Márquez y Lorenzo sonríen durante la sesión de fotos de la parrilla de MotoGP, en Losail.

Márquez y Lorenzo sonríen durante la sesión de fotos de la parrilla de MotoGP, en Losail. Efe

MotoGP

El ‘Dream Team’ presume de camaradería antes de empezar en Qatar

Márquez y Lorenzo muestran una buena sintonía en el arranque del curso. "Su lucha nos deja a los demás puertas abiertas", pronostica Maverick.

Losail (Qatar)

Explica Valentino Rossi que el primer día de la temporada es como el primer día de la vuelta al cole, cuando te reencuentras con tus viejos compañeros en un nuevo curso escolar pero también llegan a tu clase nuevos alumnos. La foto de la orla, que normalmente se realiza al final del año académico, llega en el Campeonato del Mundo de MotoGP en el arranque de la temporada en el Gran Premio de Qatar. Todos los pilotos perfectamente equipados lucen sus mejores galas todavía con el material por estrenar. Sonrisas y charlas antes de que empiecen a dispararse los clics de los fotógrafos. Concentración para salir bien en la fotografía que enmarcará la temporada 2019, en la que el Dream Team del Repsol Honda ha dado muestras de una buena sintonía y camaradería. Risas y charla animada entre ambos en el primer día de clase en el circuito de Losail

Marc Márquez y Jorge Lorenzo conforman el equipo más laureados de la última década. Juntos suma la friolera de 12 títulos de campeón del mundo, de los cuales ocho los han logrado en MotoGP en las últimas nueve temporadas –sólo se le escapó 2011, cuando Casey Stoner ganó con el Repsol Honda-. Un potencial extraordinario que Alberto Puig, team manager de la estructura, tendrá que saber gestionar cuando lleguen los primeros roces entre ambos pilotos.

“Creo que será muy interesante ver lo que pasa en Honda. Cuando hay dos grandes campeones en el mismo equipo genera ventajas y desventajas para manejar la situación, pero vencen las primeras. Intentaremos ganarles, pero será duro batirles”, argumenta Rossi, con experiencia en estas lides porque durante siete temporadas compartió equipo con Lorenzo.

Otro que hasta la pasada temporada compartió estructura con el piloto español es Andrea Dovizioso, que tiene muy claro que será muy difícil batir a Márquez. “Ahora mismo es muy difícil saber cómo serán las cosas entre ellos, pero batir a Marc es muy, muy, difícil. Desafortunadamente, Jorge ha tenido algunos problemas y todavía no podrá dar su máximo potencial, aunque tiene tiempo para ello y ya veremos qué resultados puede hacer. Será bonito ver su lucha, pero lo que no sé es si eso será negativo o positivo para nosotros”, razona el piloto italiano, jugando al despiste durante toda la pretemporada pero con las suficientes armas para repetir victoria en Qatar.

Para Maverick Viñales será muy interesante ver como espectador lo que ocurre en el Repsol Honda. “Puede salir muy bien o muy mal. Cuando hay dos pilotos tan grandes como ellos dos en el mismo box, puede ocurrir que se aprieten entre ellos y suba el nivel o que empiecen a luchar entre ellos y nos dejen a los demás puertas abiertas. Jorge es uno de los pilotos de más alto nivel y estará ahí, seguro”, sentencia el piloto español de Yamaha, que finalizó la pretemporada como el más fuerte.