Lidia Valentín tras conquistar una medalla olímpica en Río 2016.

Lidia Valentín tras conquistar una medalla olímpica en Río 2016. Reuters

Otros Deportes

Sólo hay una mujer por cada cinco deportistas, pero ganan la mitad de las medallas

En España hay 2,7 millones de hombres con licencia federativa deportiva, cifra quese reduce hasta 750.000 en lo que se refiere a las mujeres.

Hace ya dos ciclos Olímpicos que en España el deporte tiene nombre de mujer. El de Mireia Belmonte, Ruth Beitia, Carolina Marín, Maialen Churraut, la selección de gimnasia rítmica, la selección de baloncesto… Son muchas las mujeres que han elevado el nivel deportivo español hasta que nuestro país ha pasado a ser uno de los que, como Estados Unidos o China, las féminas obtienen mayor número de medallas en los Juegos. Pero aunque el deporte femenino va avanzando lentamente, queda mucho camino por recorrer.

En España, el 47% de las mujeres reconoce que practica “algún” deporte, aunque sea de forma esporádica, aunque sólo 750.000 están federadas, es decir, practican deporte de forma habitual y organizada. Una cifra sustancialmente menor que la de hombres federados, que roza los 2,75 millones.

Con sólo un 21,5% de licencias deportivas femeninas, sin embargo, el estado del deporte de élite entre las mujeres españolas es sorprendentemente superior. El 45% de los deportistas españoles que compitieron en los Juegos de Río eran mujeres, que trajeron para España 9 de las 17 medallas que se consiguieron. Lo mismo que ocurrió en los Paralímpicos. A pesar de que la cuarta parte de la expedición española estaba formada por mujeres, éstas lograron casi la mitad de las medallas (15 de un total de 31).

Una cifra similar si hablamos de Campeonas del Mundo. En España en el último ejercicio lograron el título mundial las selecciones españolas de balonmano playa, pádel por equipos y por parejas, hockey sobre patines y la de paraduatlon. Además, Ruth Beitia fue oro en la Diamond League de la IAFF; Laia Sanz ganó el título mundial en cross country y enduro, al igual que las parejas españolas de vela en 49er FX Berta Betanzos y Tamara Echegoyen; y en Vaurien, Alejandra Suárez y Patricia Suárez. María Luengas (salvamento y socorrismo); Eva María Moral y Raquel Domínguez (paraduatlon PT1 y PT3 respectivamente) son también oro Mundial.

Si hablamos de pódiums, la cifra sigue aumentando. En 2016 hubo pódiums femeninos mundiales en apnea, trail, karate, lucha, carreras por montaña, motociclismo, pádel, patinaje artístico, pesca, salvamento y socorrismo, tiro a vuelo, tiro y vela.

También es significativo el número de mujeres españolas que ostentan un título Europeo. Sólo en el último año, lo lograron Ruth Beitia (atletismo), Carolina Marín (bádminton), las Leonas en rugby, Sandra Sánchez y la selección española en kárate (modalidad katas), Yolanda Matarranz (petanca), Nuria Villarrubla (piragüismo, slalom C1) y Marga Fullana en duatlón cross.

Sólo en hípica, deporte olímpico, las mujeres superan en presencia a los hombres según datos de CSD

Pero lo llamativo del número de deportistas en España es que en casi todos los deportes queda mucho margen de crecimiento. Sólo en cinco modalidades deportivas hay más mujeres federadas que hombres: baile deportivo, gimnasia, hípica, patinaje y vóley, siendo curioso el caso de la Hípica, único deporte olímpico –por el momento- en el que hombres y mujeres compiten juntos y que tiene su traslación al número de mujeres practicantes: casi un 30% más de mujeres que de hombres, según los últimos datos del Consejo Superior de Deportes.

Para tratar de incrementar el rendimiento de nuestras deportistas de élite, desde el CSD se impulsan políticas para acercar a las mujeres al deporte en general, con el argumento de que haciendo crecer la base es más fácil que salgan las estrellas. Y la política parece dar sus frutos. Con más mujeres practicando deporte, con más ayudas a madres deportistas, con más apoyo mediático, las deportistas españolas van ganando peso. Falta que se cierre el círculo con una mayor presencia de mujeres en la gestión deportiva.

Únicamente tres federaciones nacionales están presididas por mujeres, aunque en federaciones internacionales el número se reduce a dos

En España, sólo tres mujeres presiden una Federación Nacional: Julia Casanueva, presidenta de Vela; Ana Sastre, Presidenta de la Federación Española de Petanca; e Isabel García, presidenta de la Federación Española de Salvamento y Socorrismo. Claro, que la situación de puertas para afuera tampoco es mucho mejor. Sólo dos mujeres presiden una Federación Internacional: Kate Caithness preside la de Curling y la española Marisol Casado la de Triatlón. Mucho margen de crecimiento en los próximos años.