El montaje utilizado por Vox.

El montaje utilizado por Vox.

Cultura Polémica

Viggo Mortensen atiza a Vox por usar a Aragorn: "Es un partido xenófobo neofascista"

El actor lamenta que la formación de Santiago Abascal haya utilizado a su personaje para promover su campaña electoral.

La pasada jornada electoral del 28-A, Vox alentó a sus potenciales votantes a acudir a las urnas con un tuit polémico, excluyente, en el que ellos se dibujaban como los buenos de la película, mientras los medios de comunicación, el feminismo, el antifascismo, el independentismo y la comunidad LGTBI, entre otros, se erigían como los grandes enemigos del país. "¡Qué (sic) comience la batalla por España!", lanzó la formación de extrema derecha con falta de ortografía incluida.

Para ello utilizaron un montaje bastante cutre, todo hay que decirlo, con una de las escenas mas icónicas de la tercera entrega de El Señor de los Anillos. Vox colocó su logo y una bandera de España sobre Aragorn en el momento de iniciar la batalla contra las huestes de Sauron a las puertas de Mordor. Los emblemas de los grupos anteriormente citados fueron ubicados en la zona de los orcos y demás criaturas tenebrosas.

La batalla, en la película, se saldó con la victoria de los hombres de Gondor y Rohan; no sucedió lo mismo en las urnas, consiguiendo Vox un total de 24 escaños, muchos menos de los que Abascal y compañía esperaban.

El actor que da vida a Aragorn en El Señor de los Anillos es Viggo Mortensen, y en lugar de hacer oídos sordos a la gracieta de Vox, ha querido mandarle un mensaje bastante nítido a la formación ultra. "Hay que ser bastante ignorante para pensar que el uso del personaje de Aragorn (...) para promover la campaña electoral de un partido xenófobo de ultraderecha como Vox sería una buena idea", ha escrito el intérprete en una carta publicada en El País.

"No solo es absurdo que a mí (...) una persona interesada en la rica variedad de culturas e idiomas que existen en España y en el mundo, se me vincule a un partido político ultranacionalista y neofascista", continúa Mortensen. "Es aún más ridículo que se utilice el personaje de Aragorn, un estadista políglota que aboga por el conocimiento y la inclusión de las diversas razas, costumbres y lenguas de la Tierra Media, para legitimar a un grupo político antiinmigrante, antifeminista e islamófobo".

El actor termina su mensaje avisando de los peligros de las políticas excluyentes: "Me reiría de su torpeza, pero Vox ha entrado en el Congreso con 24 escaños; no es un chiste, y habrá que estar atentos y proactivos, como lo es Aragorn en la saga de Tolkien".