Tito Román y Jonathan Silva pelean por un balón.

Tito Román y Jonathan Silva pelean por un balón. EFE

Fútbol COPA DEL REY

Un gol en propia y Lunin meten al Leganés en octavos de final de Copa

Un gol en propia puerta del uruguayo Emiliano Velázquez, unido a la buena actuación del portero ucraniano Andriy Lunin, que paró un penalti, permitieron al Leganés vencer en Vallecas (0-1) y acceder a los octavos de final de la Copa del Rey.

Con máxima igualdad por el resultado de ida (2-2) en Butarque, Rayo y Leganés volvieron a verse las caras en un duelo en el que los fallos defensivos marcaron el juego en la primera mitad. Primero con un mal despeje de Omeruo que a punto estuvo de entrar en la portería del Leganés obligando a Lunin a sacar el balón a córner y después con la réplica que dio El Zhar al lanzar un disparo desde la frontal que tocó en Velázquez y se introdujo en las mallas del arco local.

Antes del descanso el gran protagonista fue el portugués Bebé, que primero probó a Andriy Lunin con un disparo por bajo y después con un lanzamiento de penalti que el portero ucraniano adivinó para despejarlo con una buena parada.

El Rayo dominó la posesión con solvencia, además llevando la iniciativa ofensiva con continuos acercamientos a la portería rival, pero la defensa del Leganés, muy bien plantada, impidió cualquier ocasión clara, sobre todo con llegadas por el costado izquierdo del peruano Luis Advíncula.

En la segunda mitad el Rayo siguió dominando el juego y el primero en intentarlo fue Álvaro Medrán con un disparo cruzado que volvió a despejar Lunin.

Alexánder Alegría intenta ganar un balón por alto.

Alexánder Alegría intenta ganar un balón por alto. EFE

El Leganés fió todo su juego al contragolpe, pero le costó mucho aplicar esa táctica porque el Rayo metió una marcha más y recuperó los balones constantemente asfixiando con su presión a un rival eminentemente defensivo.

Aún así, el conjunto blanquiazul también tuvo su ocasión para marcar el segundo. Fue con un cabezazo de Sabin Merino que paró Alberto casi en línea de gol.

Míchel dio muestras de querer la Copa y puso sobre el césped a Álvaro García y a Raúl de Tomás para jugar con dos delanteros centro y empezar a volcar balones al corazón del área. Esa variante supuso mayores acercamientos a puerta y nerviosismo en el Leganés, que intentó ralentizar el juego de tal forma que su portero vio cartulina amarilla cuando aún restaban más de veinte minutos de juego.

Los últimos minutos se desarrollaron con el Rayo metido en el área del Leganés, que se defendió como pudo de los ataques del equipo franjirrojo, que a la desesperada acabó con otro delantero más sobre el campo, el canterano Sergio Moreno, que tuvo la última ocasión del partido con un disparo a bocajarro que volvió a despejar Lunin.

Rayo Vallecano 0-1 Leganés

Rayo Vallecano: Alberto; Tito (Sergio Moreno, 84'), Dorado, Velázquez, Akieme; Advíncula, Medrán, Imbula, Bebé (Álvaro García, 62'); Pozo (Raúl de Tomás, 62'); y Alex Alegría.

Leganés: Lunin; Juanfran, Bustinza, Omeruo, Tarin, Silva; El Zhar (Vesga, 76'), Eraso, Gumbau, Rolan (Nyom, 85'); y Sabin (En-Nesyri, 80').

Goles: 0-1, 16' Velázquez, en propia puerta.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Amonestó a Tito (21'), De Tomás (72'), Tarín (35'), Gumbau (50'), Lunin (69') y Omeruo (81)

Incidencias: partido correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio de Vallecas de Madrid ante 8.372 espectadores.