Ya no hay vuelta atrás: este martes se ha celebrado la gran final de MasterChef Celebrity 5. ¡Raquel Meroño (45 años) ha sido la ganadora! Vamos por partes. Ainhoa Arteta (56), Florentino Fernández (48), MeroñoJosie (40) y Nicolás Coronado (32) han dado lo mejor de sí en su noche más especial y decisiva. Todo el mundo creía que era la noche de Nicolás, decían que se había filtrado su victoria, pero no. Nicolás ha perdido el trono en su peor noche. Pero bueno, ¡se han dejado la vida y la piel en los fogones! Esa tensión ha traspasado la pantalla, ¡se ha notado en todos los hogares españoles! Yo, para que se hagan una idea, ni he cenado. Y eso, viendo el programa, tiene mucho mérito. 

Noticias relacionadas

Qué noche, por Dios, qué pedazo de noche. Felicidades a todos los que hacen el programa. No se podían despegar los ojos del televisor. ¡No hacía falta que hubiera anuncios! Ni los he echado en falta. La noche ha empezado fuerte: una primera prueba en la que los aspirantes han tenido que replicar, paso a paso, una receta de conocido chef David Muñoz (40). El todopoderoso David ha visitado las cocinas de MasterChef Celebrity en su final. El prepotente y sobrado Muñoz, ¡el Dios ha descendido a tierra por unos minutos! Como estarán entendiendo, no lo soporto. No aguanto su supremacía, su forma de tratar a los demás, sus ademanes despóticos. 

¿Quién se cree que es este hombre? Sí, cocina bien. Sí, qué digo, ¡es un virtuoso de la cocina! Eso no se lo quita nadie, pero no me gusta cómo trata a los demás. Está instalado en un púlpito en el que solo escucha palmeros y voces que lo jalean y premian. Y él anda por la vida galleando. Mi abuelo dice que lo peor que hay en esta vida es que te digan guapo y te lo creas. Eso le ha pasado a este. Les sigo contando. Quien mejor siguiera el cocinado y las indicaciones del cocinero de DiverXo se convertía directamente en el primer finalista de la noche. Ese ha sido Florentino. 

En las cajas misteriosas a las que se han enfrentado los concursantes había bogavante. ¡El gran ingrediente de la noche! David, para guiar a sus súbditos, ha cocinado mano a mano con ellos. Y ahí ha sacado su peor cara, su lado más tiránico. ¡Daba instrucciones de carrerilla! Nadie lo entendía: de forma atropellada escupía datos mientras no se le veían las manos. Y cuando alguien emitía alguna queja velada, él le espetaba con la fiereza del que no está acostumbrado a que le tosan: "Si hablases un poco menos, cocinarías un poco más". ¿Se puede ser más caudillo? ¡Qué sobrado, qué poca empatía! Juro que lo he pasado fatal por todos los compañeros. ¡No ha tenido compasión por nadie! 

Bueno, me equivoco: sí la ha tenido por Josie, ¡el gran amigo de su Cristina! Cómo no. ¡Patético! "Como lo hagas mal, esta noche duermo en el sofá", ha asegurado en varios momentos de la noche. Ja, qué gracioso. Atención a algunas frases que ha dicho: "Si os queda denso, es que la habéis vuelto a cagar una vez más. Es que estoy viendo unas cosas hoy...", "Me siento muy ignorado". Encima, algo que ya me ha hecho estallar en el sofá, Samantha Vallejo-Nágera (51) lo ha apoyado: "Te has portado muy bien, ¿eh?". ¿En serio? ¿Cómo se puede hacer la pelota de forma tan descarada? ¿Es necesario ser tan palmero? 

No me ha gustado nada. No me gusta nada David Muñoz. Ese no es el ejemplo, ¡ni el espíritu de MasterChef! Y bueno, el culmen de la noche ha llegado cuando me he dejado caer por Twitter. ¿Sabían que hubo un tiempo en que David Muñoz "rajó" del formato MasterChefSí, al menos eso dicen en la red. No me extraña en absoluto. Él, el Dios de los fogones, imagino que no le hará gracia entrar en este tipo de circos mediáticos. (¿Qué pensará de Sálvame entonces?) Claro, lo entiendo: para él la cocina no es algo que pueda tener proyección televisiva. Eso de los realities son menudencias. ¿Pensará igual Pedroche?

David Muñoz junto a Pepe Rodríguez en la final. TVE

Esperen, ¡que tuvo un rifirrafe con Jordi Cruz (42)! Sí, sí: estuvieron en guerra hace un tiempo. Muñoz fue acusado por Jordi de recibir su tercera estrella Michelin por "factores sociales y políticos". Al ser preguntado por las críticas y envidias suscitadas tras su tercera estrella, David Muñoz respondía tajante: "Yo tengo un discurso diferente y personal, y eso molesta. Hay gente que está en contra de la cocina que se hace en DiverXo, pero me da igual". Entre esas voces, ¡estaba la de Jordi! Fue él quien habló de "factores sociales y políticos". 

