Benzema celebra uno de sus goles en Ipurua.

Benzema celebra uno de sus goles en Ipurua. EFE

1ª División LIGA SANTANDER

El Real Madrid golea al Eibar en la gran tarde de Benzema

El francés marcó dos goles, dio una asistencia e inició la jugada del último gol en la plácida victoria de los blancos en Ipurua (1-4).

Podrá agradecer el Madrid que, tras una semana dificilísima, el siguiente compromiso fuera en Ipurua. El Eibar fue un corderito para un Madrid que recuperó su mejor versión para golear en Ipurua y recuperar las sensaciones. Lo hizo con el equipo B, ya que no estaban ni Morata, ni Bale ni Cristiano ni Kroos ni Marcelo... Fue un plácida goleada con una figura fundamental: Karim Benzema. [Narración y estadísticas: Eibar 1-4 Real Madrid]

Benzema vivió su gran tarde en Ipurua en un partido en el que el Real Madrid se paseó por Eibar con muchísima facilidad. Todo fue muy sencillo para los blancos y eso puede ser muy importante a la larga. El Madrid venía de tres partidos casi traumáticos (Valencia, Villarreal y Las Palmas) y necesitaba un encuentro sin sobresaltos, tranquilo, en el que pudiera reafirmarse como gran favorito a ganar esta Liga. 

Y así lo hizo, también ayudado por las circunstancias: encontró un Eibar muy cansado y ya salvado (que es al fin y al cabo su objetivo), la plaza en la que toreaba era muy cómoda (apenas hubo ambiente en Ipurua, y eso que está lleno) pero sobre todo apareció la mejor versión de Karim Benzema. El francés, que había acostumbrado a todos a una ya crítica casi unánime por sus continuos fallos y actitud, especialmente en Liga, jugó el que seguramente sea su mejor partido de la temporada.

Dos goles, los dos primeros que siempre son los más importantes, una asistencia y el inicio de la jugada de otro gol. Fue la gran tarde de Benzema. Un partido descomunal que le sirve como reivindicación. Ahora tocará ver si esta actuación tan excelente continua en próximos partidos o, como en el presente curso, es una exhibición aislada.

Pero, hablando del festín en Eibar, Benzema marcó el primero tras dos intentos, la primera con parada de Yoel. El pase se lo dio Marco Asensio, que volvió a la titularidad por la puerta grande. El mallorquín hizo otro gran partido, al igual que James, que brindó el segundo gol a Benzema. Fue una falta lanzada por el colombiano que en el segundo palo remató el francés. No se quedaría ahí James. Cuatro minutos después, se intercambiaron los papeles y fue Karim el que centró desde la banda y James Rodríguez el que remató en el área pequeña.

Con esa tranquilidad, el Madrid pudo disfrutar de la tarde soleada en Eibar y jugó una plácida segunda parte, en la que pudo aumentar el resultado gracias a un gol de Asensio en la jugada en la que intervinieron los tres mejores jugadores blancos en Ipurua. Arrancó Benzema en su propio campo, se la dejó a Asensio, éste se la pasó a James. El remate del colombiano se fue al palo, pero el rechace le llegó a Marco, que a puerta vacía puso un 0-4 solo modificado por un gol del Eibar de Rubén Peña, con previa falta de Pedro León sobre Nacho. 

El Madrid recupera el liderato a expensas de lo que haga el Barcelona ante el Celta, pero sobre todo, recupera vida. No sufrió, goleó y mostró su mejor versión. Recuperó para la causa a Benzema, Asensio y James y volvió a demostrar que, a veces, el equipo B juega mejor que el equipo A. Ahora ya espera el Nápoles, donde no se admiten sustos. Los italianos amenazan tras ganar a la Roma en el Olímpico. El martes (20:45 horas) el Madrid se juega gran parte de su credibilidad