Los jugadores de España celebran uno de los goles ante Portugal.

Los jugadores de España celebran uno de los goles ante Portugal. REUTERS

Mundial RUSIA 2018

España, a por el gol ante Irán para ser primera de grupo en el Mundial

Tras el empate ante Portugal, el primer puesto del grupo B se podría decidir por los goles, el principal objetivo de 'La Roja' en el enfrentamiento ante la débil selección asiática.

Goles, muchos goles. Ese es el objetivo principal de España en su duelo ante Irán de este miércoles (20:00 horas), el segundo de 'La Roja' en el Mundial, que tras jugar ya todos en la primera jornada completa del torneo podemos asegurar que fue una de las que mejores sensaciones futbolísticas causó... pese al resultado.

Último entrenamiento de España antes de medirse a Irán E.E.

España, recompuesta ya tras el terremoto inicial y avisada de las numerosas sorpresas que se han visto en este Mundial, juega ante la débil Irán, primera de grupo por su victoria ante Marruecos, al que ganó con un solitario gol (y en propia puerta) en el último minuto. Ganar, para España, se da por descontado, porque la diferencia entre una y otra es inmensa, y una vez esté cerrada la victoria, la clave está en el número final de tantos. No es cosa menor, ya que la lucha por el primer puesto del grupo puede estar en ello.

Tras el empate ante Portugal, la actual campeona de Europa y España están empatadas a puntos. Ambas son mejores que sus dos próximos rivales, Marruecos e Irán, por lo que si todo surge como está previsto (algo que no ha cumplido este Mundial por ahora), portugueses y españoles acabarían con siete puntos. En caso de empate, se mira el enfrentamiento entre esos equipos, que en este caso también está empatado: 3-3 en el partido inaugural. Quedan entonces los goles para desempatar. 

Diego Costa, Iniesta y Busquets.

Diego Costa, Iniesta y Busquets. REUTERS

Y por eso el duelo ante Irán puede ser más importante de cara al futuro, tras el tercer partido contra Marruecos, que es cuando el total de goles (a favor y en contra) puede valer. España, pues, no debe ir solo a por la victoria, sino también a por la goleada. Como Portugal hará lo mismo. 

Lo primero, claro, es amarrar el resultado, porque pensar en golear antes de ganar es un problema. Pero no solo es la teoría, donde España es muy superior a Irán en cualquier circunstancia y cualquier momento, sino también en la práctica. Tras el 3-3 Portugal quedó la sensación de decepción, pero 'La Roja' jugó muy bien y esa versión no solo tiene que dar para ganar a Irán, sino para el objetivo de golear.

Y por eso Fernando Hierro va a ser continuista con el mismo once, únicamente con el cambio de Carvajal por Nacho en el lateral derecho si es que el de Leganés se ha recuperado al 100%. Lo demás, lo mismo que en el debut. En Kazán, sede de este partido ante Irán, jugará Diego Costa en ataque, mucho más reforzado tras su gran actuación el primer día. No solo de él depende la salud ofensiva de España. Se necesita también la mejor versión de unos Iniesta y Silva flojos ante Portugal y de Isco, básico en este esquema.

De Gea, en el entrenamiento de la selección española.

De Gea, en el entrenamiento de la selección española. REUTERS

Y sí, pese a algunas opiniones en contra, David de Gea será titular. Así le confirmó Hierro, que como hombre de fútbol mantiene a su portero, porque quitarle ahora sería culpabilizarle del pinchazo ante Portugal y hundirle para siempre. No se espera que el meta del United tenga mucho trabajo, todo lo contrario a su 'colega' Alireza Beiranvand un pastor, pizzero, lavacoches y barrendero que ahora es el portero de Irán.

La selección asiática ya consiguió lo que quizá ni se planteaba, una victoria en el Mundial, y por lo tanto su objetivo ya está más que cumplido. Y eso puede ser más peligroso, porque la presión ya no la tienen. Su principal peligro está en Sardar Azmoun, que juega en 'casa' (su equipo es el Rubin Kazan) y considerado como el 'Messi iraní'.

Con el buen sabor del juego y la pena del resultado ante Portugal, España está obligada a su primera victoria en el Mundial. No entra en ningún plan la derrota, que dejaría prácticamente eliminada al equipo de Del Bosque. Sería la mayor hecatombe en muchas décadas de un equipo que puede tener en Irán a la Honduras de 2010: el punto de inflexión que sirva para después ganar el Mundial. 

Fernando Hierro da la charla.

Fernando Hierro da la charla. REUTERS