Sevilla

La RAE abre sus puertas a los beatlemaníacos y a los antitaurinos en la 23ª edición del Diccionario de la lengua española. También firma un guiño a Cataluña con la inclusión de la definición de su mítico personaje folclórico: el casteller; e introduce coloquialismos como bordería, casoplón o zasca, un término que "va exclusivamente con la marca España", según ha asegurado Paz Battaner, la directora del DLE.

Noticias relacionadas

Esas son las principales novedades en cuanto a adiciones del diccionario que han presentado el director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, la propia Battaner y Raquel Montenegro, directora de la Academia Guatemalteca de la Lengua, este jueves en Sevilla, en el marco del XVI Congreso de las Academias de la Lengua Española, que reúne a las 23 instituciones encargadas de defender y fomentar el uso del español en todo el mundo

En total se han realizado 1100 modificaciones —229 artículos que no estaban, 88 acepciones nuevas y 536 enmiendas etimológicas o de significado— para esta última edición del diccionario, todas disponibles ya en la página web de la RAE. Lo más destacable siempre son las nuevas palabras en las que pone el foco la Academia. Si entran desde su móvil en el diccionario, ya se pueden encontrar con términos como antitaurino, arboricidio —tala injustificada de árboles—, beatlemanía, brunch, cumplemés, annus horribilis, casoplón y zasca, que ha sido definida como "respuesta cortante, chasco, escarmiento".

La inclusión de muchas de estas nuevas acepciones, como bien ha señalado la directora del Diccionario, están impulsadas por el respaldo de un fuerte debate social, como en el caso de aquella que agrupa al colectivo de personas que se opone a las corridas de toros. "Tenemos unos criterios de que las palabras tienen que estar registradas por escrito y llevar unos años en uso, no ser efímeras", ha añadido Battener. Muñoz Machado, por su parte, ha querido recalcar que cada nueva inclusión supera "una criba muy rigurosa en un procedimiento ad hoc" y ha avanzado que la 24ª edición será la "revolucionaria".

Otros términos curiosos que se han añadido son los extranjerismos penthouse —apartamento o piso de lujo, generalmente con terraza, situado en la última planta de un edificio—, brochure —folleto impreso de carácter informativo o propagandístico— o muesli —alimento elaborado con una mezcla de cereales, frutos secos y otros ingredientes—. También mensajear —comunicarse por medio de mensajes escritos a través de un teléfono celular— o centrocampismo —táctica que favorece el juego en la zona central del campo—, así como, agendar, amá y apá —mamá y papá, fórmula utilizada en el País Vasco y en muchos países de Latinoamérica— o capillita —grupo de personas con intereses y fines comunes—.

En cuanto al apartado de adiciones de acepción o enmiendas, es decir, nuevas entradas dentro de una palabra o modificaciones de las definiciones de la misma, sobresale aplicar como "presentar una solicitud oficial para algo", una fórmula muy utilizada en Estados Unidos; la de sieso, que ahora se define también como persona "desagradable, antipática, desabrida"; o la de homeopatía que ha sido modificada de "sistema curativo" a "práctica". Aquí la lista con las principales novedades: