Tan solo acudirá a 15 torneos, si los contratiempos físicos se lo permiten, al margen de los cuatro Grand Slams y los ocho Masters 1000 obligatorios se ha inscrito en Acapulco, Montecarlo y Barcelona. De estos tres últimos torneos, solo el mexicano se disputa sobre superficie dura, la más agresiva para sus rodillas. 

[Más información: Djokovic: "Es una pena lo que le está pasando a Nadal"]