MasterChef Celebrity 5 ha celebrado este martes festivo su gran y trepidante final. Tras una prueba de exteriores en Cantabria marcada por la tensión típica de cada final, Raquel Meroño (45) se ha alzado con la victoria del concurso culinario de TVE. La ganadora de esta quinta edición vip tras un duelo de infarto. ¡La gran triunfadora de la edición! El premio ha sido toda una sorpresa. Meroño ha donado los 75.000 euros a Mensajeros de la Paz. "Estoy muy emocionada. MasterChef me ha ayudado a volver a confiar en mí misma", han sido las palabras de Meroño tras coger el premio. 

Noticias relacionadas

Y ha añadido: "He reconectado con la ilusión que tenía cuando empecé a trabajar en televisión y aquí me han brotado un montón de ilusiones que tenía cuando era una cría. Quiero intentar por todos los medios tener ese puesto en la final. Han sido 12 programas venciendo miedos, inseguridades y llenándome de fuerza y pasión por la cocina". 

Joan Roca le ha entregado el trofeo de campeona a Raquel. "Raquel Meroño nos ha demostrado que para conseguir un sueño hay que lucharlo", ha asegurado Pepe Rodríguez antes de despedir la quinta edición de MasterChef Celebrity 5Lo cierto es que ni Florentino Fernández (48) ni Raquel Meroño partían como favoritos, como ha recordado Jordi Cruz (42). 

La gran final de este concurso Raquel ha querido dedicársela a ella misma, y es por ello que los platos presentados han sido un guiño a su pasado, presente y futuro. "Muchas veces me han preguntado qué ha sido de mi vida después de que dejara la televisión y hoy lo quiero contar a través de un menú y de una sola letra, que es la inicial de mi apellido, la letra 'M' de Meroño", ha asegurado durante la cata. 

"Empieza todo cuando fui madre, me volqué con ellas, quería que conocieran otras culturas y parte de su infancia la pasaron en la isla de Bali donde monté un negocio que se llama 'Malam'. Y se cierra el círculo aquí en la 'M' de 'Masterchef' que me ha devuelto a la televisión y que estoy convencida de que me va a cambiar la vida. Voy a presentar un menú con productos de España mezclados con esencias y sabores asiáticos para que todas estas etapas estén reflejadas", ha apostillado ante los jueces. 

Raquel y Flo han cocinado de forma libre. Meroño ha elaborado un sashimi de atún con gelatina de tomate como entrante; solomillo de cerdo con esferas de coco de plato principal; y, de postre, volcán de mango con caramelo de cacahuete. Flo, por su parte, llega al duelo final con un entrante de escabeche ibérico de cigala; pichón con salsa de foie y parmentier de anguila de plato principal; y, para terminar, un espiral de higo chumbo con helado de coco.

Las críticas al menú de Raquel han sido las siguientes: "Muy bonito, sutil en boca, es un plato de puta madre", "Bien equilibrado, es un viaje a Bali", "Es muy bueno el resultado", "Tiene mucho mérito", "Te lo has currado a muerte", "Eras una persona que no sabía encender el microondas, me parece un milagro". 

Como bien han recordado los jueces, esta ha sido la edición "que más aspirantes han reconocido que no saben cocinar". Para esta noche tan especial, tanto Florentino como Raquel han estado arropados por sus familiares y por todos sus compañeros de edición. Antes de ponerse por última vez el mandil, ambos han mostrado su tremenda emoción. 

"Tiene que ganar el peor. Este programa es maravilloso, apasionante, y cuando piensas que no vas a conseguirlo, lo consigues". Raquel, por su parte, se ha acordado de su padre: "Mi padre me ha enseñado que el éxito no es llegar lejos, sino levantarte cuando te caes. La fuerza que tenemos es brutal, si nos lo proponemos las cosas salen". Las redes sociales han reaccionado a la victoria de Raquel.

Raquel Meroño destacó en la prueba de exteriores con la coca crujiente de sardina y ensalada de pamplinas y el solomillo de vaca Tudanca con sangre de tierra del chef Jesús Sánchez, tres estrellas Michelin, que abrió las puertas de su restaurante Cenador de Amós para la realización del reto. 

En la última prueba de eliminación, los 'contrincantes' han cocinado un menú de creación propia, con entrante, plato principal y postre. Todo un desafío con el que han intentando demostrar toda la evolución y conocimientos adquiridos en las últimas semanas. Además, en esta noche tan especial los jueces han estado acompañados en la cata por dos grandísimos nombres del panorama gastro nacional: los chef Joan Roca (El Celler de Can Roca, Girona), Ángel León (Aponiente, Puerto de Santa María), ambos con tres estrellas Michelin. La emoción, no cabe duda, ha estado servida.

Empresaria de éxito

Durante esta edición, en una prueba de exteriores, el equipo del programa se ha desplazado al chiringuito de Raquel Meroño. Raquel es propietaria de un chiringuito en Cadiz, junto a su exmarido, el empresario hostelero Santi CarbonesSe trata de Carbones 13, un local ubicado en el Paraje Natural Playa de Los Lances en Tarifa, que está abierto al público desde 2016 y que en poco tiempo se convirtió en un referente para las celebridades de nuestro país. Por allí han pasado personalidades como Bibiana Fernández (66), Inma Cuesta (40), Belén López (50) o Dani Martín (43). 

Este chiringuito, que se especializa en comida española y europea, está abierto todo el año, pero suele ser más concurrido por turistas y famosos en los meses de verano. Sin embargo, este 2020 ha sido distinto a los demás por la crisis del coronavirus. Pues precisamente el turismo y la hostelería han sido los sectores más afectados por la pandemia. Aun así, Raquel Meroño y Santi Carbones han podido sortear todos estos obstáculos y reabrieron su negocio el pasado mes de agosto.

[Más información: Final de MasterChef Celebrity: las razones por las que debe ganar Nicolás Coronado (si Josie le deja)]