David Foster Wallace.

David Foster Wallace.

Libros

El 'Me Too' purga la literatura: Foster Wallace y Junot Díaz maltrataron y violaron a mujeres

El Premio Pulitzer en 2008 ha abandonado al Festival de Sidney acusado de violación. Dice que "asume su responsabilidad". La escritora Mary Karr ha tirado de este hilo y ha recordado que fue maltratada por Foster Wallace.

El novelista Junot Díaz, ganador del Premio Pulitzer en 2008, canceló todos sus actos en el Festival de Escritores de Sídney después de que fuera acusado por otra autora de haberla acosado sexualmente en el pasado, informó hoy el festival. La organización dijo que el estadounidense-dominicano abandonó el festival "tras acusaciones de comportamiento inapropiado y agresivo hacia Zinzi Clemmons y otras mujeres jóvenes", en un comunicado recogido por la cadena ABC. Clemmons, que también participa en el festival, hizo la acusación durante una charla en la que preguntó a Díaz sobre su reciente ensayo en la revista The New Yorker en el que el escritor relataba los abusos que sufrió de niño.

Luego la autora le pidió que explicara por qué la trató como lo hizo hace seis años cuando ella era estudiante en la Universidad de Columbia. Posteriormente, Clemmons relató en Twitter que invitó a Díaz a un taller de literatura y que él "lo aprovechó como una oportunidad para arrinconarme y besarme a la fuerza. Ni de lejos soy la única a la que ha hecho esto". El autor de "La maravillosa vida breve de Óscar Wao", obra con la que ganó el Pulitzer, respondió en un comunicado emitido por su agente literario en Nueva York a la prensa estadounidense en el que aseguró que "asumo la responsabilidad por mi pasado""Esta es la razón por la que tomé la decisión de decir la verdad sobre mi violación y sus dolorosas consecuencias. Este diálogo es importante y debe continuar. Escucho y aprendo de relatos de mujeres de este movimiento cultural pendiente y esencial", añadió.

Más casos: David Foster Wallace 

También la periodista y poeta Mary Karr se ha manifestado en Twitter contra David Foster Wallace: "Profundamente entristecida por las alegaciones contra Junot Díaz. Mi apoyo a todas las mujeres lo suficientemente valientes para hablar. La violencia que David Foster Wallace infligió hacia mí como madre soltera fue ignorada por su biógrafo y el New Yorker a pesar de que tenían las cartas en la mano. Pero DFW era blanco", arremetió. Es cierto que esta información no es novedosa: los abusos a los que se refiere fueron documentados y asumidos por el mundo literario como un rasgo más del carácter de Wallace. En una entrevista en Atlantic en 2012, su biógrafo explicó que la violencia de Wallace contribuía a su gloria, y que todo aquello lo convertía en un "tipo realmente fascinante".

En el libro Todas las historias de amor son historias de fantasmas: la vida de David Foster Wallace, DT Max menciona de pasada que Wallace "tiró una mesa de café" y "trató de empujar a Karr desde un coche en marcha". Karr asegura que esto es "aproximadamente el 2% de lo que sucedió". Y contó: "Intenté comprar un arma. Me pateó. Trepé por el costado de mi casa por la noche. Tuve que cambiar mi número dos veces, y lo seguía consiguiendo. Continuó meses y meses".