Antony Randolph durante el Herbalife Gran Canaria - Real Madrid.

Antony Randolph durante el Herbalife Gran Canaria - Real Madrid. EFE

Baloncesto

El Real Madrid se medirá al Iberostar Tenerife en los cuartos de playoffs de la Liga ACB

El equipo de Pablo Laso, lleno de bajas, perdió ante el Herbalife Gran Canaria (88-78) en el último partido de la fase regular de la Liga ACB.

El Herbalife Gran Canaria ganó este jueves al líder de la Liga Endesa, el Real Madrid (88-78), que afrontaba el partido con varias bajas por decisión técnica, con lo que los isleños conservan su quinta plaza en la primera fase de la competición. Los de Pablo Laso, una vez acabada la fase regular de la Liga ACB, se enfrentarán al Iberostar Tenerife en los cuartos de los playoffs. [Narración y estadísticas: Gran Canaria 88-78 Real Madrid]

Por su parte, el Baskonia (2º) se medirá al Unicaja (7º), el Barcelona Lassa (3º) al Morabanc Andorra (6º) y el Valencia Basket (4º) al Herbalife Gran Canaria (5º) en unas eliminatorias al mejor de tres partidos.

El conjunto isleño plantó cara en el primer cuarto al vigente campeón de Europa, aunque el técnico del Madrid, Pablo Laso, reservó a varios de sus titulares pensando en el inminente 'play off' y dio minutos de juego a las promesas del equipo merengue. Tras la igualada a once, los visitantes lograron una pequeña ventaja con un triple de Yusta más tiro libre adicional por falta de Eriksson (11-15), y poco después un nuevo triple, en este caso de Carroll, elevaba aún más la diferencia (13-18).

El Gran Canaria reaccionó brillantemente y obtuvo un parcial de 14-0, con un triple de Pablo Aguilar que situaba el electrónico en 27-18 y provocaba el tiempo muerto de Laso, que puso en cancha a los pesos pesados Rudy Fernández y el francés Causeur.

El propio Rudy, muy acertado, redujo con seis puntos consecutivos la ventaja local y el cuarto culminó con una mínima renta para los jugadores de Luis Casimiro (27-25). Herbalife comenzó con brío el segundo parcial y tomó oxígeno (31-25), pero el Madrid, apoyado en los jóvenes y poco habituales Pantzar y Radoncic, volteó el partido (31-34).

Tras la igualada a 38, con mate de Xavi Rabaseda, el campeón continental se puso al frente hasta el descanso, gracias fundamentalmente a la buena mano del norteamericano Carroll (41-47). Al regreso de los vestuarios, los isleños, con un DJ Seeley muy entonado en ataque, redujeron distancias (53-54) e, incluso, se pusieron por delante tras canasta de Rabaseda y posterior asistencia y mate de Pablo Aguilar (62-58).

El partido resultaba dinámico y los aficionados insulares disfrutaban del juego de su conjunto, aunque el Madrid, dominando el rebote ofensivo, se resistía a perder y llegó al cuarto definitivo con posibilidades de remontada (67-62).

Las imprecisiones de ambos conjuntos en el tiro a canasta fueron la nota predominante en los primeros minutos del último parcial, en el que el marcador se estrechó tras encestar Causeur (69-66), y entró en los últimos cinco minutos con un emocionante (71-69), gracias a un 2+1 de Radoncic.

Dos triples consecutivos de Aguilar y Eriksson elevaron los ánimos de la hinchada grancanaria (77-71, a 3 minutos 59 segundos para el término), pero Yusta, con un 2+1, dirigió el partido ante un final de infarto (77-74).

Poco después, un providencial Rabaseda anotó un triple que desató el éxtasis en el Gran Canaria Arena. El Herbalife, con 80-74 y dos minutos por delante, se encaminó hacia el triunfo, que rubricó con los aciertos triples posteriores de Eriksson y Pablo Aguilar, y hacia la eliminatoria ante Valencia Basket.