Messi y Suárez, tras uno de los goles del Barcelona

Messi y Suárez, tras uno de los goles del Barcelona REUTERS

Fútbol BARCELONA 3-0 LIVERPOOL

El Barça acaricia la final de Champions con una exhibición de Messi ante el Liverpool

El jugador argentino apareció cuando más lo necesitaban los suyos con dos goles que pueden valer un billete a Madrid. 

El Barcelona y el Liverpool se veían las caras en el Camp Nou en la ida de las semifinales de la Champions League. Tras ganar el campeonato liguero el pasado fin de semana, los de Ernesto Valverde llegaban con la moral por las nubes. El equipo azulgrana volvía a unas semifinales tras caer los últimos tres años en cuartos. El objetivo era claro esta temporada: volver a levantar la Champions League. [Narración y estadísticas: Barcelona 3-0 Liverpool]

Comenzó el partido con dos equipos que fueron a por el primer momento en busca del gol. Mucho ritmo con un Messi muy peligroso y con un Salah que estaba en todas las del Liverpool. Suárez adelantó a los suyos tras un pase de Jordi Alba. La segunda parte cambió totalmente y, si la primera estuvo muy disputada, la segunda tuvo color red. Pero apareció Messi con dos goles cuando más lo necesitaba su equipo para darle medio billete a Madrid al Barcelona.

El choque empezó con un ritmo altísimo por parte de ambos equipos. La primera ocasión llegó tras una pared de Coutinho con Rakitic que, cuando el croata estaba casi a punto de cantar gol, Matip apareció evitando el peligro. Poco después Mané entró en el área, cayó y el árbitro no pitó nada. Parecía que no era penalti ya que el jugador del Liverpool se levantó muy rápido para poder seguir la jugada. 

Messi cada vez que cogía la pelota causaba peligro en el Liverpool, por lo que en todo momento estaba vigilado el argentino. Parecía un choque de ida y vuelta con un Salah y un Mané que estaban creando mucho peligro por sus respectivas bandas. 

En una de esas llegadas del Barcelona, Messi avisó con un disparo que fue taponado dentro del área tras un centro de Jordi Alba. A la contra lo intentó Salah, pero Sergi Roberto cortó bien el avance de los de Klopp

La lesión de Keita y el gol de Suárez

Llegado el minuto 20 del partido, vino la lesión de Keita tras una entrada de Rakitic que acabó perjudicando a su equipo. El jugador del Liverpool se fue y entró Henderson y dos minutos después llegó el primer gol del partido. 

Recibe Jordi Alba en banda, mete un centro a media altura al primer palo y ahí aparece Suárez para tirarse al suelo y anticiparse a Allison para mandar el balón al fondo de las redes. El lateral del Barcelona cada vez que aparecía por su banda creaba mucho peligro.

Mané perdonó el empate

En una de esas jugadas donde estaba presente Mané, Sergi Roberto salvó a los suyos tras un centro cruzado al segundo palo que estaba el jugador del Liverpool para cazarlo y poner el empate en el marcador.

Poco después fue el jugador senegalés quien tuvo la ocasión más clara para los suyos. Centro cruzado de Salah, deja que bote el balón, gana en la carrera a Piqué y Sergi Roberto y, solo ante Ter Stegen, la manda a las nubes. Cada vez que el Liverpool tocaba la pelota y llegaba al área de Ter Stegen, el miedo se apoderaba del Camp Nou.

El recital de Salah y de Ter Stegen

El jugador egipcio fue el mejor de los suyos en la primera parte. Cada vez que le llegaba el balón creaba peligro. Presente en todas las jugadas, no paró de causar problemas al Barcelona por su banda. 

Suyo fue el jugadón que estuvo a punto de ser el empate. Minuto 47, Salah aparece, balón a Wijnaldum y su disparo lo envió a saque de esquina Ter Stegen tras sacar una mano prodigiosa. 

Poco después, misma situación con los mismos protagonistas. Se hizo huevo Salah y soltó un disparo raso cruzado que envió a saque de esquina de nuevo Ter Stegen con otro paradón. 

Estaba sufriendo mucho el Barcelona. El Liverpool había salido mejor en la segunda parte y los de Valverde apenas creaban peligro y daban dos pases seguidos. Milner avisó de nuevo, pero volvió aparecer Ter Stegen. Bajó la pelota muy bien Salah y le dejó el balón a Wijnaldum. Vio la llegada de Milner y el disparo de este lo atajo el portero alemán. 

Messi apareció cuando más lo necesitaba su equipo

El Barcelona estaba sufriendo mucho. El Liverpool era dueño del partido y los de Valverde no conseguían encontrar su juego. Messi intentaba tener la pelota y en una de esas puso el segundo gol. 

Gran pase del argentino a Vidal tras una recuperación en la salida del Liverpool y el chileno se equivoca buscando el pase cuando tenía disparo claro. Poco después Messi no falló. 

Jugada con mucha suerte para el equipo azulgrana. Pase de Messi para Sergi Roberto, le deja la pelota a Suárez y su remate va a parar al larguero. El rechace le llega al argentino y con todo a su favor no falló. Demasiado premio para el Barcelona y mucho castigo para el Liverpool.

Poco después, Messi culminó su exhibición. Golazo de falta, desde muy lejos, poniendo la pelota por la escuadra de Alisson. Increíble lo del argentino. 3-0 y medio billete para Madrid. 

Acto seguido Salah puedo marcar el gol de la honra, pero con todo a su favor mandó la pelota al palo. Antes Rakitic salvó a los suyos en la línea de gol. Cuando el partido estaba llegando a su fin, una contra del Barcelona pudo acabar con el Liverpool. Messi dirigió la pelota y Dembélé con todo a su favor no supo poner el cuarto tanto del partido. El Barcelona viajará a Anfield con pie y medio en la final del Wanda Metropolitano

Barcelona 3-0 Liverpool

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (Aleñá, 94'), Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic, Arturo Vidal; Coutinho (Semedo, 60'), Messi y Luis Suárez (Dembélé, 93').

Liverpool: Alisson; Gómez, Matip, Van Dijk, Robertson; Fabinho, Milner (Origi, 84'), Wijnaldum (Firmino, 78'), Keita (Henderson, 24'); Mané y Salah.

Goles: 1-0, 26' Luis Suárez; 2-0, 75' Messi; 3-0, 82' Messi.

Árbitro: Björn Kuipers (Holanda). Amonestó a Lenglet (38'), Fabinho (81') y Luis Suárez (81').

Incidencias: partido correspondiente a la ida de las semifinales de la Champions League disputado en el Camp Nou (Barcelona) ante 98.299 espectadores.