Dora García en la entrada del Caixaforum de Madrid.

Dora García en la entrada del Caixaforum de Madrid. La Caixa

Arte

Dora García recibe un premio de 'la Caixa': "Ahora podré pagar a mis colaboradores"

La artista recibe 50.000 euros para desarrollar su obra y cuenta la precariedad en la que viven los artistas. Sobre la presencia de la mujer en los museos españoles: "Soy partidaria de las cuotas porque no hay igualdad". 

“Ahora podré realizar una publicación y con el resto del dinero podrá invertirlo en mi exposición en el Museo Reina Sofía y poder pagar a mis colaboradores. Lo que antes era un problema, ahora ya no lo es”, ha contado la artista Dora García a los medios de comunicación, durante la entrega de los Premios Arte y Mecenazgo 2018 de la Obra Social 'la Caixa'. En el encuentro, la artista hizo un recorrido por la precariedad con la que los artistas españoles: “El dinero te da libertad. Ahora podré ser generosa con los proyectos y con los colaboradores”, dijo la artista que fue acusada de pagar 5 euros la hora a sus performers que actúan en el Reina Sofía.

La dotación de los galardones es de 90.000 euros, que se reparten entre la creadora, la galería Espaivisor de Valencia y la Fundación Rosón Arte Contemporáneo (en Pontevedra). García recibirá 50.000 euros, 20.000 de los cuales serán destinados a la producción de un libro de artista. Ha reconocido que ella vive gracias a su salario como profesora, pero que sabe de lo difícil que es la vida del artista en este país.

Precarios vitales

De hecho, cuenta que suele bromear con este asunto porque sólo conoce a un artista que puede vivir de lo que vende. El resto, condenados a buscarse un trabajo con el que llegar a fin de mes. Sin embargo, Dora ha vivido en Bélgica una situación completamente diferente, porque allí, a pesar de que los ingresos de los artistas no son regulares, hay asociaciones que garantizan la jubilación, ha contado. “Lo menos habitual es el artista que vive de su obra. Ahora mismo es un sálvense quien pueda. El ingreso por ventas es mínimo”.

El galerista premiado, Mira Bernabeu, también artista, asegura que un artista dé clases de arte es un privilegio, en referencia a la situación de Dora García. “Nunca hemos vendido nada el día de la inauguración”, ha añadido el galerista de Espaivisor. Dora García también ha denunciado que las instituciones se lavan las manos en la participación económica de los proyectos, como le sucedió en La Bienal de Venecia, donde tuvo que trabajar con el dinero que quiso darle el Ministerio de Cultura. Como fue insuficiente, montó una campaña de micromecenazgo para pagar a los performers.

Sí a las cuotas

“Mis galerías tampoco pueden hacerse cargo de una producción que sobrepase los 3.000 euros”, ha asegurado. Un panorama desolador, que quedó retratado en el informe de la Universidad Nebrija, producido por Marta Pérez Ibáñez e Isidro López-Aparicio (La actividad económica de los/las artistas en España), en el que se desveló que sólo el 15% de los artistas pueden vivir de la venta de su obra. Dora García no conocía este informe y pidió que se investigara más sobre la economía del artista antes de pensar en la creación de un Estatuto del artista, del que tampoco tiene información.

Tampoco ayuda al artista su condición de género. Tal y como avanzó este periódico, en el Museo Reina Sofía sólo se programaron 11 exposiciones de mujeres artistas en 10 años, sobre un total de 167 muestras temporales, es decir, un 6%. ¿Qué le parece esta situación? “Me parece muy mal”, responde la artista que señala que a los gestores ni siquiera se les pasa por la cabeza que debe haber mujeres. “Ese heteropatriarcado cultural lo arrastramos. Soy partidaria de las cuotas porque no hay igualdad y es necesario que haya una ley para defender la presencia de las mujeres”.

Un mecenazgo ya

La falta de voluntad política en la elaboración de una ley de mecenazgo a medida fue motivo de crítica de los presentes. Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación “la Caixa”, explicó que España debe “encontrar los alicientes para que la sociedad civil sea generosa”, en referencia a las ventajas fiscales pero no sólo. “Nos habría gustado que en las dos anteriores legislaturas se hubiera dado un impulso al mecenazgo como ha ocurrido en otros países”.

“Ahora tenemos a José Guirao, un ministro que conoce las necesidades del sector y con mucha sensibilidad. Será una legislatura corta y tendrá que negociar con Hacienda, pero estamos esperanzados con este Gobierno y sus buenos gestos”, ha explicado Durán, para quien la reforma del micromecenazgo “ha tenido un impacto nulo en el sector del arte”. El coleccionista Carlos Roscón asegura que necesitan mayores ventajas fiscales para las empresas. Para Ignasi Miró, director del área de cultura de la Fundación 'la Caixa', “lo más importante no es la ley, sino la conciencia”.

En ese sentido Roscón ha reclamado mayor intervención en las aulas, para que los alumnos aprendan, entiendan y valoren el arte. “Que sepan que entrar en un museo no es algo tabú”. Por eso es optimista: “Que esté Pepe Guirao como ministro es muy importante para el arte, porque confío en que será un cambio radical”.