Ni Oblak puede parar a un Barcelona que sentencia La Liga

Ni Oblak puede parar a un Barcelona que sentencia La Liga EFE

Fútbol BARCELONA 2-0 ATLÉTICO DE MADRID

Luis Suárez y Messi sentencian La Liga para el Barcelona ante el Atlético

El conjunto de Valverde acabó con el muro de Oblak gracias a los goles del uruguayo y del argentino. 

Barcelona y Atlético de Madrid se medían en el Camp Nou en lo que era una final para el cuadro rojiblanco. De ganar, el equipo madrileño podría seguir soñando con la Liga y de empatar o perder despedirse del campeonato liguero. [Narración y estadísticas: Barcelona 2-0 Atlético de Madrid]

Simeone, que nunca había ganado en Liga como entrenador del Atlético, decidió colocar a Diego Costa como acompañante de Griezmann dejando a Morata en el banquillo. Por su parte, Valverde puso sobre el terreno de juego lo mejor que tenía, ganando Sergi Roberto la partida a Semedo

El choque empezó con un ritmo altísimo. El Barcelona quería la pelota y dominar el choque, mientras que el Atlético esperaba en su campo sin poder dar más de tres pases seguidos.

La conexión Jordi Alba-Messi

Pronto se vio la conexión entre ambos jugadores. El lateral izquierdo azulgrana se internó por su banda, pero su pase no encontró rematador. Mientras tanto, cada vez que tocaba el balón Griezmann los pitos sonaban en el Camp Nou. Su nombre sonó para el equipo azulgrana, pero finalmente se quedó en el equipo rojiblanco. 

Antes de la ocasión más clara de la primera parte, Diego Costa se asomó con un cabezazo que se marchó alto tras un centro desde la banda izquierda. El Barcelona tenía la pelota y llegó la ocasión de Jordi Alba al palo. Buen pase de Messi a su compañero que hizo que se quedase solo ante Oblak, pero su disparo se marchó al palo. 

Diego Costa rompió el partido

Poco a poco el Atlético iba creciendo. Los de Simeone tenían ahora más la pelota y cuando llegaban a la meta de Ter Stegen lo hacían con peligro. El Barcelona, consciente de ello, no se encontraba incómodo y pudo llegar el primer gol del partido.

Oblak apareció con una mano dura salvadora a un disparo de Coutinho. El brasileño, casi con todo a su favor, vio como el esloveno se hizo grande. Paradón y a otra cosa. 

Minutos después llegó la jugada que condicionó el partido. Diego Costa, que estaba ayudando mucho a su equipo bajando la pelota y peleando cada balón, vio la roja directa por insultar al árbitro. 

Minutos antes del descanso, Godín tuvo un error garrafal que estuvo a punto de costarle una desgracia para los suyos. Se la dejó a su portero, pero no vio a Luis Suárez. El uruguayo se durmió y su pase a Messi lo cortó la zaga defensiva del Atlético. Mientras tanto, el Barcelona había vuelto a recuperar el dominio del balón. 

El Barcelona dominaba y el Atlético esperaba

El guión de la segunda parte era el esperado. El conjunto rojiblanco tenía un hombre menos y la pelota era del Barcelona. Tocaban y tocaban los de Valverde, pero sin crear ocasiones peligrosas. Pero cuando tenía la pelota Messi, el Camp Nou murmuraba ante alguna maravilla del argentino. 

Las llegadas se producían básicamente al área de Oblak. Primero fue Busquets, cuyo tiro se fue arriba, y luego Messi, que se marchó de su marcaje, pero su disparo fue muy centrado. El Atlético esperaba en su campo para salir a la contra con velocidad. 

Oblak mantuvo la esperanza rojiblanca

Si en la primera parte fue el mejor de los suyos, en la segunda no iba a ser menos. Gran contraataque del Barcelona conducido por Messi que iba superando obstáculos, pero Suaréz no supo aprovechar el pase del argentino y Oblak se hizo grande salvando a los suyos. 

Poco después fue de nuevo el argentino, que tenía una velocidad más que los demás, el que puso de nuevo a prueba al portero del Atlético. Su disparo lo atajó el esloveno en dos tiempos. Poco después Messi apareció de nuevo y una gran mano de Oblak evitó el gol. El rechace le llegó a Malcom y ahí estaba de nuevo el guardameta rojiblanco. 

Suárez y Messi sentenciaron La Liga

Cuando el partido estaba llegando a su fin, el uruguayo y el argentino acabaron con el muro de Oblak que había sido el mejor de los suyos en el partido. 

Suaréz puso el primer tanto del partido con un golazo. El delantero del Barcelona la puso donde era imposible para Oblak y el balón se coló rozando el palo. Luego Messi, con mucha pausa y engañando a todos, puso el balón en el palo más cercano. Dos goles que dijeron adiós a las posibilidad del Atlético de conquistar el campeonato liguero. 

Barcelona 2-0 Atlético de Madrid

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (Semedo, 84'), Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic, Arthur (Malcom, 63'); Messi, Coutinho (Aleñá, 80') y Suárez.

Atlético de Madrid: Oblak; Arias (Correa, 34'), Godín, Giménez, Filipe Luis (Morata, 58'); Sául, Rodrigo (Juanfran, 88'), Thomas, Koke; Griezmann y Diego Costa.

Goles: 1-0, 85' Luis Suárez; 2-0, 86' Messi.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Thomas (27'), Giménez (28'), Godín (28'), Saúl (71'), Piqué (74'), Lenglet (78') y a Luis Suárez (86'). Expulsó con roja directa a Diego Costa (28').

Incidencias: partido correspondiente a la Jornada 31 de La Liga disputado en el Camp Nou (Barcelona, España) ante 92.453 espectadores.