El juzgado de Instrucción número 1 de Córdoba ha admitido a trámite la demanda de la Asociación Española de Abogados Cristianos contra la Diputación de Córdoba por "promover" la exposición Maculadas sin remedio en la que se mostraba un cuadro de una virgen semidesnuda.

Noticias relacionadas

La asociación ha explicado en una nota que la querella se centra contra la delegada de Cultura de la Diputación de Córdoba y presidenta de la Fundación Botí, María Luisa Ruz, al considerar que varias de las obras expuestas en la muestra "constituían un delito contra los sentimientos religiosos".

La querella de Abogados Cristianos se extiende también contra Charo Corrales, autora del cuadro Con flores a María, que representaba la imagen de una "virgen semidesnuda masturbándose", así como contra otras tres autoras de obras incluidas en la misma exposición.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha insistido en que la exposición de dichas obras "además de incurrir en un delito contemplado en el Código Penal, suponen una vulneración de los Derechos Fundamentales recogidos en la Constitución". Castellanos ha criticado que la Diputación de Córdoba "no retirase dichas obras por iniciativa propia pese a las quejas recibidas por parte de varios colectivos de la ciudad".

Además, ha denunciado que "se financiase con dinero público una exposición que constituye un claro ataque a un colectivo tan importante para la ciudad de Córdoba como son los cristianos".

La obra Con Flores a María, que fue rajada por un desconocido el pasado mayo poco después de su exhibición en la galería de Presidencia de la Diputación de Córdoba, mostraba a la artista Charo Corrales, con la mano en su sexo, como si fuera una inmaculada de Murillo.