Sergio Llull con su MVP de la ACB.

Sergio Llull con su MVP de la ACB. ACB Photo

ACB

Sergio Llull también logra llevarse el MVP de la ACB

El jugador del Real Madrid se lleva el premio al mejor jugador de la Liga Endesa por delante de Edwin Jackson, Adam Hanga, Bojan Dubljevic y Giorgi Shermadini.

Noticias relacionadas

Lo de Sergio Llull esta temporada es increíble, sin duda. No sólo por los grandes momentos que nos ha dejado en las canchas junto al Real Madrid, sino también a nivel individual. Después de llevarse el MVP de la Euroliga el pasado sábado, el menorquín suma y sigue. Ahora, el galardón al jugador más valioso de la máxima competición española de baloncesto, la Liga Endesa, también es suyo. Se convierte en la estrella que más brilla en el firmamento de la canasta nacional por primera vez en su carrera y ante una competencia de mucho nivel: Edwin Jackson (Movistar Estudiantes), Adam Hanga (Baskonia), Bojan Dubljevic (Valencia Basket) y Giorgi Shermadini (MoraBanc Andorra).

De entre los cinco grandes cracks de la temporada en la ACB, tan solo acudió el ganador a la sede central de Telefónica en Las Tablas (Madrid) para recibir el premio. Todo parecía indicar que la pugna por ser el jugador más sobresaliente de la mejor liga de Europa iba a estar entre Jackson, por sus grandes números, y Llull, por su gran influencia reciente en los triunfos madridistas. Al final, como parecía entreverse en la recta final de las votaciones, pesó más el éxito colectivo aderezado con unas buenas estadísticas.

Unas que dicen que Sergio Llull ha promediado 16,1 puntos, 5,3 asistencias y 1,4 rebotes en 26 minutos de media, además de una valoración de 16,7. Comparándole con el resto de grandes jugadores de la Liga Endesa, el '23' del Madrid presenta una buena hoja de servicios en varias categorías: cuarto jugador más valorado, segundo máximo anotador, cuarto mejor asistente, noveno con mejor ratio de más/menos (cuánto se nota su presencia/ausencia en pista) y octavo mejor triplista.

EL ESPAÑOL le preguntó a Llull qué le queda por ganar y fue muy claro al respecto: "Volver a ganarlo todo. Creo que cuando juegas a baloncesto y has sentido esa sensación de felicidad y trabajo bien hecho que te produce ganar un título, quieres más. Quieres seguir ganando y compitiendo. Vamos a intentar hacer unos buenos playoffs de la ACB y ganar".

No es el primer premio MVP que consigue Llull esta campaña en nuestro baloncesto. También se llevó el de la última Copa del Rey, gracias a una actuación decisiva en los tres finales comprometidos que tuvo que afrontar el Madrid en Vitoria: 22 puntos contra Andorra en cuartos (más siete rebotes y 11 asistencias), 23 contra Baskonia en semifinales (más cuatro asistencias) y 22 contra Valencia Basket en la final (más cuatro asistencias).

Aunque él, como dice siempre, prefiere los títulos que premian a todo el equipo y no a un solo jugador. "Te hace ilusión que la gente valore el trabajo que haces, pero creo que lo primordial es conseguir éxitos colectivos. Cuando empieza el año, no estás pensando en ganar este tipo de galardones. Se dan y estoy muy contento", respondió también a este periódico.

Llull atendiendo a los medios tras recoger su MVP.

Llull atendiendo a los medios tras recoger su MVP. ACB Photo

De ahí que quizá le haga más ilusión el nuevo "más difícil todavía" que se le presenta en lo que queda de año: conseguir su tercer MVP consecutivo en el playoff final de la ACB. Algo que nadie ha conseguido antes y que también supondría, además, el tercer título liguero seguido para el Real Madrid. Eso sí, primero tocará superar al Andorra en cuartos y al ganador de la eliminatoria entre Unicaja e Iberostar Tenerife en semifinales.

Llull nos respondió que él cree que "sí" sería un fracaso perder la final liguera en el caso de alcanzarla. "Va a ser complicado llegar, somos conscientes. La palabra 'fracaso' a veces es muy dura, pero somos el Real Madrid y nuestro objetivo es intentar llegar a esa final y ganarla. Pero ahora mismo nuestro objetivo es el partido del miércoles contra Andorra. Para poder jugar esa final, tienes que trabajar muy duro, entrenar bien y jugar los partidos para poder llegar hasta ahí y tener opciones de poder ganar el título", aseveró.

Lo que está claro es que alzar la Liga Endesa es el único gran reto vigente para el equipo blanco, en busca del segundo doblete en dos temporadas. Si la gesta se logra, no cabe duda de que Llull acaparará los focos una vez más. Y eso significará que volverá a redundar en la incredulidad.