Anthony Yigit con el ojo morado

Anthony Yigit con el ojo morado

Otros Deportes BOXEO

Así le quedó el ojo a un luchador de boxeo en su combate por el título

Noticias relacionadas

Anthony Yigit se había ganado la posibilidad de competir por el título mundial superligero de la Federación Internacional de Boxeo. Sus estadísticas impolutas con 21 victorias (7 KO) y 1 empate justificaban la presentación en Estados Unidos contra el bielorruso Ivan Baranchyk, otro pugilista con números positivos. La lucha prometía intensa, y muy disputada, pero nadie se imaginaba la lesión del boxeador sueco, que tuvo que abandonar inmediatamente por decisión médica.

Así quedo el ojo de Anthony Yigit

El sueco Yigit tenía su ojo completamente cerrado producto de una espeluznante inflamación tras padecer un castigo constante de su rival. En el sexto asalto el especialista ya había acudido a su rincón para controlar el ojo izquierdo, que todavía le permitía ver más allá de que daba señales de la virulencia de los golpes del rival. Los siguientes tres minutos le marcaron la puerta de salida al peleador de 27 años, que hacía su primera presentación en la meca del boxeo.

"El ojo está bien. Recibí un par de puntos por encima de la ceja por un corte, me drenaron la sangre de la oreja y también tuve una pequeña fractura en la mandíbula durante la quinta ronda", escribió en su cuenta de Instagram tras compartir una foto de su cara.

"Un duro sábado por la noche, en otras palabras. Espero que hayan disfrutado de mi pelea aunque no haya funcionado. ¡Volveré más fuerte!", sentenció. En sus primeras líneas había asegurado: "con cinco rondas más por pelear, estaba bastante seguro que podría haberlo volteado".

El boxeador bielorruso demostró su potencial

Baranchyk (19-0), con 25 años, ganó un combate que lo catapulta directamente a las grandes ligas tras demostrar el poderío de sus puños. La categoría ahora tiene a su cuarto campeón, teniendo en cuenta las cuatro asociaciones diferentes que existen. Yigit tendrá que esperar una nueva oportunidad una vez recuperado de su grave lesión en el ojo. 

[Más información: El tremendo puñetazo de un boxeador que dejó KO a una mascota de la televisión]