Fernando Benzo, secretario de estado de Cultura.

Fernando Benzo, secretario de estado de Cultura. EFE

Cultura Cultura y política

Fernando Benzo promete incentivos fiscales para la cultura al final de la legislatura

El secretario de estado de Cultura presenta su Plan 20 20 para esta legislatura ante una oposición de guante blanco, ciega ante las promesas del Partido Popular. 

Fernando Benzo, secretario de Estado de Cultura, se estrena en el Congreso de los Diputados con un documento de 150 medidas para acabar con la melancolía y ruina cultural de un sector que ha salido masacrado de la austeridad emprendida por su propio Ejecutivo en la legislatura anterior. Lo ha llamado Plan Cultura 20 20 y asegura que quiere convertir las políticas culturales en una “cuestión de Estado”, en la que participen todos los grupos políticos de la Cámara Baja de la mano. Este 20 20 es “fruto de las propuestas de todos”.

¿Cuánto cuesta este plan? Benzo no lo sabe o ha evitado decirlo. A los sueños de Benzo les falta suelo y dinero, les sobra imaginación. No es un libro blanco, sino un libro en blanco. “No queremos engañar a nadie, tampoco a nosotros mismos”, ha reconocido para aclarar que han elaborado una hoja de ruta con “moderación y realismo”, condicionada por la viabilidad presupuestaria, de la que todavía no ha especificado nada. “El Plan Cultura 20 20 no es un programa electoral, es un auténtico plan de trabajo, en el que sólo introducimos proyectos factibles en función de los presupuestos”, ha añadido Benzo en su intención de pasar de lo abstracto a lo concreto, de las palabras a los hechos. Y para eso quiere fomentar la transparencia: “Queremos ser observados y analizados”.

La nueva oposición es como una golosina blanda, dispuesta a pactar y guardar silencio

El secretario de Estado ha subrayado, reiteradamente, el buen ambiente de la Comisión de Cultura, en el que reina un ambiente “cortés”, “colaborativo” y “amistoso”. La nueva oposición es como una golosina blanda, dispuesta a pactar y guardar silencio. Punto a favor de la campechanía de Benzo y Méndez de Vigo, que está desarticulando a los opositores con sus buenas maneras. “Les deseamos toda la suerte”, remata Felix Álvarez de Ciudadanos en su intervención. “Es bueno tener un plan y se agradece debatir el plan”, ha dicho Eduardo Maura, de Unidos Podemos, a pesar de que es un hecho consumado. “Es una suma de esfuerzos”, recalca Benzo.

Incentivos fiscales

“Es un modelo cultural que fomenta la protección de las artes”, dice, pero sólo en el último tramo de sus propuestas ha mencionado lo más importante de todo plan: el mecenazgo y la fiscalidad. Benzo asegura que en la anterior legislatura se desarrolló la fiscalidad a favor de la cultura, a pesar de que el propio ministro de Cultura haya reconocido el fracaso de la reforma de la Ley de Mecenazgo, y añade: “El presente plan progresará y trabajará con Hacienda para incrementar los incentivos fiscales”, dice Benzo, aunque aclara que lo hará más adelante, al final de la presente legislatura, durante la segunda parte, “con el escenario más favorable para hacerlo”.

El presente plan progresará y trabajará con Hacienda para incrementar los incentivos fiscales, dice Benzo, aunque aclara que lo hará más adelante, al final de la presente legislatura

El secretario de Estado de Cultura ha repasado los diez puntos “calientes” de su proyecto: la lucha contra la piratería (“Es el moderno expolio al que es sometida nuestra propiedad intelectual”); plan de fomento a la lectura (“Lo importante es disfrutar con la lectura”); protección activa del “ingente” Patrimonio cultural (“Actualización del marco jurídico”, es decir reforma de la ley 1985); refuerzo de las artes escénicas con el programa Platea; el Estatuto del creador; y del cine quiere crear una plataforma de nuevos cineastas, un sello del cine español, una APP del cine español, un concurso de cortometrajes con la Liga de Fútbol Profesional… y un Museo del Cine, aunque sobre este punto ha pasado raudo y veloz.

El PP y Almodóvar

También ha tenido reflejos para apuntarse el éxito de la retrospectiva de Pedro Almodóvar en la Filmoteca Española: “Es apabullante. Las colas que se forman a la salida. Ese es el camino. La filmoteca está más viva que nunca”. Efectivamente, el PP se apunta el tanto de Almodóvar. Eduardo Maura, de Podemos, le ha llamado la atención sobre la situación de la institución garante de la conservación y exhibición del cine español: “La Filmoteca está incrustada en un rincón administrativo imposible, que le impide cumplir con la ley. Necesita de autonomía y recursos. Sólo puede hacerlo con una ley propia similar a la de la Biblioteca Nacional”.

Maura señala que la cultura jamás se ha beneficiado del 1,5% de inversión de Fomento en cultura: “No se sabe las cantidades. Es asombroso, porque hablamos de millones de euros anuales”

Precisamente, Maura señala que la cultura jamás se ha beneficiado del 1,5% de inversión de Fomento en cultura. “No se sabe las cantidades. Es asombroso, porque hablamos de millones de euros anuales”, añade. Por el PSOE, José Andrés Torres Mora, ha agradecido la cooperación a Benzo. “No le pido que haga una revolución cultural, sino que resuelva problemas concretos que afectan a personas”, le ha pedido. “Necesitamos a un ministro y a un secretario que estén a las cosas y estamos dispuestos a favorecerles y a ayudarles”, le tiende la mano.

“Si no garantizamos el derecho de los creadores a vivir de sus obras, todo lo demás huelga”. Torres Mora encuentra problemas en el Plan 20 20 y emplaza al Gobierno a que los resuelva. “La ceguera de la mayoría ha dañado a la cultura, de modo que aprovechemos un gobierno abierto al diálogo. Pongámonos todos a las cosas”, añade. La confianza también ciega en el primer combate (de guante blanco), del que sale victorioso Fernando Benzo, el audaz.