Lorena G. Maldonado y Javier Zurro, redactores de la sección de Cultura.

Lorena G. Maldonado y Javier Zurro, redactores de la sección de Cultura. Carmen Suárez.

Cultura Guerrillas Culturales (I)

"Mariconez" en OT: ¿a favor o en contra de la canción de Mecano?

Inauguramos sección: todos los miércoles, guerrilla cultural. En esta ocasión, Javier Zurro y Lorena G. Maldonado debatirán sobre la pertinencia de cambiar la palabra 'mariconez' de la canción de Mecano, interpretada esta noche en OT. 

Javier Zurro Lorena G. Maldonado

Inauguramos sección: todos los miércoles, guerrilla cultural. Los redactores Javier Zurro y Lorena G. Maldonado debatirán sobre la problemática artística del momento enfrentando dos posiciones contrarias con distensión y humor, sin ceder a la polarización faltona que se celebra cada día en redes sociales sobre las cuestiones espinosas. Hablando, los ciudadanos se encuentran; las Españas se cohesionan. En esta ocasión, el tema es el concepto "mariconez", que aparece en un verso de la canción Quédate en Madrid de Mecano, y que tanto revuelo viene levantando estos días en Operación Triunfo. La canción fue encomendada por el profesorado a los concursantes María y Miki, y la primera -joven abiertamente bisexual- mostró su incomodidad por la palabra "mariconez" por sus connotaciones homófobas. 

La guerrilla cultural, con Lorena G. Maldonado y Javier Zurro Carmen Suárez

Preguntado por la posibilidad de cambiar esa palabra por "estupidez", el autor José María Cano se negó, así que todo apunta a que esta noche, en la gala de OT, los músicos entonarán la frase maldita. Pero, ¿era censura lo que proponía María, o era pura revisión acorde a 2018? ¿Puede una intérprete cambiar la letra de una canción según sus valores, ha de respetar el texto original, o, sencillamente, debe negarse a cantarla si le incomoda? ¿Las canciones deben ser ejemplarizantes o son ficción y ahí todo cabe? ¿El arte ha de tener siempre responsabilidad social -y luchar por los derechos humanos- o es un páramo libre y sin moral? Charlemos.