Nikola Mirotic intenta pasar un balón a Nico Laprovittola

Nikola Mirotic intenta pasar un balón a Nico Laprovittola FC Barcelona

Baloncesto ALBA BERLÍN 86-88 BARCELONA

Mirotic lidera una sufrida victoria del Barça ante el Alba Berlín en el día de su regreso tras lesión

El jugador montenegrino ha demostrado sobradamente que ya ha superado todos sus problemas físicos al terminar el choque con 19 puntos y 6 rebotes.

1 diciembre, 2022 20:49

Nikola Mirotic está de vuelta. El jugador del Barcelona ha regresado tras pasar más de cinco meses lesionado después de sufrir en pretemporada unos graves problemas en el tendón de Aquiles. Sin embargo, el montenegrino parece no haber acusado en ningún momento la inactividad ni la lesión y ha guiado al conjunto azulgrana a una nueva victoria en Euroliga tras doblegar a domicilio al Alba Berlín. [Narración y estadísticas: Alba Berlín 86-88 Barcelona].

Los de Sarunas Jasikevicius sufrieron de lo lindo para llevarse el triunfo en un partido que tenían controlado y terminaron venciendo al conjunto alemán gracias al enorme encuentro realizado por al ala-pivot balcánico. Mirotic se fue hasta los 19 puntos y 6 rebotes para terminar con 29 créditos de valoración. Estuvo bien secundado por Nico Laprovittola, que se fue hasta los 16 tantos, y por la pareja que formaron Cory Higgins, con 15, y Tomas Satoransky

El Barça tuvo en su mano conseguir una plácida victoria. Sin embargo, se dejó remontar hasta 16 puntos para terminar pidiendo la hora. Y lo hizo en un final de infarto que Alba Berlín no supo gestionar. Con tres puntos abajo, Thiemann dispuso de tres tiros libres para haber mandado el partido a la prórroga cuando apenas quedaban unos segundos en el reloj. 

Sin embargo, falló el primero y no eligió bien después. Anotó el segundo y en lugar de tirar a fallar los otros el último para intentar capturar el rebote o luchar por un palmeo, encestó y le dio la posesión al Barça para los cinco segundos que restaban. Los azulgranas sacaron de fondo y Mirotic, que fue objeto de falta, cerró el encuentro anotando uno de los dos tiros libres. Octava victoria del Barça en lo que va de fase regular para colocarse segundo empatado con el Monaco.

Mirotic celebra la victoria culé.

Mirotic celebra la victoria culé. EFE

Un Barça irregular

El Barça aterrizó en Berlín con credenciales para llevarse el triunfo en el regreso de Nikola Mirotic. El ala-pívot montenegrino llevaba sin vestirse de corto desde el mes de junio, cuando perdió la final de la Liga Endesa contra el Real Madrid que ya entrenaba Chus Mateo por enfermedad de Pablo Laso. Aunque volvió algo falto de ritmo, demostró su enorme calidad ante un conjunto que se sigue hundiendo en la parte baja de la tabla. 

Sin acumular más allá de cinco o seis minutos de manera consecutiva, supo ponerse al frente del Barça que hizo suyos los cuartos impares y que sufrió lo indecible en los pares. Solo así se explica que consiguiera rentas como la de primer cuarto (15-28) o que terminara perdonando 16 puntos de margen para ganar en un final apretado. 

Buen juego por momentos, pero falto de continuidad. Los alemanes sacaron orgullo y demostraron que son un equipo de nivel a pesar de su mala racha de resultados. En lo primeros minutos, el Barça se disparó en el marcador gracias a sus altos niveles de acierto. Un juego muy fluido y una carta de tiro excelente tanto dentro como fuera de la pintura hacían presagiar una tarde tranquila en Alemania. 

Mirotic empezó a ritmo de crucero anotando 8 de los 16 primeros puntos del Barça. Laprovittola fue su mejor escudero y Cory Higgins puso la guinda a un primer acto brillante. Pero llegó el segundo cuarto y se presentó la desconexión de los catalanes que encadenaron más de cinco minutos sin ver aro. Tras mostar un mayor rigor defensivo, endosó a los azulgranas un parcial de 10-0 visto y no visto que sirvió para borrar el buen nivel ofrecido hasta el momento por los de 'Saras'. 

Lejos de encontar una reacción, dicho parcial creció hasta el 22-7, lo que terminó propiciando que los alemanes dieran la vuelta al marcador antes del descanso. Los triples de Blatt fueron claves para provocar la catarsis defensiva de un Barça que iba a la deriva y que se marcaba uno abajo al descanso después de haber tenido el partido resuelto (46-45). 

Victoria sufrida

Sin embargo, tal y como vino la crisis, se fue. El Barça volvió a ponerse el traje de gala de los cuartos impares y en el tercero mostró de nuevo su mejor cara. Apretando en defensa y con una buena selección de tiro desde más allá del arco, los azulgranas consiguieron ponerse por delante y abrir un hueco considerable. 

Un parcial de 2-18 que hacía prever que el partido, ahora sí que sí, estaba resuelto. Laprovittola y Higgins se pusieron al mando y supieron suplir a un Nikola Mirotic que también necesitaba un respiro. El Barça había abierto hueco de nuevo en el electrónico, pero el cruce de cables y la desconexión estaba por aparecer. Y así sucedió en otro último cuarto para olvidar. 

Otro 29-17 que respondía al 11-26 conseguido por los azulgranas. El choque entró en un duelo al sol entre Higgins y Blatt. A pesar del acierto del jugador de Alba Berlín y de las buenas defensas de Smith, el Barça se llevó la victoria tras la última y trascendental aparición de Mirotic. A la estrella europea no le tembló el pulso desde la línea de personal y cerró un partido que le ofrece la mejor garantía de que su retorno a la cúspide del balonesto FIBA va por buen camino. 

Alba Berlín 86-88 Barcelona

ALBA Berlín: Smith (15), Lammers (2), Olinde (4), Sikma (8), Koumadje (8) -equipo inicial-, Lo (9), Procida (2), Delow (2), Wetzell (2), Thiemann (12), Blatt (17) y Zoosman (5).

Barça: Laprovittola (16), Satoransky (11), Kalinic (7), Mirotic (19), Tobey (11) -equipo inicial-, Da Silva (1), Paulí (-), Vesely (6), Higgins (15), Kuric (-), Jokubaitis (2) y Nnaji (-).

Parciales: 19-30 | 27-15 | 11-26 | 29-17



Árbitros: Damir Javor (ESL), Robert Vyklicky (CHE) y Uros Obrknezevic (SER). Eliminaron al visitante Laprovittola con cinco faltas (min.38).



Incidencias: partido de la undécima jornada de la Euroliga disputado en el Mercedes-Benz Arena de Berlín (Alemania).