Isco celebra un gol con España.

Isco celebra un gol con España. EFE

Fútbol

España estará en el Mundial después de que la FIFA respete al poder judicial

Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación Cultura y Deporte, ha convencido a la FIFA de que el 'caso Federación' es un tema judicial ajeno al Gobierno. 

España estará en el Mundial. Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación Cultura y Deporte, y el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete, han convencido a la senegalesa Fatma Samoura, representante de la secretaria general de la FIFA, de que el caso relativo a Ángel María Villar, las elecciones y la Federación Española de Fútbol no tiene nada que ver con el Gobierno, sino que es un proceso judicial cuya injerencia gubernamental es nula. 

La reunión se inició a las 11 horas en la sede del ministerio en Madrid y a ella asistió también Juan Luis Larrea, que preside la junta gestora de la RFEF desde el 25 de enero, fecha en la que la directiva se constituyó en gestora con la intención de convocar elecciones a la presidencia tras la destitución de Ángel María Villar.

En dicho encuentro, tanto Íñigo Méndez de Vigo como José Ramón Lete han tratado de explicarle a la representante de la FIFA los hechos ocurridos a colación de la Operación Soule y que todas las acciones empleadas se han llevado conforme dicta la ley sin injerencia del Gobierno. 

La Operación Soule, que está en manos del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, incluye a Villar como investigado por los presuntos delitos de administración desleal, apropiación indebida y/o estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.

El caso provocó que la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD) suspendiera a Villar temporalmente durante un año del cargo cuando el juez ordenó, el pasado 20 de julio, su ingreso en prisión provisional, de la que salió previo pago de fianza de 300.000 euros el 1 de agosto.

Posteriormente el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) resolvió la destitución de Villar el último 22 de diciembre.

El TAD había admitió previamente un recurso del presidente del CSD en el que denunciaba irregularidades en las últimas elecciones en las que fue reelegido Villar, según la investigación del caso Soule.

El tribunal pidió al Consejo de Estado un dictamen en el que avale o no su tesis sobre la repetición completa del proceso y está a la espera de este pronunciamiento.

Antes de esta decisión del TAD y cumplidos los plazos que establece el reglamento electoral de la RFEF, Luis Rubiales dejó la presidencia de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) para promover una moción de censura que inicialmente iba a votarse en enero y que ha quedado en el aire por la destitución de Villar y la posibilidad de unas nuevas elecciones