Nadal, durante un partido en Miami.

Nadal, durante un partido en Miami. Al Bello Getty Images

Tenis

Siete claves de la final de Miami entre Federer y Nadal

Carlos Moyà, uno de los entrenadores del mallorquín, desgrana para EL ESPAÑOL el partido contra el suizo.

Miami (enviado especial)

Antes de la cena que Rafael Nadal disfrutó junto a los suyos el sábado por la noche en Miami, en la víspera de la final del segundo Masters 1000 del año que jugará contra Roger Federer, Carlos Moyà se sentó con este periódico para analizar siete claves que podrían marcar la lucha por la copa

El ex número uno del mundo, desde diciembre uno de los entrenadores del mallorquín, tiene claro lo que el campeón de 14 grandes debe hacer y también evitar para caer por cuarta vez contra el suizo (perdió en Basilea 2015, Abierto de Australia e Indian Wells 2017), frenar la dinámica negativa frente a su mayor rival y levantar un trofeo que se le ha escapado cuatro veces (2005, 2008, 2011 y 2014) en diferentes etapas de su carrera.

AJUSTES TRAS INDIAN WELLS

"Hemos hablado un par de cosas, pero nos las quedamos para el equipo. Somos conscientes de que hay que hacer una serie de ajustes y evitar algo importante: que Federer no se escape pronto en el marcador, como ocurrió en Indian Wells. Esa fue clave de que todo fuese tan rápido.

En teoría, Indian Wells no era un mal sitio para Rafa. Allí ha ganado tres veces y la bola salta bastante. También Nadal ha jugado cuatro finales en Miami y es un torneo donde se siente bien, especial para él. Va a hacer bastante calor y la pelota está rápida, aunque nada exagerado. Nadal se puede adaptar perfectamente a estas condiciones".

EL REVÉS YA NO ES UNA DIANA

"Rafa ha explotado durante muchos años el recurso de jugarle al revés. Así le dejaba respirar y venían fallos. Eso ahora ha cambiado. Federer ha ajustado su juego y ahora le toca a Rafa y al resto del equipo intentar mover ficha para ajustar el juego de Nadal y que conseguir que sea un juego que le moleste más a Federer".

EL ATAQUE DE FEDERER 

"Lo ideal es quitarle tiempo para que no pueda atacar a tumba abierta. No puede ir todo tan rápido, está claro. Una de las claves va a ser que Rafa saque bien, algo que ha cumplido en la mayor parte de los partidos en Miami. Ha perdido muy pocos puntos al saque, nueve con Fognini y con Kohlschreiber tres en los dos últimos sets. Está sacando muy variado, cambiando direcciones y con una velocidad alta en el segundo saque. Conservando su servicio, puede haber lucha después. Si Rafa consigue llevar el partido al 3-3 o 4-4… Roger puede dudar en esos momentos.

Federer, golpeando un revés en el partido ante Kyrgios.

Federer, golpeando un revés en el partido ante Kyrgios. Julian Finney Getty Images

En cualquier caso, Federer tiene una predisposición en la cabeza que le hace no dudar nada a la hora de ir a atacar. Luego hay que tener las piernas también y él las está teniendo. Sabemos que nos enfrentamos a una de las mejores versiones de Federer de toda su carrera. No sé si ha empezado alguna vez ganando el Abierto de Australia, Indian Wells y haciendo final en Miami. No recuerdo si lo ha hecho alguna vez, pero como mínimo lo ha igualado. ¿Cuánto va a durar? Ni idea, pero de momento es un gran Federer, sin duda".

UNA CABEZA RENOVADA

"También viene de seis meses de descanso total. Se ha refrescado bastante la cabeza. Tiene una inercia muy positiva, incluso sin jugar su mejor tenis ha salvado esta semana dos bolas de partido contra Berdych y ha superado un tie-break decisivo contra Kyrgios. Sabemos que va a ser difícil romper esa inercia, pero si hay alguien que puede conseguirlo es Nadal. En su carrera, Rafa se ha enfrentado a retos tan grandes como este y los ha solventado, ha encontrado la solución. Está prohibido dudar de Nadal. Eso es algo que tenemos muy consciente en el equipo".

EL CANSANCIO 

"No vamos a contar con eso, pero obviamente puede ayudar. Está claro que no va a estar tan fresco como estuvo en Indian Wells y Rafa llega sin ningún problema. A lo mejor es un factor, pero quizás ese cansancio que lleva acumulado le puede despertar un instinto mayor de atacar. Rafa ha pasado menos tiempo en pista y eso es positivo siempre". 

Nadal, pegando con su derecha contra Fognini.

Nadal, pegando con su derecha contra Fognini. Al Bello Getty Images

DOS CAMINOS OPUESTOS HASTA LA FINAL

"Hay veces que tienes cuadros menos favorables y otras al revés. Rafa ha hecho su trabajo, eliminando a los jugadores que se han puesto en su camino. Son cosas que pasan en los torneos y que están lejos de nuestro alcance. En un torneo como este, Nadal tiene que ganar a seis rivales, ser mejor que ellos. De momento ha sido mejor que cinco y nos queda uno, el más duro. Rafa está más que preparado. Tenemos fe ciega en él".

¿QUIÉN ES EL FAVORITO?

"Siempre veo a Rafa favorito, sobre todo estando bien como ahora y compitiendo de esta forma. Es una de las cosas que mejor ha hecho en los tres meses de esta temporada, competir. Luego puede jugar o mejor durante un torneo, pero el hambre y las ganas de competir están intactas. Hay que estar muy orgullosos de eso. Y cuando Rafa está así, como mínimo, tiene un 50% de oportunidades de ganar ante el mejor rival que le pueda tocar, que en este caso es Federer. Obviamente, es un contrario muy duro, pero todo el equipo confía en Rafa".