Calderón en su presentación como jugador de los Cavs.

Calderón en su presentación como jugador de los Cavs.

Baloncesto NBA

José Manuel Calderón: otra vez en el alero, otra vez candidato al Real Madrid

La llegada de Dwayne Wade a los Cavaliers podría provocar la salida del base extremeño, aunque la lesión de Sergio Llull vuelve a abrirle las puertas del conjunto blanco.

Noticias relacionadas

El planeta basket observa con atención cómo LeBron James ha vuelto a reclutar a Dwayne Wade, quien fuera su compinche ya en los Miami Heat, y cómo los Cleveland Cavaliers han reconstruido su Big Three tras la lesión hasta principios de 2018 de Isaiah Thomas. En España, mientras, se observa el lado oscuro del último movimiento del mercado de fichajes en la NBA. Una jugada que podría dejar otra vez en el dique seco a José Manuel Calderón ofreciéndole un reducido número de posibilidades que van desde una retirada -hipotética pero improbable- hasta, quién sabe, un regreso a la ACB para fichar por el Real Madrid.

Dwayne Wade, 35 años, 23,3 puntos, 5,7 asistencias y 4,8 rebotes de media en sus 13 temporadas en la NBA, aún no ha descartado volver a Miami, aunque su decisión de comprarle por 8 millones de dólares su propio contrato a los Chicago Bulls, equipo en el que militó la pasada temporada, le ha abierto las puertas de Ohio. Jugará en Cleveland una temporada a cambio de 2,3 millones de dólares -el mínimo salarial en la NBA para un jugador con su experiencia- y se dará la oportunidad de luchar de nuevo por el anillo, aunque lo más importante es que dará más razones a LeBron James en su cruzada personal contra los Golden State Warriors de Stephen Curry, Kevin DurantKlay Thompson.

Koby Altman, general manager de la franquicia de Ohio, no ha querido hacer declaraciones al respecto aunque todos apuntan a tres nombres para hacer hueco a Wade en la lista de 20 jugadores que comenzarán los entrenamientos de pretemporada. Richard Jefferson, Kendrick Perkins y... José Manuel Calderón. Sí, otra vez Calderón.

El base de Villanueva de la Serena, pasado exitoso en los Toronto Raptors, más fugaz en Detroit, Dallas, New York, Lakers y Hawks, ya sufrió una decepción considerable la pasada temporada cuando Golden State, equipo a la postre ganador del anillo de campeón, decidió fichar al jugador español para después despedirle y conseguir a Matt Barnes que acababa de ser cortado por los Sacramento Kings. Aquella 'jugarreta' en realidad estuvo condicionada por la lesión de Kevin Durant la misma noche que el español, como reconoció a MARCA, "tenía las maletas preparadas para unirme a ellos en Chicago porque estaban en plena gira por el Este".

Calderón Scores 14, All In Fourth, To Help Hawks Past Grizz

Calderón terminó en Atlanta y disputó unos playoffs en los que cayeron en primera ronda contra los Wizards. Sin embargo, el extremeño terminó satisfecho por las muestras deportivas que dejó en los Hawks. De hecho, fueron tales que, unidas a su condición de agente libre a final de temporada, le valieron unas negociaciones que cristalizaron en un contrato con los Cavaliers, candidatos a todo una temporada más. Es más, la bronca entre LeBron y Kyrie Irving que terminó con la salida del segundo y el fichaje de Isaiah Thomas dejaron entrever por qué King James se cansó de pedir otro base de garantías durante la pasada temporada.

Ahora, igual que sucedió con los Warriors, las opciones de pelear por el anillo de la NBA vuelven a estar en entredicho. Nadie abre la boca sobre qué sucederá, pero Calderón es uno de los nombres que hay sobre la mesa para abrir hueco a Wade en la plantilla de los Cavs. Y en caso de ser él...

José Manuel Calderón.

José Manuel Calderón.

"Mi sueño hace 12 años fue intentar ganar un anillo de la NBA y voy a intentarlo hasta el último momento. Llevo 12 temporadas y quiero ver si puedo llegar a 15. [...] Me encantaría jugar en este Real Madrid. Es un Madrid en el que a todos nos gustaría jugar, pero mi objetivo era ganar un anillo y voy a estar ahí hasta el final", afirmó en una entrevista en MARCA el pasado mes de junio, incluso antes de su fichaje por Cleveland. Sin embargo, ahora las condiciones han cambiado.

La lesión de Sergio Llull abre la puerta a un base puro en el conjunto de Pablo Laso y si han sonado ya con rotundidad nombres como los de Sam van RossomTyrese Rice y Malcolm Delaney, el del base español podría perfectamente entrar en el baile de nombres. Es más, probablemente sería del agrado del club blanco dentro de la política de españolización del equipo y más aún tras la marcha de Sergio Rodríguez a Moscú desde Philadelphia sin paso previo por la capital.

Es poco probable, sin embargo, que el base decidiera volver a la ACB -Baskonia podría ser su destino preferido pero allí ya hay exceso de directores de juego- y prefiriese revisar todas sus opciones en la NBA en busca del ansiado anillo que tanto se le está resistiendo. Varios son los equipos con la necesidad de un jugador de sus características y los oídos de Calderón estarán especialmente abiertos en este caso.

Lo que sí parece total y absolutamente descartable es la posibilidad de una retirada. Si bien es cierto que por edad -nacido en el 80 ya tiene 36 años- podría tocar una retirada que otros miembros de los júnior de oro como Raül López, Berni Rodríguez o Germán Gabriel decidieron adelantar, también lo es que el extremeño tiene intención de seguir hasta que el cuerpo aguante, al menos "dos o tres años más".