Alineación que ha investigado Hacienda.

Alineación que ha investigado Hacienda.

Fútbol

El once ideal de los jugadores del fútbol español que han tenido problemas con Hacienda

La Fiscalía ha denunciado a Luka Modric por un delito fiscal de 863.000 euros. Es el último de una larga lista de futbolistas que han tenido (o tienen) cuentas pendientes con el fisco. 

La novedad torna en costumbre en el momento en que deja de sorprender. Da igual que sea buena o mala. Cada cierto tiempo, ocurre. Cualquier acto humano es susceptible de convertirse en rutina, en algo que ya no sorprende. Y así ha sucedido últimamente con el comportamiento fiscal de muchos futbolistas. La lista de jugadores que han sido investigados por Hacienda se ha incrementado en los últimos años. Eso sí, unos han resuelto sus problemas con brevedad y otros han preferido luchar en pos de demostrar su inocencia.

El último en entrar en la lista ha sido Luka Modric, que entraría en el centro del campo. La sección de delitos económicos de la Fiscalía de Madrid ha presentado una querella contra él por dos delitos contra la Hacienda Pública relativos al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de los ejercicios de 2013 y 2014. Una querella que va dirigida también contra su esposa Vadja Modric y contra la entidad Ivano S.A.R.L, ubicada en Luxemburgo. La cantidad defraudada ascendería a 870.728 euros (290.000 en 2013 y 579.738 en 2014).

Él es el último de una larga de futbolistas. En EL ESPAÑOL hacemos un once –e incluso nos da para tener banquillo y un entrenador– de jugadores que han tenido (o tienen) problemas con Hacienda.

PORTERÍA

Iker Casillas no ha tenido problemas graves, pero sí que tuvo que pagar dos millones de euros por diferencias con la Agencia Tributaria en el tratamiento fiscal que se le aplicó al jugador en relación con algunos ingresos. Es decir, tan solo se produjeron ajustes entre la declaración presentada por el portero a título personal y por su empresa, llamada Ikerka. Por tanto, no trató de engañar Hacienda, aunque sí tuvo que resolver el entuerto.

DEFENSA

En la zaga, muchos han hecho las paces con el fisco. Marcelo, por ejemplo, este mismo martes reconoció ante el juez un delito fiscal por defraudar 490.917 euros en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del ejercicio 2013. Tras esto, deberá consignar en el juzgado la cantidad sobre la que se le acusa y, a partir de ese momento, la Abogacía del Estado, la Fiscalía y su defensa elaborarán un escrito de conformidad.

Eso por parte del Madrid. En el Barcelona, Mascherano aceptó una condena de un año de cárcel por defraudar 1’5 millones de euros a Hacienda y pidió que se le sustituyera por una multa de 21.600 euros. El otro fue Adriano, que fue denunciado por la Fiscalía por no incluir en sus declaraciones del IRPF los beneficios por sus derechos de imagen relativos a los años 2011 y 2012. Unos derechos que gestionó un entramado empresarial en Madeira.

Centro del campo

En la medular, Xabi Alonso, de mediocentro, también tuvo problemas con Hacienda. El que fuera jugador del Real Madrid y del Bayern de Múnich, aunque fue investigado, no cometió delito fiscal al ceder sus derechos de imagen a una sociedad de Madeira, según decidió el juez que lo investigó por delito fiscal.

Di María, por su parte, también regularizó su situación. La Fiscalía de Madrid lo denunció por haber defraudado 1.298,56 euros entre 2012 y 2013, cuando militaba en el Madrid, tras haber creado una estructura societaria opaca. Finalmente, el argentino alcanzó un acuerdo y pagó 1’3 millones de euros por los derechos de imagen no declarados y aceptó un año de cárcel (seis por cada una de las infracciones), aunque no ingresará en prisión.

Di María, durante un partido con el Real Madrid.

Di María, durante un partido con el Real Madrid.

Junto a ellos podría aparecer Özil, que ya pagó 2’8 millones de euros por una sanción de Hacienda en relación a sus derechos de imagen durante los años 2011 y 2013. Y, por otra parte, se vio inmerso en problemas con la justicia debido a los pagos realizados por la comisión que recibió su agente a través del Real Madrid y no del jugador, lo que provocaba una ventaja fiscal.

Delantera

Messi fue condenado a 21 meses de cárcel por defraudar 4’1 millones de euros, pero la Fiscalía aceptó sustituir esa pena por una multa de 255.000 euros. Una multa que se añade a la que ya le puso el tribunal: dos millones al futbolista y 1’3 a su padre.

Messi finge que llama por teléfono al celebrar un gol.

Messi finge que llama por teléfono al celebrar un gol.

En una situación muy diferente se encuentra Neymar, que tras dejar todos los problemas judiciales en España, se fue a París después de que el club francés pagara 222 millones de euros por él. Su caso está por resolver, pues se sigue investigando todo el entramado y las cantidades declaradas con respecto a su fichaje por el Barcelona. Tanto él como el actual presidente, Josep María Bartomeu, se verán de nuevo en el juzgado en primavera por supuesta estafa y corrupción en los negocios impulsados por el fondo brasileño DIS.

Cristiano Ronaldo, como estrella del equipo, también está pendiente de resolver sus problemas con Hacienda. El jugador, de momento, se niega a liquidar los cuatro delitos fiscales que le atribuye el fisco por el supuesto fraude de 14’7 millones de euros del que se le acusa por eludir el pago de sus derechos de imagen en España.

EXTRAS

Mourinho pagó 3’3 millones de euros para cerrar sus problemas con Hacienda; Jorge Mendes, como representante de muchos de los investigados, también sigue pendiente de acabar con el entuerto; Eto’o, Alexis y Falcao también han tenido problemas con Hacienda... Y los que quedan. Casi todos llevados al banquillo por el mismo problema: eludir el pago de impuestos relativo a sus derechos de imagen. Lo dicho, lo circunstancial se convirtió en costumbre.