Robert Reford en el Sundance. EFE.

Robert Reford en el Sundance. EFE.

Cine Contra la cultura del abuso

Robert Redford: "A los hombres ahora nos toca escuchar"

"Está cambiando el orden de las cosas, y las mujeres tienen una voz cada vez más fuerte", aseguró el actor y fundador de Sundance.

Utah (EEUU)

Sundance no empieza hasta que Robert Redford lo dice. El actor fue el fundador del que ahora es el epicentro del cine indie. Cada enero lo mejor del cine de autor hecho en los bordes de la industria se concentra en un pueblecito de Utah para presentarse en sociedad e intentar que los productores se fijen en ella. En los últimos años muchas de las favoritas -que se pueden ver en un especial que Sundance TV emite estos días- como Whiplash o Beasts of the southern wilde pasaron por aquí antes de llegar a los Oscar.

Pero antes de que eso llegue siempre llega el discurso de su creador. Este festival es el niño mimado del actor. Nadie daba un duro por su propuesta en 1978, y ahora todos quieren estar aquí. Este año, las palabras de Redford tenían que hacer referencia al Caso Weinstein y los acosos destapados en Hollywood por las publicaciones del New York Times y The New Yorker. Redford no ha tardado en opinar, y ha dejado claro la importancia que otorga a los movimientos originados a raíz de las denuncias. Para él el #MeToo y Time’s Up es “un punto de inflexión para que Hollywood de más oportunidades a las mujeres”.

Para él el #MeToo y Time’s Up es “un punto de inflexión para que Hollywood de más oportunidades a las mujeres”

En este contexto, el actor y director ha dejado claro qué es lo que tienen que hacer los hombres. “Está cambiando el orden de las cosas, y las mujeres tienen una voz cada vez más fuerte. Ahora hay más imparcialidad. El papel de las mujeres ahora es usar sus voces, mientras que el papel de los hombres ahora es escuchar y dejar que las voces de las mujeres sean escuchadas y pensar en lo que están diciendo”.

Por vivir este “momento de inflexión” de la industria, Redford manifestó sentirse “muy optimista ahora mismo”. “Esto está haciendo que se den más oportunidades a las mujeres y a las directoras para que sus voces sean oídas en sus propios proyectos”, añadió y dejó claro que “Weinstein no va a acabar con el show. Él fue un momento de la historia, y vamos a avanzar y dejar esto en el pasado”.

Abusos en Sundance

Su optimismo se contagia, y todos los allí presentes sintieron que ese “cambio” que tanto mencionó estaba cerca y que realmente “está cambiando el orden de las cosas para que las mujeres tengan una voz más fuerte que no lo tenían antes porque había demasiado control por el dominio masculino”.

Al lado del Robert Redfor apareció el director ejecutivo del instituto Sundance Keri Putnam, que tuvo que hacer frente a la pregunta más incómodas de la presentación, ya que un periodista le recordó que fue en Sundance donde ocurrieron varios de los acosos que denunciaron actrices como Rose McGowan. “Nosotros apoyamos la diversidad, la creatividad y muchas cosas que son completamente opuestas a esos comportamientos. Por supuesto que lo que ocurrió durante el festival nos parece enfermizo, pero no teníamos conocimiento de ello”, añadió.

Lo que ocurrió durante el festival nos parece enfermizo, pero no teníamos conocimiento de ello

Este año el certamen ha querido poner su granito de arena en este movimiento, por lo que ha instalado una línea de atención las 24 horas para que cualquier mujer pueda denunciar si sufre un acoso, además, este año tendrá lugar una marcha en la que estarán al frente actrices como Jane Fonda, que pedirá respeto e igualdad para las mujeres. Una nueva muestra de que el feminismo ha dado un paso al frente en Hollywood. No es la primera vez que Sundance sale a la calle, ya que el año pasado esta misma manifestación se realizó, pero para protestar contra Donald Trump.

Del presidente de EEUU también se ha acordado Robert Redford, especialmente de su mala relación con la prensa, a la que ataca constantemente, y que hizo que el año pasado Meryl Streep alzara su voz en los Globos de Oro, y que ha provocado que Spielberg corriera para estrenar este año Los archivos del Pentágono. Para Redford, que fue uno de los protagonistas de Todos los hombres del presidente, que hablaba de los periodistas que provocaron la caída de Nixon, “el periodismo es un asunto muy importante”. “Siempre parece estar atacado, periódicamente ocurre, porque el periodismo es nuestra forma de llegar a la verdad, y llegar a la verdad es cada vez más complicado en este clima que vivimos ahora”, ha zanjado.