Pazo de Meirás.

Pazo de Meirás. EFE

Cultura

Los Franco cancelan las visitas al Pazo de Meirás "por motivos de seguridad"

El palacete señorial, declarado Bien de Interés Cultural, debe abrir al público al menos cuatro veces al mes.

Nueva polémica relacionada con la Fundación Nacional Francisco Franco y el Pazo de Meirás. Los Franco han cancelado las visitas al palacete señorial, ubicado en la localidad coruñesa de Sada, "por motivos de seguridad". La fundación que enaltece al la figura y el legado del dictador, con sede en Madrid, ha hecho público este anuncio en su página web, si bien no ha sido posible contactar con sus portavoces a través del número telefónico que facilita.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró este jueves que "determinados planteamientos y determinadas personas de la Fundación Franco son provocaciones impropias de una democracia" y sugirió que "a lo mejor buscan algún interés".

"Nosotros ya llevamos mucho tiempo observando determinados planteamientos y a lo mejor buscan algún interés. Desde luego no van, en ningún caso, a conseguir dinero ni a que se incumplan las leyes", sostuvo.

Esta mañana, el secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, ha asegurado que la Fundación Franco es un "anacronismo histórico" por lo que "lo mejor que podría hacer es disolverse", ya que "no tiene razón de ser en una sociedad madura".

Por su parte, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, defendió esta semana la recuperación para la sociedad del Pazo de Meirás, declarado bien de interés cultural por la Xunta y utilizado por los herederos de Franco para pasar sus vacaciones: "Para mí no es grato tener a la familia Franco en A Coruña", apostilló.

El regidor recordó las "singularidades" de este inmueble, que pasan por que los vecinos fueron "obligados" y "coaccionados" para participar en una suscripción pública con el fin de financiar este "supuesto regalo" al dictador.

"Ahí hay una razón clara" para defender la recuperación de este inmueble, adquirido "en esas condiciones para la exaltación de la figura de un dictador cruel en nuestra historia".

Este será uno de los asuntos que centrará la primera sesión de control del Parlamento tras el verano y ante el que el BNG defenderá "impedir que el Pazo de Meirás se convierta en un parque temático franquista" e instará a la "ilegalización" de la Fundación Franco, que gestiona las visitas al inmueble.

En Marea también llevará iniciativas en el pleno con objetivos similares y el PSdeG propondrá crear una comisión que analice las posibilidades legales de devolver a lo público el pazo.

El Pazo de Meirás fue declarado en 2011 como Bien de Interés Cultural (BIC). Esta denominación obliga a sus propietarios a abrir al público el complejo al menos cuatro veces por mes.