Rober Bodegas en su polémico monólogo.

Rober Bodegas en su polémico monólogo.

Cultura Límites del humor

"Más de 400 amenazas de muerte" a Rober Bodegas, de Pantomima Full, por reírse de los gitanos

El cómico pide perdón por el contenido de su monólogo, tachado de "racista", y explica que se han organizado "batidas" para buscarle y "servir venganza".

Rober Bodegas, del carismático dúo cómico Pantomima Full -a quienes ya entrevistamos en esta ocasión-, ya lo vaticinaba en el monólogo de la polémica: “Ya no se pueden hacer chistes sobre gitanos (…) Yo trabajo de guionista en la tele. Y cada vez que alguien hace un chiste de gitanos llega una carta, sorprendentemente bien escrita, pidiendo que no se hiciese eso más. Y ya no se hace. Es difícil ver un chiste de gitanos en la tele. Me parece bien. Ellos han pedido que no hagamos chistes, y lo estamos cumpliendo. Nosotros hemos pedido que vivan acorde a nuestras normas sociales, y ellos supongo que necesitan tiempo”. Las risas que retumbaron en ese momento en la sala no se han vuelto a repetir en la posterior valoración del texto cómico. La broma ha herido a la comunidad gitana, que subraya que “el racismo no es humor nunca”, y la avalancha de críticas ha caído sobre Rober Bodegas como un jarro de agua fría.

Él ha contestado así en un comunicado: “En vista de las reacciones que ha suscitado el extracto de una de mis actuaciones en el programa Central de Cómicos del canal Comedy Central en la que hablo sobre la comunidad gitana, quiero pedir disculpas públicamente a todas las personas que se hayan sentido ofendidas, tanto en su comunidad como fuera de ella”, comienza el humorista. “Entiendo y asumo que la provocación forma parte de mi trabajo y que pro ello las reacciones suelen polarizarse. Con relación a otras temáticas tratadas en el show, que suponen el 95% del mismo y nada tienen que ver con el asunto, también ha habido reacciones encontradas, aunque, por supuesto, no de este modo”.

Explica Bodegas que a él, personalmente, no le ofende ningún chiste, “ya ataque a mi procedencia, físico, valores o creencias, más allá de encontrarlo más o menos gracioso y/o certero, pero comprendo que no todo el mundo afronta el humor de la misma manera”. En su opinión, recuerda, “no hay que esperar pedagogía ni didáctica en la comedia cuando se dirige a personas adultas, pues confío en el criterio personal de cada persona para discernir entre un chiste y un discurso serio”.

“No obstante, en vista de las más de 400 amenazas de muerte recibidas estos días pro personas ofendidas, así como la organización de batidas para buscarme y servir venganza, además de miles de insultos, veo y comprendo el error cometido. Por eso me reitero en mis disculpas”. Cuenta, además, que estos días se encuentra en zonas rurales de Centroamérica y que su conexión a internet es limitada, “por eso también me ha sido difícil encontrar tiempo para poder leer todo lo que he ido recibiendo y poder gestionarlo”.

Termina su justificación diciendo que ha pedido al canal que retire el vídeo y que no pondrá a disposición de las autoridades “ninguna de las amenazas recibidas siempre que se dé este asunto por zanjado de manera cordial”.