Tumba de Nefertari

Tumba de Nefertari Curiosity Stream

Cultura Egipto

La realidad virtual puede salvar la tumba de Nefertari

La última restauración se llevó a cabo entre los años 1986 y 1992, acordando los investigadores acotar las visitas y las entradas al templo por el bien del mismo.

La tumba de la Reina Nefertari está en peligro. El aumento de humedad que se produce cada vez que se abre el sepulcro para las visitas de turistas, descubierto en 1904, provoca graves daños en las hermosas pinturas que adornan sus paredes, donde se cuentan las diferentes etapas del viaje de la soberana hacia el reino de Osiris.

Las nuevas tecnologías podrían restringir el acceso al monumento. Debido a las incrustaciones de sal, bacterias y hongos que se presentan en cada apertura -y que ya ha acarreado la restauración de la tumba en varias ocasiones-, la empresa de experiencias virtuales Experius VR se ha aliado con la compañía creadora de documentales Curiosity Stream, para recrear en una realidad virtual la que es conocida como la “Capilla Sixtinadel antiguo Egipto.

Esta nueva experiencia puede salvar el sepulcro de una de las reinas más conocidas de la historia. Levantado hace unos 3.250 años para la esposa favorita del faraón Ramsés II, la tumba de Nefertari se encuentra en el Valle de las Reinas, próximo a la ciudad de Luxor. Enterrada en una tumba de la necrópolis conocida entre los egipcios como Ta-set-neferu, «el lugar de los más bellos».

Actualmente, la inspección a la tumba está restringida a pequeños grupos de turistas que deben pagar una tarifa de 1.000 libras egipcias (unos 47,53 euros) para adentrarse en uno de los pocos tesoros egipcios que se mantienen en pie. La última restauración se llevó a cabo entre los años 1986 y 1992, acordando los investigadores acotar las visitas y las entradas al templo por el bien del mismo.

Tecnología punta

Para seguir adelante con esta idea y centrarse en el cuidado del sepulcro, decidieron crear una realidad virtual. Tres personas de Experius VR pasaron dos días en la tumba escaneando en 3D y tomando miles de fotografías superpuestas en alta definición. Los equipos de ambas empresas invirtieron dos meses de postproducción convertir el escaneo en 3D y las imágenes que habían tomado en una extraordinaria experiencia de realidad virtual.

El resultado final ya se puede descargar de forma gratuita en Steam y Viveport. Aunque para disfrutar de la experiencia completa en Viveport se necesitan los auriculares Vive para contemplar todos los detalles. El espectador se pasea por la tumba usando los auriculares 3D y los controles que las empresas han diseñado para vivir esta realidad virtual. Si el curioso llegara a querer más información sobre alguna de arte, únicamente tendría que pulsar virtualmente la pintura y un narrador le contaría toda la información.

Monumentos en pantalla

El sepulcro de Nefertari es uno de los sitios históricos más buscados en Internet. El pasado mes de abril, Google anunció que se estaba asociando con la compañía Cyark para llevar a cabo el escaneo de monumentos. Algunas empresas, como ya hizo Lithodomos VR en 2017 reproduciendo de forma virtual la antigua Jerusalén, quieren empezar a recrear cómo se veían hace miles de años las ciudades que hoy conocemos.

Aún conlleva mucho tiempo crear un recorrido a través de la realidad virtual de algún punto histórico, pero se espera que el proceso sea más rápido a medida que mejoren las infraestructuras y las tecnologías de holografía, para poder transportar a las audiencias a lugares que hasta ayer se creían inimaginables.