Este martes MasterChef Celebrity no salía de una polémica cuando se metía en otra. Al menos, no salía de algo que me escamaba cuando se hacía algo en el programa que directamente me indignaba. No sé, seré yo, que tengo el día tonto. Lo que no se puede negar es que al programa le va la marcha. Vamos a empezar, si les parece, por la prueba de exteriores. Y es que, ahí, en ella, está lo verdaderamente mollar para mí, con permiso y respeto de la primera prueba, que también ha tenido su miga.

Noticias relacionadas

Resulta que para exteriores el programa se ha desplazado a Ibiza y, como ya hicieran con Raquel Meroño (45 años) y su chiringuito de playa, en esta ocasión le ha tocado la promoción gratuita, injusta y millonaria a Jorge Brazález (31), el ganador de la quinta edición de MasterChef. Lo de millonaria, para aquel que no lo pille, lo digo porque ojalá todos los empresarios, autónomos, de este país tengan la oportunidad que le han brindado a este chaval este martes: promocionar, en tiempos pandémicos y de ruina, un negocio ante millones de espectadores, que son los que cosecha el espacio. 

Jorge Brazález en la cocina de su restaurante en Ibiza. TVE

Ojo, que no digo yo que esté mal hacerlo, pero creo que, precisamente, por ser personas conocidas, exitosas y con posibles -amén de que Brazález, en concreto, ya tuvo un trampolín vertiginoso tras pasar por el concurso, y la vida le sonríe a las mil maravillas-, deberían dejar ese hueco a quien más lo necesita. El programa debería dar más luz, más esperanza y más foco a los más dañados por esta crisis tan agónica. Es mi opinión. Y sí, es la de un hijo de padres autónomos, todo sea dicho. El caso es que el programa se ha desplazado, como decía, a Ibiza, donde Jorge tiene su restaurante, El Roto. 

Pepe Rodríguez (52) habla: "Estar en este restaurante, El Roto, me hace especial ilusión". Jordi Cruz (42) lo secunda, con más parabienes: "Él era un futbolista de 28 años, apasionado de la cocina, pero con muchas ganas de aprender. Con esfuerzo se alzó con el premio. Este restaurante funciona como un cohete". Bravo por Jorge, pero apostillo, sin maldad, lo juro: ¿ustedes saben lo que significa esa promoción que dura, a lo sumo, dos minutos? ¿Tienen idea del alcance que tiene? Millonario, un alcance millonario. Eso se traducirá en muchas visitas, en mucha caja, en mucha fama. Que guay, pero insisto en lo de poner el foco en el sector más sangrante, no en este. 

Menos mal que al salir el chaval, ha tirado de humildad: "Soy uno de los muchos privilegiados de haber pasado por el programa. Quiero agradeceros de manera muy sentida la oportunidad que me disteis. Me habéis cambiado la vida". Que te dieron, Jorge, y que te dan, que te siguen dando. "Son los platos más populares en la isla", apunta Pepe. ¡Más promoción! Dicho todo lo anterior, aclarar que me alegro por Jorge Brazález, que se lo ve un tipo trabajador, emprendedor, luchador, con ganas, pero... ¡como muchos, muchísimos españoles... que no tienen su suerte! Por cierto, en la red no ha sentado del todo bien esta promoción ni la presencia de Jorge en el programa. Ahí lo dejo. 

Qué lástima, por cierto, de Raquel Meroño, que no ha sabido liderar los dos equipos de exteriores. Aquello ha sido un caos y ha acabado entre lágrimas. Para terminar, no me ha gustado nada la crítica que le ha hecho Celia Villalobos (71). Poco menos le ha dicho que es una inepta que no sabe cocinar. ¿Y usted, señora, qué es? Más cosas, hablemos de la primera prueba, que ha sido muy especial y, sí, también cargada de polémica. Los aspirantes se han llenado de energía con la visita de algunos de sus familiares y amigosEva de Haro, de Tartísstica y experta en dulces con originales creaciones, ha visitado las cocinas de Masterchef Celebrity.

