Casillas y Xavi, con la Selección

Casillas y Xavi, con la Selección EFE

Fútbol SELECCIÓN ESPAÑOLA

El adiós de Xavi y el futuro de Casillas: una amistad por encima de los colores

El destino ha querido que el mito culé anuncie su retirada un día después del infarto de Iker que impactó al mundo del fútbol.

La historia que concierne a los dos protagonistas comenzó en el Mundial de Egipto Sub17 en 1997. Aquella cita, hace 22 años ya, fue la primera toma de contacto entre dos genios, uno del Real Madrid y otro del Barcelona, que estaban llamados a cambiar las reglas del fútbol español. Rivales, compañeros y, sobre todo, grandes amigos que hoy vuelven a estar de actualidad por diferentes motivos.

Rozando los 40, a nadie sorprende que sus carreras se acerquen a su final. Xavi Hernández anunciaba su retirada el próximo mes, una vez termine la temporada en Catar. Más delicado es el caso de Iker Casillas. El mundo del fútbol y del deporte quedó impactado al conocerse que el guardameta había sufrido un infarto en pleno entrenamiento. Fue un alivio conocer que estaba fuera de peligro, pero a muchos se le vino a la cabeza la pregunta de si este susto ponía punto y final a su carrera deportiva.

El Sub20 de 1999 puso la semilla

Pero para conocer la magnitud que alcanzaron estas dos leyendas hay que remontarse a 1999, el primer éxito de la carrera de ambos: el Mundial Sub20 de Nigeria. De aquella quinta, Casillas y Xavi serían los cuales a los que sus carreras llevarían más alto. Ese sería el primero de los 29 títulos que ganaría aquel chico de Móstoles y los 35 del de Tarrasa.

Los dos amigos, sin embargo, estarían destinados a medirse uno frente al otro en innumerables ocasiones con lo que cada Clásico significa. Su amistad, de hecho, pasaría por un momento complicado fruto de la tensa rivalidad que se vivió entre Madrid y Barça entre 2010 y 2012 en la era de José Mourinho y Pep Guardiola en sendos banquillos. Una llamada de Iker a Xavi tuvo que mediar por el bien de la Selección y para que aquella amistad no se terminara por resquebrajar. Aquello le costaría a Casillas muchos problemas con Mou.

Xavi Hernández e Iker Casillas

Xavi Hernández e Iker Casillas EFE

Dos caminos de leyenda con la Selección

Pero si algo ha definido la carrera 'conjunta' de Casillas y Xavi no fue aquel tenso capítulo, sino su trayectoria en la Selección. Dos pilares de una generación de leyenda campeona de dos Eurocopas y un Mundial. En 2008 cambiaron la historia del fútbol español. Xavi recordaba con la marcha de Casillas del Madrid, como Iker fue clave en aquella tanda de penaltis contra Italia en el Ernst-Happel de Viena. "Tranquilo Luis, que está Iker, este tiene flor", le dijo a Aragonés. En la memoria de todo aficionado español siempre quedará aquella heroica parada en un mano a mano a Robben en la final del Mundial de Sudáfrica.

Xavi fue el timón durante los mejores años de la Selección. Junto a Iniesta daba sentido y vida a un fútbol que enamoró a todo el planeta Tierra. En 2010, tras la conquista del Mundial, se quedó a las puertas de ganar el Balón de Oro, por detrás de su compañero en el Barça Leo Messi. Una injusticia para muchos, ya que aquella Selección nunca quedó grabada en el premio que reconoce a los mejores jugadores del mundo. Eso sí, ambos fueron reconocidos con el Premio Príncipe de Asturias de 2012, dejando una imagen para la historia y un ejemplo de valores como legado.

Iker Casillas y Xavi Hernández, reconocidos con el Premio Príncipe de Asturias

Iker Casillas y Xavi Hernández, reconocidos con el Premio Príncipe de Asturias EFE

Juntos vivieron también el derrumbe de la Selección en el Mundial de 2014. Xavi se retiró del combinado nacional tras aquella cita. Iker aguantó hasta la Eurocopa de 2016 aunque hasta ahora nunca había renunciado a volver a la Selección, ese era su gran sueño antes de colgar los guantes.

El verano de 2015 se despidieron a la vez de los clubes de su vida. Xavi puso rumbo al fútbol catarí, al Al Sadd, y Casillas, mucho más cerca, a Oporto. Allí se han convertido en emblemas y han ganado más títulos que colocar en sus vitrinas. Han conocido una cara más amable del fútbol, lejos de los grandes focos y la enorme presión de Barça y Madrid. Y ahora se acercan al final del camino.

En las próximas cuatro semanas, Xavi Hernández se irá despidiendo del deporte al que ha dedicado nada más y nada menos que 21 años como profesional. Su futuro pasa por los banquillos. El de Casillas pende de un hilo. Su plan pasaba por seguir hasta los 40 en el Oporto, habiendo renovado hasta 2021, pero su infarto lo ha trastocado todo. Su situación es para ser cautos, aunque su amigo Xavi le vez capaz de todo, como escribió en las redes sociales para mandarle ánimos: "Volverás más fuerte Iker".

[Más información: Xavi Hernández confirma su retirada para comenzar su carrera como entrenador]