Estadio de La Espiguera. Foto: Facebook (@MartosCDOf)

Estadio de La Espiguera. Foto: Facebook (@MartosCDOf)

Fútbol FÚTBOL NACIONAL

Mordiscos y muletazos: la denuncia por agresión de un árbitro en Melilla

El encuentro se vio interrumpido momentáneamente y, finalmente, se dio por acabado antes de tiempo.

Las agresiones en el fútbol siguen estando a la orden del día, por desgracia, ya que son muchas las noticias sobre insultos y peleas en los campos de fútbol. En esta ocasión, ha ocurrido en un encuentro celebrado el pasado domingo entre el Milenium y el Torreblanca CF, de la categoría juvenil en Melilla, y la víctima ha sido un árbitro de 18 años.

El joven linier ha denunciado una "brutal agresión" por parte de uno de los futbolistas, junto al padre y el hermano de este. En la denuncia, el árbitro relata que los agresores le mordieron, le pegaron con una muleta y le dieron "patones".

El partido fue un caos desde el comienzo, ya que el trío arbitral tuvo que parar momentáneamente el encuentro por una invasión al campo y finalizó de la peor manera posible. El partido se detuvo y se dio por concluido antes de tiempo debido a un exceso de juego duro y violento.

Sin embargo, las agresiones no se produjeron en el terreno de juego, sino en el vestuario arbitral, ya que los agresores accedieron al interior y atacaron al joven linier. En el parte médico se explican las múltiples heridas sufridas por el colegiado, que incluyen mordeduras en el muslo derecho, heridas en hombros, cuello, cara y zona lumbar. 

Otro árbitro fue agredido en Ceuta

Sin embargo, no es la primera vez que sucede, ya que en Ceuta un árbitro presentó una denuncia contra un futbolista que le agredió en un partido. Se trataba de un encuentro de la Regional Preferente que medía al Ramón y Cajal frente al Sporting de Ceuta Atlético. El agresor propinó dos patadas al trencilla lo que le hizo caerse al suelo y, finalmente, decidió abandonar el encuentro y darlo por suspendido.

[Más información en: Un jugador del AD Ceuta en estado crítico tras ser apuñalado en el Príncipe]