nestor

nestor

Cultura una ley sin reforma

Cultura contrata a un 'apóstol' para predicar el mecenazgo sin presupuesto

Néstor Nongo es el responsable de la nueva Unidad Cultura y Mecenazgo, con cuatro personas y sin dinero para concienciar a la sociedad. El Ministerio prohíbe a este periódico entrevistarlo y hacerle fotos. 

La última vez que la Secretaría de Estado de Cultura habló de mecenazgo en el Congreso fue hace casi un año y entonces Fernando Benzo prometió algo que no podía prometer: incentivos fiscales para la cultura al final de la legislatura. El secretario de Estado de Cultura aseguró entonces que su intención era “trabajar con Hacienda para incrementar los incentivos fiscales”. Un año después de sus promesas se han celebrado en la sede de la Secretaría las Jornadas sobre Cultura y Mecenazgo, sin presencia de ningún técnico de Hacienda.

A cambio han presentado la Unidad Cultura y Mecenazgo, dependiente del subdirector general de Industrias Culturales y Mecenazgo y, a su vez, de la Dirección General de Industrias Culturales y del Libro. La función de la Unidad es difundir, fomentar y predicar. “La Unidad se ha creado para promover la alianza social por la cultura”, ha dicho su responsable, Néstor Nongo Nsala. “Haremos un apostolado laico para que empresas y particulares conozcan qué es el mecenazgo”, ha añadido en la presentación ante un centenar de personas.

Néstor Nongo en África, de su cuenta de Twitter.

Néstor Nongo en África, de su cuenta de Twitter.

Nongo tiene la titánica tarea de cambiar la conciencia de la sociedad española, ya que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte no tiene atribuida la función de cambiar la Ley de Mecenazgo. Nongo, el apóstol que predicará sobre mecenazgo allá donde le llamen, tiene algo mucho más importante que el dinero: promesas. Fiel al espíritu Benzo, el responsable de la Unidad Cultura y Mecenazgo tiene presupuesto cero para acometer una de las labores más urgentes que demandan las industrias culturales desde que el equipo de Rajoy afrontó la crisis a golpe de recortes.

Tal y como informa a este periódico Borja Álvarez, subdirector General de Industrias Generales y Mecenazgo, la Unidad de Cultura y Mecenazgo se ha creado sin presupuesto, porque vive de la estructura económica de la subdirección. “La Unidad no tiene asignación propia”. ¿Y qué presupuesto hay destinado para acometer la tarea? “No lo tiene. Hemos participado en unos ocho eventos desde septiembre. Habremos gastado en viajes 15.000 euros. Esos son los gastos”, explica.

Borja Álvarez, Óscar Sáenz de Santa María y Néstor Nongo en las jornadas de Cultura y Mecenazgo.

Borja Álvarez, Óscar Sáenz de Santa María y Néstor Nongo en las jornadas de Cultura y Mecenazgo.

EL ESPAÑOL ha tratado de hablar con Néstor Nongo Nsala para concretar cómo resolverá la tarea que tiene encomendada, ese “apostolado laico”. Sin embargo, desde el gabinete de comunicación han prohibido a este periódico hablar con el responsable, ni hacerle fotos, a pesar de haber atendido amablemente a este periódico. La imagen que encabeza este artículo es del perfil de su cuenta de Twitter, en la que se define como “analista de información africana y ciudadano de un mundo global”.

La crisis que acabamos de atravesar nos ha abierto los ojos: el sector privado y público deben ir de la mano. Desde la crisis hemos entendido que el Estado no puede asumirlo todo y que la sociedad también debe asumirlo”, ha enfatizado en su discurso Néstor Nongo, dando a entender que el dinero gestionado por el Estado no es el mismo que el del inversor particular, el ciudadano. La Unidad nace para tratar de mandar la pelota de la inversión en cultura al alero del ciudadano.

