Raquel Meroño (45 años) ha vuelto a la televisión. Esta vez, para ponerse el delantal de MasterChef y mostrar su talento en la cocina. Un sector en el que ya tiene experiencia, pero como empresaria. Y es que, la actriz y presentadora que ahora compite por el trofeo de la quinta edición de MasterChef Celebrity es propietaria de un chiringuito en Cadiz, junto a su exmarido, el empresario hostelero Santi Carbones

Noticias relacionadas

Se trata de Carbones 13, un local ubicado en el Paraje Natural Playa de Los Lances en Tarifa, que está abierto al público desde 2016 y que en poco tiempo se convirtió en un referente para las celebridades de nuestro país. Por allí han pasado personalidades como Bibiana Fernández (66), Inma Cuesta (40), Belén López (50) o Dani Martín (43). 

Este chiringuito, que se especializa en comida española y europea, está abierto todo el año, pero suele ser más concurrido por turistas y famosos en los meses de verano. Sin embargo, este 2020 ha sido distinto a los demás por la crisis del coronavirus. Pues precisamente el turismo y la hostelería han sido los sectores más afectados por la pandemia. Aun así, Raquel Meroño y Santi Carbones han podido sortear todos estos obstáculos y reabrieron su negocio el pasado mes de agosto.

"Mi querido chiringuito, me habría encantado ir a verte esta Semana Santa, pero hay que ver lo que nos está costando sacarte adelante. Hace dos años el huracán Emma te destruyó y este año una pandemia ha vuelto a cerrar tus puertas... Pero es que somos muy chicos y aquí la que manda es la madre naturaleza. Ojalá todo salga bien y para verano podamos seguir repartiendo alegría mientras los que vienen a verte disfrutan (más que nunca) de las espectaculares puestas de sol", escribía en su cuenta de Instagram Raquel Meroño, el pasado abril, cuatro meses antes de volver a Carbones 13. Un negocio que emprendió después de lanzar otra de sus empresas junto a Santi Carbones que, a día de hoy, sigue funcionando.

Se trata de Rock and Loft, un proyecto dedicado a las localizaciones y eventos que comenzó con el alquiler de los dos lofts y la casa de Bali que poseía la expareja. No obstante, con el tiempo, y visto el éxito que fueron cosechando, pasó a convertirse en una empresa más grande y con una mayor oferta. Actualmente, en su página web muestran diferentes espacios que se diferencian según su temática: fiestas privadas, eventos corporativos y rodajes. Según explican en su perfil de Instagram, ahora está gestionado por la actriz y otra mujer, de nombre Olga Verdier. 

Por otro lado, a comienzos de este año, Raquel Meroño inició un nuevo proyecto que nada tiene que ver con el sector hostelero y de eventos. Fue el pasado mes de enero cuando la aspirante de MasterChef Celebrity 5 reveló a través de sus redes sociales su nueva propuesta de diseño de muebles. En este negocio, la actriz tampoco está sola. Junto a ella se encuentra una diseñadora de interiores llamada Patricia Galdón.

Raquel Meroño, en 'MasterChef Celebrity'. Instagram

En sus redes sociales, donde suele ser muy activa, Raquel Meroño muestra parte de su trabajo. Proyectos a los que hoy suma su nuevo reto televisivo en el que, según ella misma ha comentado, no faltarán las risas, las lágrimas, el esfuerzo, la emoción, el compañerismo, la competición y sobre todo, el sentido del humor. "Gracias a todos por acompañarnos anoche en el estreno de MasterChef Celebrity 5. Una noche muy especial para nosotros. Estamos contentísimos con la audiencia y las críticas. Todavía quedan tantas risas por llegar.", comentó la empresaria este miércoles en su perfil de Instagram, haciendo un balance de la primera entrega del programa. 

[Más información: Raquel Meroño pide perdón por su viaje a Indonesia: "Ha sido un tremendo error"]