A Rajoy le explota la cabeza en el nuevo vídeo de Joe Crepúsculo.

A Rajoy le explota la cabeza en el nuevo vídeo de Joe Crepúsculo. Alberto González Vázquez. Fotograma del vídeo musical.

Música Vídeos musicales y sátira

A Rajoy le explota la cabeza en el nuevo vídeo de Joe Crepúsculo

Trump bombardea Murcia y la Fiscalía pide 14 años de prisión para Crepúsculo por un tuit 'ofensivo': es la ¿distopía? con la que el cineasta Alberto González Vázquez ilustra 'Música para adultos'. 

Lorena G. Maldonado

El vídeo de la nueva canción de Joe Crepúsculo -Música para adultos- es agudo, agobiante y orwelliano: parecería una pesadilla tecnológica si no fuese porque el delirio se parece sospechosamente a nuestra vida. El autor es el cineasta, viñetista y guionista de El Intermedio Alberto González Vázquez -Querido Antonio-, que también dirigió aquella deliciosa sátira de Ratonera, de Amaral, en la que aparecían nuestros políticos magullados, sangrantes, pidiendo en la calle o inyectándose heroína, es decir, exactamente con los problemas que no tienen y que, según explicó la banda en su momento, deberían ayudar a resolver.

El de Crepúsculo arranca lanzando dramitas del primer mundo, como el error de conexión o la publicidad invasiva que devora la pantalla. Juega tan bien con estos dos aspectos que, de repente, te parece que internet ha volado y la imagen está en pause; o que Jesús Vázquez, vendiéndote fibra óptica de Jazztel, se ha impuesto al vídeo musical, pero no, forma parte de él. Quieres rebelarte y pulsar el mágico "puedes saltar el anuncio en 5, 4...", lástima que también es de pega. Genera la sensación onírica esa de las manos inservibles. Estamos solos ante el monstruo de la publicidad, de las caras felices, de la belleza y la sensualidad falsa de los anuncios de colonias. "Sí a la libertad, sí a la seducción, sí al amor, sí a todo, hostias". Nunca un eslógan lo pidió con tanto desgarro.

El tema se va de las manos y aparece Ferreras, en pleno Al rojo vivo, contando que una bomba atómica ha destruido Murcia. No olviden el hashtag #BombaMurciaARV para comentar la masacre al segundo. Trump asegura que "esto no es una agresión", que sólo es "música para adultos, que no puedes comprender", en la línea de la letra de la canción. Comienza la vorágine de memes, de whatsapp, de coñitas virales. Trump 1-0 Murcia; Murcia, qué hermosa eres, LOL. Los colegas, comentando "MEGALOL", "CRACK". El pan nuestro de cada día.

Al bueno de Joe Crepúsculo le da por escribir en Twitter: "OTRA BOMBA. Esto es música para adultos que no puedes comprender", y estalla la horda virtual de ofendidos profesionales

La rueda es imparable, no hay forma de salir de la espiral. Al bueno de Joe Crepúsculo le da por escribir en Twitter: "OTRA BOMBA. Esto es música para adultos que no puedes comprender", y salta la horda virtual de ofendidos profesionales: "Dice que no puedo comprenderla. ¡Nos está llamando imbéciles!", "Esto es un insulto para las personas con discapacidad intelectual", "Capacitista", "Unfollow", "Policía". Aunque borra el tuit y pide perdón, larga y verde es la ira de las redes y de la Fiscalía. Solicita 14 años de prisión para el cantante. Inda colabora a su entierro social desde la televisión.

Los linchamientos se reanudarán después del anuncio. Al Rajoy de la viñeta le estalla la cabeza a partir de la potencia desgarradora del tic de su ojo. Sangre y vísceras. La conexión se repara, pero entonces, se apaga la batería. Al carajo en 1, 2, 3.