PSV Eindhoven - Barcelona

PSV Eindhoven - Barcelona STRINGER Thomson Reuters

Fútbol PSV EINDHOVEN 1-2 BARCELONA

Messi guía al Barcelona en una sufrida victoria ante el PSV Eindhoven

El Barcelona venció al PSV Eindhoven por 1-2 en la quinta jornada de la fase de grupos de la Champions League, certificando pasar a octavos de final como primero de grupo. Un partido que se le complicó más de lo esperado. Tras una primera parte en la que el conjunto holandés fue muy superior, Lionel Messi hizo la diferencia marcando un auténtico golazo y asistiendo a Gerard Piqué en el segundo. Luuk de Jong acortó distancias para los locales, que a punto estuvieron de lograr el empate en los minutos finales. [Narración y estadísticas: PSV Eindhoven 1-2 Barcelona]

Ernesto Valverde solventó la baja de Luis Suárez dando una nueva oportunidad a Ousmane Dembélé. Tras su episodio de indisciplina, el francés se redimió marcando el gol del empate ante el Atlético en la última jornada de La Liga, entrando desde el banquillo. Su titularidad en la banda derecha -la izquierda pertenece a Philippe Coutinho- movió a Messi a la posición de falso nueve, una que ya ocupó varios años atrás. Arturo VidalIvan Rakitic acompañaron a Sergio Busquets en el centro del campo, mientras que Nélson SemedoClément Lenglet en lugar del lesionado Sergi Roberto y de Samuel Umtiti fueron las novedades en defensa.

PSV Eindhoven - Barcelona

PSV Eindhoven - Barcelona STRINGER Thomson Reuters

El partido comenzó de lo más abierto. No en vano, los primeros acercamientos fueron del PSV. A los tres minutos del pitido inicial, un mal pase atrás de Busquets fue recogido por Hirving Lozano, el mejor del conjunto holandés, que fue derribado por el propio centrcampista catalán. Dicho libre directo fue botado por Gastón Pereiro, otro sudamericano que está que se sale en Europa. El paradón de Marc-André Ter Stegen no hacía sino avisar que el duelo no iba a ser nada sencillo para los azulgranas.

Los locales volvieron a avisar en el minuto 16 con otro disparo lejano de Pereiro que solo el poste pudo repeler. El Barça sufría en la salida de balón, y por momento Dembélé, el jugador más denostado del equipo en las últimas semanas, era el mejor de los suyos. Los azulgranas comenzaron a entonarse, especialmente gracias a la figura de Arturo Vidal, que dispuso de alguna ocasión sin excesivo peligro.

Pero el mejor intento de la primera parte estaba por llegar, y no fue precisamente del Barcelona. A falta de un minuto para el descanso, Luuk de Jong, que parecía tener un imán a la hora de recibir balones, cabeceo un centro al larguero. El rechace le cayó a Rosario, que volvió a estrellar la pelota en el poste. El Barça se iba al descanso con empate a cero y dando gracias.

Buen distinta fue la segunda parte, o al menos en sus inicios. Tras unos cuantos minutos en los que ningún equipo era superior a otro, Messi dictó sentencia. El argentino, que se alza, al menos de manera momentánea, como máximo goleador de la competición, marcó un auténtico golazo en el 61', sorteando un rival tras otro como tantas veces ha hecho, y finalizando la jugada con un disparo por toda la escuadra. El cinco veces ganador del Balón de Oro dijo basta y ni los mayores esfuerzos del PSV pudieron evitarlo.

Nueve minutos después del 0-1, Messi volvió a ser protagonista, aunque esta vez como asistente. Una falta botada por el capitán fue rematada por Gerard Piqué, sentenciando así el partido. O al menos así lo creían los azulgranas. Las numerosas ocasiones que dispusieron en el segundo tiempo por parte de Rakitic, Malc0m yn compañía podían hacer pensar que fue un paseo para los azulgranas, pero nada más lejos de la realidad.

Y es que el conjunto dirigido por Mark Van Bommel, exjugador del Barça, logró acortar distancias en el 82, cuando De Jong cabeceó un buen centro del español Angeliño al fondo de las mallas. Los últimos minutos del encuentro fueron un auténtico recital holandés, que encerró al Barça en su área mientras éste intentaba salir a la contra. Ter Stegen se erigió como salvador y el Barça logró cerrar el partido con un 1-2 favorable. El Barça logró una sufrida victoria en un estadio que ha demostrado ser un auténtico infierno para sus rivales.

PSV Eindhoven 1-2 Barcelona

PSV Eindhoven: Zoet; Dumfries, Schwaab, Viergever, Angeliño; Rosario, Hendrix (Erick Gutiérrez, 71'); Lozano, Gastón Pereiro (Malen, 71'), Bergwijn (Maximiliano Romero, 79'); Luuk de Jong.

Barcelona: Tet Stegen; Nélson Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Arturo Vidal; Ousmane Dembélé (Denis Suárez, 80'), Messi, Coutinho (Malcom, 69').

Goles: 0-1, 61' Messi; 0-2, 70' Piqué; 1-2, 82' Luuk de Jong

Árbitro: Pavel Královec (República Checa). Amonesto a Hendrix (25'), Erick Gutiérrez (83'), Luuk de Jong (84'), Jordi Alba (86') y Piqué (93').

Incidencias: Partido correspondiuente a la quinta jornada de la fase de grupos de la Champions League disputado en el Philips Stadion (Eindhoven, Países Bajos).