Los jugadores del Atlético celebran uno de los tantos del partido

Los jugadores del Atlético celebran uno de los tantos del partido REUTERS

Fútbol BARCELONA 2-3 ATLÉTICO DE MADRID

El Barça se deja remontar y el Atlético jugará la final de la Supercopa ante el Real Madrid

El equipo de Valverde tuvo muchos errores en un partido donde el VAR fue el gran protagonista. 

Barcelona y Atlético de Madrid se veían las caras en la segunda semifinal de la Supercopa de Rubiales donde esperaba el Real Madrid en la final tras ganar al Valencia por 1-3 en un partido donde los de Zidane fueron muy superiores. Con todo eso, Valverde situó en el once titular a Arturo Vidal y Simeone a Herrera en detrimento de Koke que volvía a una convocatoria tras su lesión. [Narración y estadísticas: Barcelona 2-3 Atlético de Madrid]

La primera parte fue del Barcelona, donde dominó la pelota y tuvo las ocasiones más claras con un Oblak que salvó a los suyos en varias ocasiones. Fue una primera mitad bastante trabada con un Atlético de Madrid que fue de más a menos. Todo lo bueno quedó para la segunda parte donde se vieron cinco goles, la presencia del VAR y un penalti no señalado a favor del Atlético. 

Oblak, salvador en la primera parte

El guardameta, que sufrió un susto en forma de golpe en el minuto 17, aunque posteriormente se recuperó y siguió con normalidad, se cruzó en un tiro desde dentro del área del argentino Messi, repelió un peligroso centro chut del chileno Arturo Vidal y salvó el 1-0 en una intervención magnífica frente al francés Griezmann para sostener el 0-0 al intermedio.

El Atlético, de más a menos y replegado durante buena parte del primer tiempo, sólo tuvo una oportunidad, en un lanzamiento del mexicano Herrera despejada por el brasileño Neto que fue un mero espectador durante toda la primera mitad. 

La entrada de Koke

Koke, que fue suplente, entro en la segunda parte por Herrera y en el primer balón que tocó marcó.

Gran control de Joao Félix, que cedió la pelota a Correa en la frontal, de primeras se la dio a Koke que se plantó mano a mano con Neto para no fallar.

La presencia del VAR

No notó el gol el Barcelona y no se vino abajo. Unos minutos después, Messi, una de las bestias negras del Atlético de Madrid, puso el empate en el marcador anotando su gol número 31 en 40 partidos ante el equipo rojiblanco. 

Balón dentro del área, control de Suárez, le deja la pelota a Messi y con la derecha puso la pelota pegada al poste derecho de la portería de Oblak para poner el empate en el marcador. 

Acto seguido, el crack argentino anotó el segundo tanto de su equipo, pero el VAR le anuló el golazo que hizo tras una mano en el control justo antes de disparar a puerta. Justo después, Griezmann culminó la remontada tras un rechace que le llegó debido a un paradón que Oblak le hizo a Suárez. 

Fue Piqué quien puso el 3-1, pero el VAR anuló una vez más el gol tras el fuera de juego de Arturo Vidal que estaba adelantando ligeramente antes de dar el pase al central azulgrana. 

Cuando el partido estaba llegando a su final, Morata puso el 2-2 a dos de penalti tras una pena máxima cometida por Neto a Vitolo. Minutos después, el VAR no señaló un claro penalti por mano de Piqué, pero acto seguido Correa dio el pase a su equipo para la final de la Supercopa donde habrá derbi este domingo, acabando así con el malefició de Simeone cuando se enfrentaba al Barcelona en el banquillo rojiblanco. 

Barcelona 2-3 Atlético de Madrid

Barcelona: Neto; Sergi Roberto, Gerard Piqué, Samuel Umtiti, Jordi Alba; Sergio Busquets (Rakitic, 83'), De Jong (Ansu Fati, 87'), Arturo Vidal; Messi, Griezmann y Luis Suárez

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Felipe, Savic, Lodi (Vitolo, 67'); Correa, Héctor Herrera (Koke, 46'; (Llorente, 73'), Thomas, Saúl; Joao Félix y Morata.

Goles: 0-1, 46' Koke; 1-1, 50' Messi; 2-1, 64' Griezmann; 2-2, 82' Morata (p); 2-3, 87': Correa

Árbitro: Jose Luis González González. Mostró tarjeta amarilla a Piqué, Luis Suárez y Neto, del Barcelona, y a Thomas, Savic y Llorente, del Atlético Madrid.

Incidencias: semifinal de la Supercopa de España disputada en el estadio King Abdullah Sports City ante unos 60.000 espectadores.