Khabib vs. Ferguson

Khabib vs. Ferguson UFC

Otros Deportes UFC

La locura de la UFC y Dana White: así se llevará a cabo la 'pelea del año' en abril a pesar del coronavirus

La mayor empresa de artes marciales mixtas no para y pretende llevar a cabo el mes que viene uno de sus grandes eventos.

28 marzo, 2020 23:24

La UFC (Ultimate Fighting Championship) tiene un plan para combatir el coronavirus y ese trata de llevar a cabo la 'pelea del año': Khabib Nurmagomedov contra Tony Ferguson. El combate estelar del evento UFC 249 se celebrará sí o sí. No cabe otra posibilidad dentro de la cabeza de Dana White presidente -y hasta hace no mucho propietario- de la UFC.

Mientras todo el deporte del mundo se ha paralizado y hasta la propia UFC ha cancelado tres eventos (UFC Fight Night), la pelea entre Khabib y Tony se celebrará con total seguridad, tal y como viene anunciando Dana White durante los últimos días. No será fácil para la mayor promoción de MMA del mundo, que tenía previsto celebrar el evento el próximo 18 de abril y se ha quedado sin lugar para su celebración.

Pero antes de tratar el evento en sí, es importante conocer cómo ha sido la posición de la UFC en toda esta crisis del coronavirus. La empresa que preside Dana White quiere ser partícipe de la lucha contra el Covid-19 arrojando algo de positivismo. "Es una locura, pero voy a tratar de lograr Tony vs. Khabib el 18 de abril y tratar de recuperar la normalidad en este país", confesaba recientemente Dana a Mike Tyson en una charla entre ambos.

Dana White, presidente de la UFC.

Dana White, presidente de la UFC. Reuters

Tratar de recuperar la normalidad. Es lo que se propone la UFC y la razón que da para que UFC 249 con Khabib y Tony en el estelar se lleve a cabo. "El mundo necesitaría esto desesperadamente. Si pudieras hacer que esto suceda, es algo que necesitamos. Necesitamos algo para entretener a nuestros cerebros en estos momento", respondía una leyenda como Tyson a la declaración de Dana White.

Contrarreloj para buscar sede

El evento, programado para el 18 de abril, por ahora no se ha cancelado, aunque no se hará en Nueva York, como inicialmente se había previsto. De hecho, la lucha de Dana White y la empresa ahora mismo es encontrar una sede: "Tengo cuatro o cinco ubicaciones en este momento y estamos tratando de cerrarlo", anunciaba White. Pero hay varios problemas que hacen de esta locura de la UFC una continua odisea.

El evento, como es lógico, se celebraría a puerta cerrada. No habría público y se reduciría el personal de la empresa al mínimo. La UFC tiene que ver con cuánta gente puede contar dentro del recinto, qué se puede hacer y cómo sería el resto de la cartelera, puesto que este tipo de eventos cuentan con varias peleas más antes del estelar. Hay que encontrar luchas y encontrar personal dispuesto a exponerse a trabajar en plena crisis del coronavirus.

Dudas en el personal

Joe Rogan, uno de los comentaristas habituales de la UFC, se ha bajado del barco: "La UFC está hablando de ofrecer un evento este 18 de abril. No sé cómo van a hacer eso. No sé si serán capaces de hacerlo en los Estados Unidos. Hablan de hacerlo en un lugar con menos de diez personas, en una arena vacía. Supongo que alguien lo va a comentar, pero no voy a ser yo", dijo en la última semana.

Pero Dana White está empeñado en celebrar la cita en su fecha fijada para "volver a la vida real y comenzar a trabajar de nuevo y poner las cosas en marcha". Aunque podría haber otra razón de peso en las intenciones del presidente de la UFC que no se ha tratado en público: la disponibilidad de su campeón de peso ligero, Khabib.

Khabib Nurmagomedov

Khabib Nurmagomedov MAXIM SHIPENKOV Agencia EFE

El otro motivo para no aplazar

Khabib practica el Ramadán, que sucede entre el 23 de abril y el 23 de mayo. Un mes de ayuno de cuerpo y mente, que tiene su repercusión obvia en la preparación física de un deportista como el peleador ruso. Además de los 30 días que dura el Ramadán, luego Khabib necesitaría en torno a otros 45 para prepararse para la pelea. El combate, de no suceder el 18 de abril, no lo haría hasta septiembre. Se cumpliría, en ese caso, un año de la última pelea de Khabib y, sin duda, trastocaría los planes de la empresa.

Sea por el Ramadán de Khabib o por la insistencia de Dana White de recuperar la normalidad, la UFC se ha blindando ante toda esta crisis del coronavirus. No habrá despidos dentro de la organización, algo que se tuvo que aclarar públicamente puesto que Endeavor, la compañía propietaria de la UFC, despidió a 250 de sus empleados que operan fuera de la mayor empresa de artes marciales mixtas. Ahora bien, ¿será una locura que UFC 249 se celebre? La 'pelea del año' sigue en marcha.

Información sobre el coronavirus: