Sergio Ramos celebra un gol ante el Málaga.

Sergio Ramos celebra un gol ante el Málaga. REUTERS

1ª División

Sergio Ramos se plantea cambiar su dorsal: el 4 por el 93

"Me lo he planteado, sí, cambiar mi dorsal del 4 al 93. No descarto que mi último año me lo cambie, aunque el 4 me ha dado suerte casi siempre", dijo el central a través de Facebook.

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, celebró este lunes sus 500 partidos como madridista respondiendo a las preguntas de los aficionados a través de Facebook, donde realizó un directo en el que habló de su trayectoria en el Bernabéu, así como de su futuro, en el que no descarta cambiar su dorsal, el 4, por el 93, en honor al minuto de los partidos en el que el central se ha hecho famoso por marcar goles clave.

Cuestionado al respecto, el central de Camas reconoció: "Me lo he planteado, sí, cambiar mi dorsal del 4 al 93. No descarto que mi último año me lo cambie, aunque el 4 me ha dado suerte casi siempre". Además, uno de esos postreros goles es su favorito en estos 500 partidos como merengue: "Me quedo con el de la Décima, por lo que nos costó y porque nos hacía campeones".

Ramos no podría llevar el 93 en España

El cambio de dorsal, no obstante, no podría llevarse a cabo, al menos en España. La normativa de la LFP respecto a la inscripción de jugadores y reparto de dorsales establece que la plantilla, compuesta por un máximo de 25 jugadores, sólo podrá llevar números del 1 al 25. Sólo pueden llevar dorsales más altos (del 26 en adelante) los jugadores del filial (seis mayores de 19 años o cualquier juvenil) que jueguen con el primer equipo. En otras ligas como la Premier o la Serie A los jugadores sí pueden llevar cualquier número entre el 1 y el 99.

Eso sí, para Ramos su faceta anotadora es más bien anecdótica. "Los defensas son importantes, no sólo por los goles, sino por el trabajo colectivo. La defensa es la que da equilibrio. No por marcar goles como delantero eres protagonista, es labor de todo un equipo: ganamos y perdemos todos", apuntó el sevillano.

Por otro lado, resaltó que sigue siendo un "sueño" jugar en el Real Madrid. "Nunca lo imaginé. Todos tenemos sueños y el mío era ser futbolista y tengo el orgullo de haberlo conseguido, con mucho trabajo", se enorgullecía Ramos a través de Facebook, donde no quiso desvelar si su futuro está en los banquillos: "No lo sé, aun me quedan años de jugar al fútbol. Es algo que siempre me ha llamado la atención, me motiva, pero todavía tengo tiempo para pensar".