Juan Ignacio Blanco y la portada de su polémico libro.

Juan Ignacio Blanco y la portada de su polémico libro.

Cultura Un caso mediático

Muere Juan Ignacio Blanco, el criminólogo del 'caso Alcàsser', sin desvelar el misterio de las cintas

El periodista y polémico investigador, que defendió teorías alternativas y rocambolescas a la versión oficial, ha fallecido en Madrid a los 63 años.

Noticias relacionadas

El periodista y criminólgo Juan Ignacio Blanco, una de las figuras más relevantes del caso Alcàsser por sus polémicas investigaciones y por denunciar que tras el asesinato de Miriam, Toñi y Desirée se escondía una trama de hombres poderosos, ha fallecido este miércoles en Madrid.

Blanco, escritor de novela negra y autor de un libro sobre el crimen de las tres niñas que fue censurado por la Justicia a los tres meses de ser publicado, fue la sombra de Fernando García, el padre de Miriam, durante toda la investigación. Ambos denunciaron en programas como Esta noche cruzamos el Mississippi las chapuzas de la investigación y sostuvieron rocambolescas teorías, llegando a señalar directamente a cuatro políticos y empresarios importantes.

El polémico investigador, nacido en Madrid y curtido en el universo de los sucesos tras su etapa de redactor en el diario El caso, ha fallecido a los 63 años de edad, según ha informado el criminólogo Carlos G. Barret en su página de Facebook: "Como la gran mayoría sabréis, fue el investigador Criminólogo y Periodista que más profundizó en la búsqueda de la verdad sobre el caso de las niñas de Alcàsser".

Barret, que ha asegurado que el velatorio se realizará a lo largo de la mañana de este jueves en el tanatorio de San Lorenzo de El Escorial, ha definido a Blanco como un "compañero de de altura y profesión que tras emprender esta andadura en esclarecer la verdad sobre qué pasó con las 3 niñas, ha fallecido finalmente por una enfermedad que llevaba tiempo arrastrando". 

Blanco había vuelto a primera línea de actualidad por la emisión en Netflix del documental El caso Alcàsser, en el que el periodista, cuya salud ya comenzaba a dar señales preocupantes, aseguró tener en su poder unas cintas de vídeo que implicarían en el asesinato de las niñas a una serie de personas con "una relevancia social y económica en nuestro país absolutamente impresionante". Su colega Barret ha terminado su mensaje asegurando que "algún día se sabrá toda la verdad sobre el caso Alcàsser y será honrado en su nombre donde esté".