Cesk Freixas en una actuación.

Cesk Freixas en una actuación.

Música guerras culturales

“Quieren censurarme por catalán”: el PP valenciano contra un músico de la CUP

El PP de Pinoso emite un comunicado en el que exige a la Concejalía de Cultura que suspenda la actuación del viernes del cantautor Cesk Freixas, a la que tildan de “acto político pagado con dinero público”.

Lorena G. Maldonado

A falta de algo más de una semana de la cita independentista que crispa a España, el 1-O, las tensiones salpican el contexto cultural. El cantautor protesta barcelonés Cesk Freixas ha denunciado en su cuenta de Twitter un intento de censura por parte del PP en el Ayuntamiento de Pinoso, gobernado por PSOE: la formación popular se niega a que se celebre su actuación, contratada para el próximo viernes en el Teatro Auditorio del municipio valenciano.

En un comunicado con fecha del 19 de octubre de 2017, el Partido Popular de Pinoso ha expresado que solicita “a la Concejalía de Cultura explicaciones sobre la actuación del cantautor Cesk Freixas”: “Nos parece que la participación de un miembro de la CUP no es el cartel más idóneo para representar a este pueblo. ¿Por qué desde la Concejalía de Cultura se permite la imposición y alarde del catalán en nuestra población con actos lúdicos relacionados, precisamente, con este tipo de manifestaciones procatalanistas?”.

La imagen del cantautor, difundido el PP en su comunicado.

La imagen del cantautor, difundido el PP en su comunicado.

Insiste: “La respuesta es clara. Pensamos que el Gobierno de la Generalitat depende, en primera instancia, del apoyo de Compromis al PSPV, de ahí que el PSOE de muchos municipios no sea libre y esté atado por la imposición que Compromís hace del catalán, despreciando todo lo que tenga que ver con el castellano e incluso el valenciano, y manteniendo la desfachatez de la pertenencia a lo que ellos llaman Païssos Catalans”.

Cantar en catalán

Los populares cierran así su misiva: “Por eso reiteramos que la concejala de Cultura suspenda de inmediato este acto político pagado con dinero público y asuma las consecuencias ante tal acto de irresponsabilidad política”, escriben. El comunicado acaba con una fotografía en la que Freixas sale con su guitarra, ante un micrófono y con un enorme cartel de la CUP a sus espaldas.

“Me quieren censurar por ser catalán, por cantar en catalán y defender los Países Catalanes”, dice el cantautor en uno de sus tuits. “Nos quieren reprimir”, subraya. “Y nos tendrán más alegres y en compañía que nunca”. Lo cierto es que el cantautor está acostumbrado ya a estos intentos de censura por parte de los sectores conservadores, a veces efectuados con éxito y siempre por razones ideológicas, especialmente en varios municipios de la Comunidad Valenciana.

Freixas es militante de organizaciones como la Candidatura de Unidad Popular y el Sindicato de la música y centra su trabajo en la recuperación de la canción protesta en catalán. Ha editado una maqueta, seis trabajos discográficos y una compilación de versiones de otros cantautores internacionales, como Silvio Rodríguez, Víctor Jara, Raimon, Bob Marley o Ovidi Montllor. El caso más sonado que protagonizó el joven se dio en Cataluña a finales de agosto del 2009, cuando el PP y Ciutadans pelearon por prohibir su actuación en Figueras en el marco del Festival Acústica, aunque finalmente no resultó.

Presión sobre grupos

Cesk Freixas fue escogido en décimo lugar por la circunscripción de Barcelona de la CUP-Alternativa de Izquierdas en las elecciones al Parlamento de Cataluña de 2012. En las de 2015, ocupó un lugar simbólico en la lista electoral por la circunscripción de Barcelona de la CUP-Crida Constituent. La Unión Estatal de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras ha emitido un comunicado de apoyo hacia Freixas, en el que explica que “Def don Dos, Valtónyc, Soziedad Alkohólika, Chikos del Maíz, Ayak y Prok, Riot Propaganda o Sole Giménez (ex Presuntos Implicados) son artistas a los que el PP ha intentado vetar de una u otra manera por los motivos más variopintos”.

Y añade: “Ahora le toca el turno a Cesk Freixas, simplemente por su vinculación con la CUP. El internacionalismo y el apoyo muto no son lemas o recursos retóricos. Son prácticas y maneras de funcionar que orientan nuestro trabajo diario (…) Por todo ello, mostramos nuestra repulsa a todos y cada uno de los intentos censores del PP y mostramos nuestro apoyo al compañero Cesk Freixas. No callarem”.