Dembélé, en su presentación con el Barcelona.

Dembélé, en su presentación con el Barcelona. Reuters

Fútbol MERCADO DE VERANO

Dembélé entra en la lista de fichajes más caros de la historia del fútbol

Los fichajes de Dembélé, Mbappé y Neymar han reventado un mercado en el que hace unos años los 40 millones se consideraban una cifra estratosférica. El primero, que ya ha sido presentado con el Barcelona, se convierte en el jugador más caro de su historia. 

Lucía Hernández

El sustituto de Neymar, Dembélé, por fin ha llegado, después de muchas apuestas, de muchos mensajes, de muchos fichajes adelantados que han quedado sin cerrar. El verano ha sido movidito en el Camp Nou, pero, al fin, una buena noticia. Un titular con el que tranquilizar a una desencantada afición. Sin embargo, no ha sido fácil. Ni barato: 105 millones por un jugador de 20 años que se catapulta al segundo puesto de las altas más caras. La lista, extensa, asusta. Y parece que lo peor está por llegar, porque hace unos años los 75 millones de James sonaban a locura. Hoy, a calderilla.  

James Rodríguez: 75 millones 

James Rodríguez, cuando todavía militaba en el Real Madrid

James Rodríguez, cuando todavía militaba en el Real Madrid

A Florentino Pérez le encanta fichar a los jugadores más destacados de los grandes campeonatos veraniegos. Así llegaron Özil, Kroos y James, que completó una gran actuación con su selección, Colombia, en el Mundial de Brasil en 2014. El Mónaco cobró 75 millones por él, que en su primera temporada cosechó magníficos números que ponían de relieve su contrastada calidad: 17 goles y 18 asistencias en 46 partidos. Sin embargo, en las dos siguientes temporadas su protagonismo fue disminuyendo. Benítez lo señaló y, desde entonces, el mediapunta no levantó cabeza. Tampoco Zidane pudo recuperar su mejor versión. Así que al final de esta campaña, consciente de que su papel iba ser, otra vez, de secundario, solicitó su salida. El Bayern de Múnich llegó a un acuerdo con el Real Madrid y con el jugador por el que pactaban su cesión durante los próximos dos años.

Ángel di María: 75 millones

Di María defraudó en Old Trafford. EFE

Di María defraudó en Old Trafford. EFE

En el periodo estival de 2010, el jugador argentino desembarcó en Madrid por 25 millones procedente del Benfica. 'El Fideo' sedujo al Bernabéu por su entrega y su calidad. Con Mourinho, explotó su rapidez y un desborde por ambas bandas que todavía no ha encontrado sucesor en Concha Espina. De la mano de Ancelotti deslumbró como interior en el centro del campo y fue determinante para la conquista de la anhelada 'Décima'. Tras su gesta en Lisboa, Di María no se conformó con los cuatro millones netos que recibía por temporada y reclamó duplicar su salario. La oferta de Florentino de seis millones fue el detonante: Di María la consideró una ofensa y rompió las relaciones con el club. El argentino abandonó el conjunto blanco dirección Old Trafford. Su año en Manchester fue decepcionante: tan solo anotó cuatro goles y repartió doce asistencias en 33 partidos. Tras su periplo por tierras inglesas, se apuntó al proyecto del PSG.

Morata: 80 millones

Morata, el flamante delantero del Chealsea que llega para sustituir a Diego Costa

Morata, el flamante delantero del Chealsea que llega para sustituir a Diego Costa

Morata no ha desempeñado en el Real Madrid el rol que se suponía que iba a tener cuando regresó a su casa el pasado verano. El canterano quería jugar más minutos, sobre todo, con la vista puesta en el próximo Mundial de Rusia -una cita ineludible que ningún jugador querrá perderse- por lo que rogó su traspaso. El delantero estuvo muy cerca de firmar por los Red Devils, sin embargo, el Manchester United se decidió por el antiguo jugador blue, Romelu Lukaku. Desde ese momento, los rumores lo situaron en Milan e incluso en Dortmund, pero, al final, fue el Chelsea quien cruzó antes la línea de meta, en busca de un sustituto que ocupe la plaza que seguramente dejará vacante Diego Costa.  