La obligación de Montoro

En las mesas convocadas se ha reclamado la presencia de algún representante de Hacienda, dado que se habla de mecenazgo. Y se ha señalado al ministro de Hacienda: “La nueva Ley de Mecenazgo no es una opción, es una obligación por mandato constitucional, a pesar del señor Montoro”, ha dicho Patricia Gabeiras, del gabinete Socia Gabeiras & Asociados. “Señor Montoro denos ya una ley nueva para adaptarla a los criterios constitucionales que no se están cumpliendo con la actual norma. Criterios de economía, eficacia y eficiencia”, añadió.

Así, mientras los expertos independientes reclaman una norma a la altura de la Constitución, porque “modernizarse es un mandato constitucional”, los técnicos del ministerio trataban de evitar, como podían, las carencias de la norma y la actualización que se puso en marcha el uno de enero de 2016. La doctrina del Equipo de Benzo es el mecenazgo es responsabilidad de la sociedad, porque no importa tanto la ley como la conciencia.

El propio Borja Álvarez confirma este punto a este periódico: “No queremos presionar a Hacienda, queremos difundir qué es el mecenazgo entre la sociedad”. Con un “equipo pequeño pero trabajador”, sin presupuesto y con una estrategia centrada en la creación de una cuenta en Twitter, en Facebook, una web y han impreso un folleto informativo.

Néstor Nongo apuntó “la confianza” como pieza clave para lograr que la sociedad civil invierta, además de con sus impuestos, con su bolsillo. La confianza depende de la transparencia, un viejo mito que el PP no termina de entender. De hecho, en la página de Cultura y Mecenazgo no aparece el organigrama de quién compone el equipo, ni los objetivos para los que ha sido creada, ni el presupuesto -si lo tuviera- dispuesto para ejecutar sus objetivos, entre otras cosas. Aquel día en el Congreso, Benzo lanzó otra de sus promesas: fomentar la transparencia, “queremos ser observados y analizados”. La transparencia también es el respeto por la libertad de información.

¿Quién es Néstor Nongo?

Al no existir organigrama de la Unidad de Cultura y Mecenazgo es imposible conocer el currículo de ninguno de sus componentes. Néstor Nongo es fundador de Tracaf (acrónimo de la ONG Trabajando por el corazón de África).

En 1990, una beca de su diócesis del Congo llevó a Nongo hasta Pamplona. Es licenciado en Ciencias Políticas, Sociología, Teología, Estudios Eclesiásticos y Filosofía, por la universidad jesuita de ICADE. Es Alto funcionario del Estado y pasó por Moncloa, donde llegó a ser jefe del Área de Análisis de Información internacional, un departamento que asesora al presidente del Gobierno en asuntos internacionales. En su caso a Zapatero y Rajoy. Y desde hace cuatro años trabaja en el Ministerio como consejero técnico de promoción de industrias culturales y mecenazgo.

Solemos hablar en España como si no hubiese un marco legal. Existe, pero se desconoce. Así que intentaremos que haya una buena relación, una relación de confianza entre los donantes y la cultura. Porque sin confianza no podemos hacer nada”, explica al público interesado el “apóstol” laico del mecenazgo. Entre los planes no hay campañas publicitarias en medios de comunicación para llegar a la conciencia de todos, únicamente están previstos viajes a conferencias sobre mecenazgo.

El clima favorable

El responsable de la Unidad de Cultura y Mecenazgo tiene un blog, en el que nunca ha escrito sobre mecenazgo, pero sí subraya en las jornadas que España no ha hecho sus deberes en este asunto. “No sólo por los incentivos fiscales, sino por un clima favorable al mecenazgo. Tenemos que trabajar para que en la sociedad española haya un clima favorable. Que la sociedad vea el mecenazgo como aliado para el sostenimiento de la cultura”, dice. Llegará a “la sociedad” con la cuenta de Twitter y Facebook, unos folletos y unas conferencias a un público que piensa como él.

En ese trabajo a favor del clima favorable, explica el responsable que pondrán en marcha distintas iniciativas como la realización de estudios y análisis sobre el fenómeno del mecenazgo. Nongo asegura que “el sector adolece de un análisis exhaustivo”, que “hablamos sin tener estudios”. “Trabajaremos para que haya de vez en cuando un estudio nuevo”. ¿De vez en cuando? Responde su superior, Borja Álvarez: “El próximo año probablemente”. Probablemente una promesa.