Acusó a la prestigiosa guía de rendirse a "factores sociales y políticos" al reconocer la estrella a DiverXo, y no al suyo. Después, Cruz trató de calmar los ánimos y lamentó que algunos medios de comunicación "malinterpretaran" sus palabras. "Resulta extraño que buenos compañeros crean que pueda poner en duda el rigor de Michelin", dijo. Ay, ay, cómo reculó. ¡Enseñó la patita, y lo entiendo! Normal que no pueda ni ver a David. Total, que el Dios Muñoz se ha rebajado, por interés, y ha visitado MasterChef en su final. 

En lo que respecta a la cata, se ha notado su favoritismo hacia Josie, una vez más. Su plato, Mundo Pedrochístico, no estaba de diez, pero para Muñoz sí: "Voy a ser comedido con Josie porque no quiero dormir en el sofá hoy". ¿En serio? A ver, ¡opiniones de verdad! Jordi sale a mi paso: "Este plato no te representa". "La tortilla está blanda y el bizcocho está súper dulce" y "sabemos de tu progresión, pero hay elaboraciones que te han perdido" son algunas de las críticas. No, no ha sido su mejor noche. 

Nicolás Coronado durante la primera prueba de esta final. TVE

Tampoco la de Raquel Meroño y su En la cresta de la ola. ¡Quién le iba a decir a ella cómo le cambiaría la noche! "Está ácido, no está bien", "Está rico, pero hay defectos. Hay inseguridad en ti. Te ha faltado un poco de concentración". Flo ha sido el mejor, de ahí su salto a la prueba final. Su Singapur- La Mancha- París express ha gustado mucho: "Es muy equilibrado", "Cómo lo haces de bien cuando lo haces bien". 

Nicolás Coronado, pese a no haber brillado, ha salvado su Humilde trío gastronómico inspiración David Muñoz. "Pensaba que estaba peor, pero has clavado los matices, están ahí. Tienes mano, hay cosas que están bien hechas". Ay, mi Ainhoa. Hija, qué mal caes en las redes, pero cómo me emocionas. Y no me refiero a su plato en la primera prueba: estoy hablando de sus lágrimas. ¡Se ha emocionado ella! ¡La mujer de hielo!

Haciendo balance de su paso por el programa, ha asegurado: "De los regalos más grandes que me ha hecho la vida ha sido estar aquí por mi madre, fue la mejor cocinera. Nunca pensé que podía disfrutar en la cocina. Hace no mucho tiempo pude ver a mi padre, y estuve cocinando. Entró en la cocina y se echó a llorar y me dijo 'hija, es que eres tu madre', y ahí me rompí". Juro que he llorado casi, pero, nada, oye, las redes siguen siendo implacables. 

En lo que respecta a la prueba de exteriores, donde se ha elegido al segundo duelista de la noche -¡Raquel!-, el destino elegido esta vez ha sido Cantabria, en concreto el prestigioso restaurante El Cenador de Amos, templo del buen comer que, el año pasado, se hacía con su tercera estrella Michelin. Su chef, Jesús Sánchez, ha abierto las puertas de su establecimiento a los celebrities, que han trabajado en esta ocasión de manera individual. Cada uno ha preparado dos platos del menú degustación diseñado por Sánchez especialmente para la ocasión. 

Entre los platos que han elaborado se contaba desde la ensalada de bogavante con crema de su coral y estragón hasta un lomo de mero con mantequilla de algas y acelgas y un postre a base de fruta de la pasión y helado de yogur. Ha sido una prueba de exteriores más complicada de lo normal. Pepe Rodríguez ha acudido al rescate de Nicolás Coronado y de Ainhoa Artera. Coronado hijo se ha perdido mucho en el cocinado. Ay, mi Nicolás. Tenía tantas esperanzas en ti. Y caíste...

Los cuatro finalistas escuchando la valoración de los jueces tras la prueba de exteriores. TVE

"Nicolás, estoy preocupada porque el servicio empieza en 20 minutos y veo que la albúmina no está elaborada", le ha dicho Samantha. El chef Jesús Sánchez, propietario de El Cenador de Amós, ha agregado: "Nicolás, estás en la mierda". En su momento dado, mi hombre ha dicho: "Quién me mandaría a mí trabajar en MasterChef, que me ha dejado hasta la novia". Tranquilo, Nico, aquí estoy yo. Y de Arteta, ídem. De hecho, tal ha sido su agobio que ha roto a llorar de agobio: "Le tengo mucho respeto al chef, al plato, a los comensales...".

Sea como fuere, ¡Raquel Meroño se ha convertido en la segunda duelista de la noche con Flo! Por tanto -y contra todo pronóstico ya que se había filtrado supuestamente su victoria-, Nicolás Coronado ha caído de la competición junto a Ainhoa y Josie. ¡Qué pena, pero qué trepidante ese giro que nadie esperaba! Quién le iba a decir a Flo y a Raquel que estarían en la final... ¡y que se batirían en duelo! Raquel, mis felicitaciones. Felicidades, MasterChef Celebrity. Hasta la próxima. 

Ganadora de 'MasterChef Celebrity 5': Raquel Meroño 

[Más información: Flo y su polémico comentario sobre los camareros y la insólita propuesta de Nicolás Coronado a Samantha]