Luis Suárez: 81 millones

Luis Suárez, en el Clásico de pretemporada. EFE

Luis Suárez, en el Clásico de pretemporada. EFE

El Barcelona de Guardiola se obcecó con la figura del falso '9'. Al principio, los resultados fueron óptimos, sin embargo, con el paso del tiempo y el estudio táctico por parte de los rivales, el sistema comenzó a resquebrajarse y a requerir las virtudes de un delantero centro puro. El elegido fue el charrúa, un jugador de espíritu incansable que pelea cada pelota con la misma determinación con la que mira a puerta. Luis Suárez llegó a la Ciudad Condal a cambio de 81 millones de euros, que el Barça abonó al Liverpool, donde el uruguayo completó campañas espectaculares. Su primer año no pudo ser mejor: triplete (Champions, Liga y Copa del Rey), 25 goles y 24 asistencias en 43 encuentros. Su llegada inauguró la hoy desaparecida MSN

Romelu Lukaku: 85 millones.

Lukaku, ya a las órdenes de José Mourinho

Lukaku, ya a las órdenes de José Mourinho

El jugador belga, que tenía decidido abandonar el Everton, contó con varias ofertas. Finalmente, el delantero recaló en Old Trafford por un coste de 85 millones. Era el reencuentro del belga con José Mourinho, con el que ya había coincidido en el Chelsea mientras el portugués lideraba al conjunto blue. Sus estadísticas ilustran su alto rendimiento: 26 goles y siete asistencias en 39 encuentros. Al parecer, la estrella del United, Paul Pogba fue clave para el fichaje de Lukaku, que también contemplaba la opción de regresar a Stamford Bridge. Con 24 años, está llamado a ser el heredero de Rooney los próximos años. 

 Neymar: 88.2 millones

Neymar, el día de su presentación con el Barça. EFE

Neymar, el día de su presentación con el Barça. EFE

El fichaje de Neymar por el Barcelona es uno de las transacciones más surrealistas -y más opacas- de la historia del fútbol. ¿Cuánto costó? Nadie lo sabe a ciencia cierta. Se estima que casi 90 millones, pero conforme se suceden los días aparecen nuevas cifras. Más alarmantes, más increíbles. El '11' del Barça llegaba como legítimo sucesor del '10' a un club en el que siempre triunfa la magia brasileña. Alves, Ronaldinho y Neymar son los últimos en sumarse a una lista en la que figuran leyendas como Ronaldo, Romario o Rivaldo. Después de cuatro temporadas en el Camp Nou, la afición vivía enamorada de sus cambios de ritmo y sus regates, aunque no terminaba de acostumbrarse a la polémica que tiende a suscitar siempre dentro y fuera del terreno de juego. La última, su controvertida marcha. 

Gonzalo Higuaín: 90 millones

Higuaín, tras anotar un gol con su antiguo equipo, el Nápoles

Higuaín, tras anotar un gol con su antiguo equipo, el Nápoles

La Juventus tenía dinero -mucho dinero- después de la venta récord de Pogba al United. Y quería invertirlo en gol. Tras tres exitosas campañas de Higuaín en Nápoles, donde el exdelantero del Madrid pulverizó todas las marcas de la Serie A, el club de Turín desembolsó 90 'kilos' por él. En su primera temporada con la camiseta juventina, ha hecho gala de la regularidad rematadora que asegura en la competición doméstica. Ha conquistado dos títulos (Liga y Copa) y se ha erigido como subcampeón del máximo torneo europeo. No obstante, aunque ha realizado un año notable, en la última final de la Champions no se deshizo de la losa que siempre le ha pesado: el argentino no rinde en las grandes ocasiones. 

Cristiano Ronaldo: 94 millones

Cristiano Ronaldo celebrando su gol con lo alto de la grada. EFE

Cristiano Ronaldo celebrando su gol con lo alto de la grada. EFE

La Galaxia de Florentino pedía a gritos la luz de un astro refulgente y sideral. Solo había un candidato: Ronaldo. El presidente no paró hasta contar con sus servicios. Por 94 millones el Real Madrid recibió al jugador con más goles de la historia blanca (407). La primera temporada se quedó sin títulos: todavía mandaba el Barça de Guardiola. Pero con la llegada de Mourinho y el impulso posterior de Ancelotti, el conjunto merengue halló su camino. Ocho temporadas más tarde, los seguidores del Real Madrid temen el día en que el portugués decida retirarse. Nadie se ha mostrado tan determinante como él: aparece cuando se le necesita y es letal en los últimos metros. Ya no posee la velocidad de antaño, pero su compromiso y su talento goleador se mantienen intactos. 

