Nibali gana la etapa.

Nibali gana la etapa.

Ciclismo LA VUELTA

Nibali: "El ciclismo se ha convertido en un circo"

Vincenzo Nibali continúa con su recuperación en su domicilio de Lugano tras la caída que sufrió en el siempre duro ascenso del Alpe d'Huez en el pasado Tour de Francia. Un batacazo que se produjo por la culpa de un espectador y que desembocó en la fractura de una vértebra del ciclista italiano. 

Con la Vuelta a España en el horizonte, Il Squalo ha concedido una entrevista a La Gazzetta dello Sport en la que rememora su caída y critica la situación del ciclismo actual. "El ciclismo se ha convertido en un gran circo", confiesa un Nibali que advierte sobre el aumente de comportamientos dudosos entre los aficionados a este deporte. "Serán fanáticos, pero muchos de sus actos no son buenos", prosigue el transalpino. Asegura que "su tasa de alcohol es muy alta y la gente hace de todo para aparecer en la telvisión". 

Lamenta que "a veces rodamos a ciegas" porque la gente se pone en medio de la carretera y con banderas en muchas ocasiones, por lo que no pueden ver la "por donde vamos". Por esta situación, continúa el siciliano, "mi equipo y yo habíamos pagado mucho". Nibali se cuestiona "cuánto vale el daño sufrido económicamente" y compara su situación con la de Chris Froome, al que le "abofetearon mientras hacía su trabajo". "Corremos en situaciones locas", indica. 

Su caída en el Tour

También ha rememorado cómo fueron los instantes posteriores a la caída y señala que "volver a subirme a la bici fue una locura". Recuerda que estaba en el suelo "con un dolor tremendo", pero continuó y, cuando llegaron a meta, "no podía bajar de la bici". Una situación grave que se acentuó cuando le dijeron que "debía quedarme tres meses para recuperarme". 

El italiano se mostró sorprendido, aunque reconoce que empezó la recuperación "inmediatamente". Il Squalo desvela que se sintió molesto porque "aún no había llegado mi momento en el Tour" porque había rodado "casi de paseo, sin tomar riesgos". 

La Vuelta

Restan diez días para el inicio de La Vuelta, pero Vincenzo Nibali, dadas las circunstancias, no quiere ser partícipe del grupo de favoritos, pues su objetivo es otro diferente. Considera que la ronda española es "la mejor carrera para los campeonatos del mundo de Innsbruck". No obstante, en vistas de su condición física actual tras la caída, "lo mejor es que compita sin pensar en la clasificación general" y, de esta manera, prepararse para el Mundial