Abrines, en un momento del partido

Abrines, en un momento del partido EFE

Baloncesto MANRESA 75-84 BARCELONA

El Barcelona gana a un Baxi Manresa que se desinfló al final del partido

El conjunto de Pesic sigue intratable en el campeonato liguero y sumó una nueva victoria. 

El Barça se impuso este domingo sin muchos problemas al Baxi Manresa por 75-84 en un partido de la Liga Endesa en el que los locales jugaron de tú a tú ante los azulgranas, cuya superioridad física se impuso en el tramo final frente a un equipo ya agotado.

Los primeros minutos fueron igualados. La dirección de Dani Pérez dio dinamismo al Manresa, que en los primeros compases se puso por delante. Un triple de Ribas y un 2+1 de Mirotic adelantaron por primera vez en el marcador (7-9, min. 3).

El juego del Manresa se trabó con el cambio de base y tuvo más problemas para anotar. Finalmente, tres acciones de Toolson permitieron que los locales siguieran muy cerca del Barça (22-25, min. 10).

En el segundo cuarto, Magarity empató con un triple, pero el Baxi pasó los peores minutos. Con Sakho el juego interior se resintió y la superioridad visitante se mostró claramente. Un triple de Mirotic estableció la máxima diferencia del partido, de 12 puntos (27-39, min. 16). Los de Pedro Martínez evitaron venirse a bajo y gracias al acierto de Toolson y Dulkys, con un triple in extremis, se reengancharon al partido (37-41, min. 20).

A la vuelta del descanso se mantuvo la igualdad entre los dos equipos. Una falta antideportiva de Hanga dio a los locales la oportunidad de sumar y una jugada de 2+1 de Kravish volvió a empatar el partido (48-48, min. 24). Tomic, con 13 puntos en este cuarto, fue vital para el Barça, que todavía no consiguió romper el partido (59-63, mon. 30).

Al inicio del último cuarto, dos triples (de Jou y Toolson) y un 2+1 de Vaulet permitieron al Manresa encadenar 9 puntos para soñar con dar la campanada (68-65, min. 33).

Fue entonces cuando el desacierto que en alguna fase del partido había lastrado al Barça desapareció. Un parcial de 4-17 en cinco minutos dejaron al Manresa descolocado y decidió el partido (72-82, min. 38). Un triple de Dulkys maquilló ligeramente el marcador, que finalmente no reflejó la igualdad del partido durante 35 minutos (75-84, min. 40).