Manuel Bartual pasará al mundo de la novela.

Manuel Bartual pasará al mundo de la novela. Cynthia Estébanez

Libros Historia de un éxito

De Twitter a Planeta: Manuel Bartual se convierte en novelista

El fenómeno que desató en los móviles de cientos de miles de usuarios de la red de redes ha llamado la atención de la editorial, que ha contratado sus servicios sin tener la novela terminada. Aparecerá en marzo de 2018.

El éxito underground que revolucionó Twitter este verano ya es mainstream. ¿O es al revés? El hilo de Manuel Bartual que alteró las redes sobre unas misteriosas vacaciones, repitiendo la fórmula que Orson Welles había puesto en práctica con La guerra de los mundos, llamó la atención de la editorial Planeta, entre otras, que ha contratado las artes del diseñador, guionista y dibujante de cómics para publicar su primera novela. Ha sido Bartual el que ha anunciado en Twitter, precisamente, que el próximo marzo aparecerá el texto que escribe desde septiembre. Planeta, en su campaña de marketing, la tilda de “esperadísima”

El relato en redes recibió más de 555K retuits, 4M de likes y 1,3 billones de impresiones, fue Trending Topic mundial y carne de producto cultural. De 16.000 seguidores pasó a rozar los 400.000 antes de que muchos se sintieran defraudados al entender que aquello que estaban leyendo era una ficción, es decir, una novela. El fenómeno saltó a los titulares, donde se le selló como “el Stephen King de Twitter”.

Manuel Bartual: 

"Quizá exista más gente dispuesta a leer de lo que sospechamos, pero no a través de los medios que utilizamos habitualmente para narrar una historia"

"Ando de vacaciones desde hace un par de días, en un hotel cerca de la playa. Iba todo bien hasta que han comenzado a suceder cosas raras". Así arrancaba el hilo construido con una estructura muy medida por su autor, que descubrió a muchos tuiteros la esencia de un relato de ficción. La clave estaba en la ruptura del formato tradicional de las ficciones: Bartual confirmó que una novela que no parezca una novela es mucho más eficiente que una novela. También que España es un país con muy pocos lectores, como insiste el CIS en repetir con cada estudio de hábitos de lectura.

En busca de la credibilidad

En una entrevista con este periódico, no publicada hasta ahora, el autor respondió que le debieron leer tanto lectores habituales de novela como no. “Me ha dado un poco de rabia la gente que comentaba que si esto estaba gustando, los que abrieran algún día un libro iban a flipar. Como dando por supuesto que nadie podía estar enganchado a esta historia si era lector habitual de novela. Me parece que un argumento exageradamente reduccionista, y muy alejado de lo que en realidad estaba sucediendo”.

¿Twitter es más creíble que el papel? “Es mucho más directo. La sensación de que lo que se está contando allí está sucediendo en ese preciso momento es muy poderosa”, explicaba Bartual. ¿Estaban sus lectores desengañados con la novela tradicional? “Quizá simplemente haya quien busque otros soportes para leer historias. Lo que me parece que ha quedado claro es que la demanda de ficción sigue siendo enorme”.

La editorial también lo cree. Tal y como confirma a este periódico, ha contratado el libro de Bartual sin tenerlo escrito. Sobre la tirada prefieren no aclarar las cifras.

Lector de móvil, ¿y de papel?

En su día llamó mucho la atención por qué a pesar de ser un país sin lectores, sus tuits tuvieron tanta aceptación y difusión. “Quizá exista más gente dispuesta a leer de lo que sospechamos, pero no a través de los medios que utilizamos habitualmente para narrar una historia”, contó en septiembre a este periódico. Los medios habituales son los que ahora difundirán su primera novela.

Manuel Bartual

"A la postre, esto generaba una conexión mucho mayor entre el emisor y el receptor, ya que cada nuevo detalle de mi historia era recibido por el lector en su teléfono móvil"

“No sé cuáles han sido las claves para que la mía haya impactado en la gente de esta manera, pero a posteriori veo claros algunos factores. Seguramente uno de los principales haya sido el manejo de los tiempos. En cualquier otra ficción tú controlas o al menos eres consciente de los tiempos que se están manejando, en la mía nadie podía saber cuándo se produciría la siguiente actualización o incluso cuándo terminaría la historia. Eso ha producido mucho enganche, con gente que no se limitaba a seguirme en Twitter, sino que además activaba las notificaciones de mi perfil para no perderse ninguna actualización de la historia. A la postre, esto generaba una conexión mucho mayor entre el emisor y el receptor, ya que cada nuevo detalle de mi historia era recibido por el lector en su teléfono móvil de la misma forma en la que un amigo le escribe un mensaje de Whatsapp”.

De Twitter al libro, de la pantalla al papel. En este camino a la inversa, ¿logrará dotar al libro lo que le falta para tener tantos seguidores como las redes sociales? El propio escritor y dibujante aseguraba a este periódico que eligió Twitter, su red favorita, para ensayar una ficción, porque le permitía “dotar al relato de la verosimilitud que la historia demandaba”.

Manuel Bartual eligió Twitter para crear el relato porque le permitía dotarlo de la verosimilitud que la historia demandaba

“Twitter es lo que para nuestros padres fue la televisión, o lo que para lo que nuestros abuelos fue la radio: un medio de comunicación del que recibimos una información que pocas veces ponemos en duda”. A finales de marzo sabremos si ha sido capaz de hacer que la verosimilitud del móvil no fallezca en un libro.