Han pasado 75 años desde que la Segunda Guerra Mundial llegó a su fin y cada día se conocen nuevos datos acerca de la contienda. Este 7 de septiembre, se ha descubierto bajo el mar noruego un buque de guerra alemán de la guerra más cruel que ha sacudido al mundo.

Noticias relacionadas

El barco fue construido en la década de los veinte, cuando todavía reinaba la paz en Europa, y posteriormente fue equipado para entrar en combate. Se le añadió una esvástica y partió hacia Noruega para participar en la invasión del país escandinavo. Cuando estalló la guerra, Berlín dependía del hierro sueco, que llegaba al país desde un puerto noruego. De esta manera, en 1940 comenzaba la Campaña de Noruega y miles de hombres alemanes y vehículos armados fueron enviados al norte de Europa.

El buque, que mide 174 metros, fue alcanzado a lo largo de la invasión por un torpedo británico poco después de comenzar su viaje de regreso desde el puerto de Kristiansand, en el sur de Noruega. Posteriormente, la tripulación del barco tuvo que ser evacuada y finalmente los propios alemanes hundieron su barco, concretamente a 24 kilómetros de la costa.

Fotografía del barco destruido en la costa noruega por los británicos. Reuters

Ahí ha permanecido olvidado, bajo las oscuras aguas del norte, durante 80 años. El barco ya había sido detectado en 2017 pero ha sido ahora cuando se ha fotografiado por primera vez. Tal y como señala la empresa de red eléctrica Statnett y un arqueólogo marino, el hallazgo se encuentra a tan solo 15 metros de un cable de alimentación submarino que ha estado operando desde 1977.

Según indica ReutersStatnett habría tendido su cable de alimentación en otro lugar de haber sabido que allí descansaban los restos de un barco de la Segunda Guerra Mundial.