El rey en la presentación del Diccionario Biográfico electrónico.

El rey en la presentación del Diccionario Biográfico electrónico. Casa Real

Cultura Presentación de la Obra

La Historia entra de lleno en la era digital con el Diccionario Biográfico electrónico

La directora de la Real Academia de la Historia, Carmen Iglesias asegura que la obra “no es una simple suma de biografías”, sino “una lectura polifónica de las vidas de un periodo”. Felipe VI, presente en el acto, ha alabado la obra.

El Diccionario Biográfico electrónico es el mayor entorno digital de contenidos sobre la Historia de España, con más de 45.000 personajes, muchos de ellos biografiados por primera vez. La nueva herramienta ha sido presentada en el Pardo por el rey Felipe VI -en el día de su santo- y la directora de la Real Academia de la Historia, Carmen Iglesias. Incorpora un tesauro pionero en nuestro país integrado por más de 2.000 disciplinas profesionales pertenecientes a todos los ámbitos, desempeños y saberes.

El Diccionario Biográfico contiene dataciones cronológicas que abarcan más de 2.500 años de Historia -desde el siglo VII antes de Cristo hasta el siglo XX- y ámbitos geográficos mundiales, con especial atención a todos los territorios que formaron parte de la Administración Española. El usuario podrá realizar búsquedas complejas y obtendrá un acceso a información novedosa, gracias a la normalización de descriptores como el sexo de los personajes, sus ámbitos culturales y confesionales, así como su pertenencia a diversas instituciones.

La actual directora de la Real Academia de la Historia, Carmen Iglesias.

La actual directora de la Real Academia de la Historia, Carmen Iglesias. Efe

La obra ha sido posible gracias a la colaboración de Telefónica y de la Fundación Bancaria la Caixa, y en ella han participado cerca de 500 instituciones y 5.000 especialistas. La Real Academia de la Historia (RAH) aclara que no es una obra normativa, sino de referencia. No pretende el acuerdo absoluto sobre todas y cada una de las biografías. La lectura aislada de cada biografía se complementa con la información aportada en otros perfiles relacionados y fácilmente localizables, gracias a los vínculos de la plataforma.

A favor de la vida

“Una portentosa herramienta”, ha dicho Cayetana Guillén Cuervo, que ha presentado el acto, junto con Fernando Cayo, dirigidos por el director del Centro Dramático Nacional, Ernesto Caballero. “Un relevante hecho histórico protagonizado por la Real Academia de la Historia”, ha sido definido. Carmen Iglesias, directora de la RAH, ha especificado que el proyecto de Gonzalo Anes, anterior director de la institución, ha sufrido una profunda transformación digital. “Es una herramienta de primer orden para todo tipo de investigadores”, ha asegurado.

Son hombres y mujeres que “han aportado algo más que los demás”, pero “también están los que han empeorado la vida de los demás”. Iglesias señala la importancia de los enlaces de cada personaje con los similares de su entorno. “Crear de nuevo un observatorio humanista”, ha declarado como objetivo de este Diccionario de personajes todos fallecidos, muchos biografiados por primera vez. A ellos se añadirán otros 20.000 próximamente. Carme Chacón, exministra de Defensa fallecida el año pasado, es la biografiada más joven de todos.

Ya no sólo nuestra Historia, sino también nuestra lengua común, que es seña de identidad y de hermanamiento para todos los hispanohablantes, dan un salto cualitativo más

“A diferencia de otros recursos de tipo historiográfico presentes en internet, la edición electrónica del DB aporta no sólo su riqueza de datos, sino la diversidad de sus numerosos criterios de búsqueda y su modulación en diferentes niveles de consulta”. Los responsables aseguran que los buscadores permiten la localización alfabética, búsqueda por descriptores normalizados, navegación hipertextual, búsquedas textuales en las biografías, acotaciones cronológicas, geográficas y disciplinares. “No es una simple suma de biografías”, sino “una lectura polifónica de las vidas de un periodo”.

Felipe VI ha alabado la obra. “Ya no sólo nuestra Historia, sino también nuestra lengua común, que es seña de identidad y de hermanamiento para todos los hispanohablantes, dan un salto cualitativo más. En ninguna otra lengua del mundo existe una obra digital como esta y, por ello, con este Diccionario, el español avanza como un gran idioma tecnológico, como el gran idioma en la Red que debe y tiene que ser. Hoy no sólo hemos hecho un poco más grande nuestra Historia, sino también nuestra lengua”, ha dicho para destacar “el ADN de la identidad española” preservada en el DB.

Servicio público

Los responsables de la RAH explican que la institución, con casi tres siglos de historia, se integra en la Sociedad de la Información para llegar al máximo posible de usuarios rompiendo una inercia de especialización y abriendo oportunidades culturales a sectores más amplios de la sociedad: estudiantes, personas interesadas por la historia y la cultura y público en general.

Jaime Olmedo, director de la obra, subrayó en su intervención -con los ejemplos de Vicente Aleixandre y Luis Buñuel- el “servicio público” que la RAH ofrece a los ciudadanos. La consulta electrónica será libre y gratuita. Todo el contenido de sus biografías será de libre acceso para todos los usuarios. Existirá también un acceso a un buscador avanzado, que permitirá realizar búsquedas complejas. “El cruce de información facilita el cruce entre personajes”, ha dicho.

“Se ofrecen contenidos con criterio de autoridad. Cada biografía va firmada por un especialista”. Además, ha destacado que la importancia de este DB son los estudios dedicados a personajes menos conocidos.