La Dama de Elche, la mujer más famosa del Museo Arqueológico Nacional.

La Dama de Elche, la mujer más famosa del Museo Arqueológico Nacional. CC

Arte Machismo en el arte

El Museo Arqueológico Nacional ignora a las arqueólogas

Once hombres y ni una mujer especialistas en esta era para hablar de la Europa céltica, en el museo público donde una arqueóloga fue directora de ese departamento durante dos décadas.

Este jueves se celebra en el Museo Arqueológico Nacional (MAN) un simposio titulado Ciudades y estados en la Europa céltica, junto con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Universidad Complutense. Se trata de un acto de gran visibilidad, tanto por el marco en el que se celebra, como por los canales por los que se ha difundido el elenco elegido: 11 hombres y ni una mujer.

El MAN ha convocado a Jesús Álvarez Sanchís, Martín Almagro Gorbea, Manuel Fernández-Götz, Alberto Lorrio, Luis Berrocal, Francisco Gracia Alonso, Gonzalo Ruiz Zapatero, Fernando Quesada, Gustavo García Jiménez, Eduardo Sánchez Moreno y Alberto Pérez. Todos han aceptado su participación a pesar de la ausencia completa de mujeres, a pesar de que hace unos días se creó la plataforma de académicos “No sin mujeres”. Éstos firmaron un manuscrito en el que se comprometen públicamente a no participar como ponentes en ningún evento académico o mesa redonda de más de dos ponentes “donde no haya al menos una mujer en calidad de experta”.

La convocatoria incumple la ley de igualdad y la agrupación Arqueólogas feministas -del Colegio oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía, Letras y Ciencias de Madrid- ha llamado la atención sobre el programa: “Es abrumador, asombroso, sorprendente, lamentable, intolerable… que en un acto de este tipo en el que intervienen 11 personas no haya ninguna mujer representada”. Piden que desde instituciones como el MAN se genere un observatorio o comisión efectiva de actos “que imposibilite que esto pueda volver a suceder”. Además, piden que desde el MAN se ofrezcan “explicaciones, disculpas y compromiso” de reparar la situación.

Es abrumador, asombroso, sorprendente, lamentable, intolerable… que en un acto de este tipo en el que intervienen 11 personas no haya ninguna mujer representada

Expertas en la Europa Céltica, reconocidas, que han sido ninguneadas por el MAN, se encuentra Magdalena Barril (conservadora del MAN durante casi 20 años y responsable de esa parte de la colección, ahora directora del Museo Arqueológico de Cuenca), Isabel Baquedano y Marian Arlegui (directora del Museo Numantino). Este periódico ha preguntado sobre este atropello a la Secretaría de Estado de Cultura, pero se desvincula del montaje de la jornada en el museo público. También señalan que el MAN no ha participado en la designación de ponentes. 

Y la máxima autoridad y responsabilidad del MAN añade: "Se ha respetado la propuesta realizada por la Universidad Complutense y Desperta Ferro ediciones, que son los organizadores. El museo participa en este simposio albergando su actividad que, por su temática, es de interés para el mismo". Lo que no cuenta la Secretaría de Estado es que Andrés Carretero, director del MAN, recibió la composición de las mesas y no vio el más mínimo problema. Así lo asegura a este periódico uno de los organizadores y ponentes, Gonzalo Ruiz-Zapatero.

Al cuestionado director del MAN le pareció normal el 11-0 que proponía la actividad a desarrollar en el museo nacional que está bajo su responsabilidad, sobre todo teniendo en cuenta que una de las especialistas en este país ha sido dos décadas conservadora en ese museo.

Corporativismo masculino

Ruiz-Zapatero asegura que no hay discriminación en este acto, más propio de una sociedad de finales de la Edad del Hierro (II a.C.) que del siglo XXI. "El problema es si las personas convocadas son las idóneas. La lista de los agraviados podría hacerse infinita y lo cierto es que hay gente que no está preparada porque se dedica a esta especialidad vagamente. El criterio siempre debe ser la competencia y el estudio de los Celtas está dominado por los hombres. Esa es la realidad. Hay alguna mujer, pero en el MAN no hay ninguna especialista en este tema", explica a este periódico. 

Para el arqueólogo ni siquiera Magdalena Barril está preparada, porque "no ha publicado nada sobre el tema"... a pesar de ser la persona con mayores responsabilidades museográfica durante décadas en esta franja histórica."La Academia está en su derecho de convocar a quien quiera y crea más oportuno. Somos un grupo de académicos que nos hemos reunido y hemos pensado en los colegas más interesantes. Habrá que demostrar que no las hemos invitado porque sean mujeres..." 

El comunicado de las arqueólogas continúa explicando que es seguro que en las ciudades y los Estados de la Europa Céltica “la mitad de la población serían mujeres”. “No es nuevo el interés de la visibilización de la sociedad completa y no sólo una parte de ella en el estudio del pasado. No e menos cierto que en la actualidad y desde l llamada Academia se difunde no sólo conocimiento de la historia, también modelos presentes, los mismos desde los que construimos ese pasado”.