Gareth Bale: 101 millones

Bale, en un entrenamiento de esta pretemporada

Bale, en un entrenamiento de esta pretemporada

El galés aterrizó en Madrid el último día del mercado veraniego de 2013 después de un duro tira y afloja entre el Tottenham y Florentino Pérez. A pesar de la negativa inicial del conjunto inglés, el deseo de Bale de vestir de blanco prevaleció. En su primera campaña, el extremo se coronó en dos momentos puntuales, con su el gol decisivo en la final de Copa del Rey y su tanto en la final de Champions de Lisboa, en 2014. Durante ese año, anotó 22 goles y repartió 19 asistencias en 44 encuentros. Sin embargo, a medida que han pasado los partidos, su rendimiento ha ido disminuyendo. Su rapidez parece no encajar con el actual estilo de juego del Real Madrid, que prima la posesión por encima de las carreras. Además, su continua presencia en enfermería ha truncado su ritmo competitivo y su participación en el equipo blanco

Paul Pogba: 105 millones

Pogba, como estandarte de Old Trafford. EFE

Pogba, como estandarte de Old Trafford. EFE

El Manchester United pagó 105 millones a la Juventus para recuperar a un jugador que se había marchado hace cuatro años al conjunto italiano desde Old Trafford. En su primera temporada, Pogba ha asomado sus habilidades, pero no ha terminado de asentarse como la estrella que se esperaba. De menos a más durante este último año, sus nueve goles y sus seis asistencias han ayudado al equipo inglés a conquistar la Europa League. 

Dembele: 105 millones más 40 en variables

Dembele posando con su nuevo club. REUTERS

Dembele posando con su nuevo club. REUTERS

En 'Can Barça' están muy deprimidos. Y divididos. A Bartomeu se le culpa de haber destrozado el mejor Barcelona que se ha conocido. Tenía la base y no supo renovarla, mejorarla. André Gomes, Arda Turan, Alcácer no atesoran la calidad suficiente para jugar en el único equipo que ha ganado dos tripletes a lo largo de los años, sostiene cierto sector de la grada. Además, los recientes fichajes tampoco convencen. El único novato que ha aterrizado con buen pie en el Camp Nou es un Ernesto Valverde, el entrenador, que a veces, con cara de pocos amigos, parece pensar en el lío en el que se ha metido. Así las cosas, el fichaje del rayo francés, por el que el Borussia desembolsó 15 millones al Rennes la temporada pasada, llega con la misión de reavivar el equipo, a la espera de que se cierre la llegada de Coutinho. Los 105 millones más 40 en variables que ha pagado el club azulgrana lo erigen como la compra más alta de su historia. Calidad le sobra, pero ¿podrá con la presión?

Mbappé: 180 millones tras un año de cesión

Mbappé, todavía con la camiseta del Mónaco. EFE

Mbappé, todavía con la camiseta del Mónaco. EFE

Más allá de los 26 goles y las 14 asistencias que la esperanza francesa ha acumulado en esta última temporada, lo que llamó la atención de los grandes clubes europeos fue el talento que, entre toque y toque, se le adivina. La perla francesa sobresale por su juventud, desborde y gol. Polivalente, rinde a la perfección en el extremo izquierdo y como segundo delantero, por lo que su concurso en el PSG se le anticipa en el centro de la delantera, en sustitución de Cavani, ya que Neymar, la nueva estrella del Parque de los Príncipes, reclamará todos los flashes y, por supuesto, toda la libertad. También podría ocupar el puesto que actualmente ocupa un Ángel di María que estaría tanteando su traspaso al Barcelona. A falta de confirmación oficial, 'el nuevo Ronaldo' desembarca en París por una cifra récord -180 millones de euros que el club abonará tras solicitar un año de cesión- después de que el Jeque, una vez más, estuviera dispuesto a deshojar su chequera como quien deshoja una margarita. Con la amenaza de la UEFA en el horizonte por inclumplir el fair play financiero, el conjunto parisino tendrá que vender: ofertas seguro que no le faltan. 

Neymar: 222 millones

Neymar, centro de todos los focos en el día de su presentación con el PSG. REUTERS

Neymar, centro de todos los focos en el día de su presentación con el PSG. REUTERS

El Barcelona viajó a París para llevarse a Verratti y la abandonó sin Neymar. En un visto y no visto, la prensa catalana anunció que el brasileño, el segundo mejor pagado del equipo, el inseparable amigo del mejor jugador de la historia del Barcelona, la tercera ala de la MSN, no se sentía a gusto en la Ciudad Condal. Ni la hinchada ni la directiva podían creérselo. Después de haber ampliado su vinculación con el conjunto catalán a principios de verano y, por tanto, de haber aumentado su cláusula de rescisión, Bartomeu tuvo que despedir, a regañadientes, a un jugador que, como Figo, había traicionado a una afición que lo había idolatrado. La cifra -222 millones- es un escándalo. Algo impensable hace algunos veranos, cuando el Madrid hacía un enorme esfuerzo para traer a Modric por 30 'kilos' o el Barça para ver regresar a Fábregas a su casa por 40.