Javier Tebas, durante un acto.

Javier Tebas, durante un acto. EFE

1ª División

El Ayuntamiento de Carmena recula y no declarará persona 'non grata' a Tebas en Vallecas

El Grupo Municipal de Ahora Madrid pretendía repudiar públicamente al presidente de la LFP por el "enfrentamiento abierto que ha mantenido con la afición del Rayo Vallecano".

Noticias relacionadas

El Pleno de la Junta Municipal de Puente de Vallecas finalmente no someterá a votación esta tarde la propuesta para declarar persona 'non grata' a Javier Tebas, presidente de la LFP, a raíz del "enfrentamiento abierto que ha mantenido con la afición del Rayo Vallecano, menoscabando los derechos de libertad de expresión de los que todos los ciudadanos gozamos y haber demostrado con su actitud que se sitúa en los valores contrarios a los que los vallecanos y rayistas defienden".

Borrador del orden del día original del Pleno y la declaración institucional.

Borrador del orden del día original del Pleno y la declaración institucional.

En concreto, el Grupo Municipal Ahora Madrid pretendía repudiar a Tebas por la querella que presentó contra una decena de bukaneros a raíz del 'caso Zozulya', tal y como ha podido saber EL ESPAÑOL. Sin embargo, este miércoles -cuando estaba previsto someter a votación la propuesta en el Pleno- el concejal de distrito del Ayuntamiento Paco Pérez desestimó seguir adelante con la idea.

La razón que se esgrime desde Ahora Madrid es que los servicios jurídicos les han asesorado que no se continúe con esta propuesta política, ya que carecería de valor jurídico y simplemente serviría como repudio a Javier Tebas. Eso sí, tanto Paco Pérez como su grupo trabajarán para que el presidente de la Liga retire la denuncia contra los seguidores rayistas.

Una guerra ideológica a raíz del 'caso Zozulya'

El caso viene de lejos: Javier Tebas anunciaba el pasado 8 de febrero que presentaría una querella contra una decena de aficionados del Rayo a raíz de los sucesos ocurridos una semana antes en la Ciudad Deportiva del club vallecano, donde se congregaron para recibir con insultos al delantero ucraniano Roman Zozulya. Unas protestas motivadas por su presunta ideología neonazi y las cuales obligaron al club a dar marcha atrás en su fichaje desde el Betis.

"Ese tema afecta a la imagen de la Liga española y de España", argumentaba entonces Tebas, quien criticó la actitud de los Bukaneros. "Luego se verá si fue suficiente la amenaza o no, pero vamos a pedir las penas que correspondan en el Código Penal, porque se ha hecho coacción de la privación de un derecho fundamental", explicaba.

Unas declaraciones que desde los Bukaneros -cuyos miembros se identifican abiertamente con la extrema izquierda- se entendieron como una guerra ideológica: sólo un año antes, en una entrevista en 'El Mundo', Tebas reconocía seguir pensando "en la mayoría de los temas" como cuando militaba en Fuerza Nueva -organización de extrema derecha fundada por Blas Piñar en 1976 y desaparecida en 1982-, al tiempo que criticaba la falta de "respeto a los himnos y el respeto a las banderas en los colegios".

"Si extrema derecha es defender la unidad de España, la vida y un sentido católico de la vida, yo estaba en ese grupo. Y sigo defendiendo lo mismo. Yo en eso no he cambiado", le contaba a Rafa Álvarez en la citada entrevista. Unas palabras que desde algunos sectores de extrema izquierda se rescataron para calificar de "ataque político" la querella presentada por Javier Tebas.

Precisamente, desde el ámbito político hubo diversas reacciones a favor y en contra en el debate. Una de las más comentadas fue la de Alberto Garzón, quien acudió al Estadio de Vallecas y durante el partido realizó un alegato en defensa de los seguidores rayistas en su batalla con el "ultraderechista" Javier Tebas.

"Es un reconocido ultraderechista, que públicamente ha dicho que se identifica con Fuerza Nueva, una organización fascista en la que él militó y que sigue pensando lo mismo, y al que le parecería bien que hubiera un Le Pen español, y que además se define como una persona de extrema derecha. Pues bien, esta persona es el presidente de la Liga. Y esta persona ha puesto una querella contra 10 personas por haber hecho presión, legítima y muy clara, para decir que no le parece bien a la afición del Rayo que un jugador de su equipo sea neonazi", declaraba entonces el líder de IU.