En este reto los trampantojos han sido los protagonistas. Ninguno de los platos era lo que parece y los celebrities han tenido que replicar las tartas de la invitada. Villalobos ha recibido la visita de su nieta, Alma. La verdad es que me ha gustado mucho verla en su papel de abuela, aunque el carácter la ha acompañado hasta en esos momentos. ¡La tía no deja de ordenar ni de refunfuñar ni siquiera con su nieta delante! Por parte de Raquel Meroño, han sido sus hijas, Martina y Daniela, quienes la han sorprendido. Ainhoa Arteta (56) se ha visto sorprendida por su hijo Iker, que ha dejado momentos para la posteridad cuando ha dicho que "en casa canta mucho" -cariño, me lo creo, no me lo demuestres-, y, sobre todo, cuando ha hecho un apunte político que no ha pasado inadvertido. 

Resulta que ante los ánimos de su madre a golpe de "¡Podemos!", el hijo le ha hecho ver lo que sigue: "Pero Podemos del partido político, no". Algo que, por otro lado, en las redes no ha sentado nada bien. Han llamado al pobre niño "facha". Muy mal por esas voces tan duras e injustas. ¡Estamos hablando de un niño, por Dios! Otra de las cosas que ha llamado mucho la atención ha sido que, si bien casi todos han recibido la visita de familiares, han sorprendido a Florentino Fernández (48) con la visita de María, "una amiga", que él ha definido como su representante. El misterio, claro está, se ha extendido por la red como la pólvora: ¿es que acaso Flo no tiene familia?, se han preguntado muchos. 

Jara, la prima de Nicolás Coronado, en 'MasterChef Celebrity'. TVE

¡Ah, que se me olvida! Por no hablar de las edades de los invitados que, por otro lado, han ayudado a los concursantes con los postres. Y es que, todos eran niños excepto dos: el amigo de Josie (40), Diego, y la prima de Nicolás Coronado (32), hermana de Bimba: Jara Tristancho. Muy en concreto, esta última visita ha levantado bastante polvareda en las redes sociales. Es la hija de Lucía Dominguín (63) y muchos han entendido que Nicolás ha jugado con mucho privilegio en la prueba con su ayuda y visita. "Soy muy espiritual y Jara y yo somos dos mitades de una misma fuerza conjunta", ha sostenido Coronado, para recochineo en la red. 

Eso sí, pese al privilegio que se ha 'denunciado' en la red por la edad y demás, lo cierto es que en la cata los jueces no le han dado, precisamente, la enhorabuena a Nicolás. Ha presentado su Ópera Prima, y las críticas no han tardado, hasta el punto que el concursante ha reconocido los defectos: "Me ha dado miedo no llegar, y no le hemos puesto suficiente cariño al relleno", "Las diferencias son obvias". No puedo terminar de hablar de esta primera prueba sin mencionar en un aparte a Josie, que ha vivido su noche más crítica y negra, la peor de todas. 

Su postre, Prada Amorfa, que simulaba una bota, ha enfadado mucho al jurado: "Es la prueba más mala que has hecho en MasterChef. Me molesta tu desinterés", "Ha sido Diego quien te ha descentrado", "Actitud pésima, este camino solo te lleva a tu casa, decepcionante". Le han dado al pobre el delantal negro. Lo han enviado al foso. "No se puede hacer el tonto en MasterChef", le ha clavado el estoque Jordi Cruz. Creo, sinceramente, que se han pasado mil pueblos con él, sí, pero porque también saben que pueden hacerlo. 

Semifinalistas de 'MasterChef Celebrity 5': Flo, Nicolás Coronado, Ainhoa Arteta, Raquel Meroño, Josie y La Terremoto.

[Más información: El tuit indiscreto con el que MasterChef Celebrity machaca a un concursante en la peor noche de Gonzalo]